Abrieron un comedor y pasaron de 200 a 1600 viandas por la crisis alimentaria

Depende de la Fundación Carmela Fassi, ubicada en El Resguardo, Las Heras. También funciona un Centro de Actividades Educativas. Cómo ayudar.

Abrieron un comedor y pasaron de 200 a 1600 viandas por la crisis alimentaria

Un grupo de voluntarios, a las órdenes de un cocinero, elabora y luego reparte las viandas todos los sábados. Foto: gentileza Carolina Cacciavillani

Sociedad Unidiversidad Efecto pandemia / por Verónica Gordillo / Publicado el 17 DE MAYO 2021

Frente a una necesidad, una respuesta: esa fue la lógica que siguieron integrantes del Centro de Actividades Educativas (CAE) 326 de El Resguardo, en Las Heras, cuando, al inicio de la pandemia, advirtieron la creciente dificultad de su comunidad para alimentarse. A las actividades educativas sumaron un comedor solidario, donde comenzaron con la elaboración de 200 viandas que ahora son 1600, una medida de la problemática que enfrentan muchas familias en Mendoza.

El CAE, que depende de la Fundación Carmela Fassi, funciona en el Parque Industrial de Las Heras. Su trabajo aborda a jóvenes y adultos con discapacidad intelectual y vulnerabilidad socioeducativa.

La directora del centro, Carolina Cacciavillani, explicó que decidieron abrir el comedor al advertir la vulnerabilidad alimentaria de su comunidad. Dijo que, con el correr de los meses, fue necesario ampliar la ayuda, por lo que hoy trabajan con referentes de cinco merenderos de la zona para brindar respuestas a las familias que atraviesan por una situación compleja.

 

De merendero a fundación

Cacciavillani contó que su mamá, Cristina Macello, creó la fundación en el 2000 en plena crisis económica. Comenzó como un pequeño merendero y con el tiempo se transformó en la institución actual. Ahora, asisten al CAE 50 personas en forma presencial. Van de lunes a viernes de 9 a 16; además de las actividades educativas, desayunan y almuerzan en el lugar.

La directora explicó cómo se organizan. Durante la semana, realizan la recolección de insumos para las viandas, para lo cual es esencial el aporte de la Red Alimendar, de la Fundación Banco de Alimentos Mendoza y de los donantes particulares, ya que deben comprar algunos productos, no solo para el comedor, sino para preparar el desayuno y el almuerzo de quienes asisten al CAE. Antes de la pandemia recibían ayuda oficial, pero esta se cortó cuando comenzó la crisis sanitaria.

Los viernes se reúnen en el predio del CAE referentes de cinco merenderos de la zona y seleccionan, lavan y cocinan todos los ingredientes. El sábado a las 8 se suma un grupo de voluntarios y voluntarias que, a las órdenes de un cocinero, elabora la comida y reparte las viandas, siempre teniendo como referencia a los merenderos.  

La directora comentó que comenzaron con 200 viandas y que ahora realizan 1600, que se reparten entre familias de asentamientos como 5000 Lotes, Belgrano, Santa Rita y Borbollón. Dijo que las comunidades a las que asisten son muy vulnerables y vulneradas, que en su mayoría son carreteleros, personas que juntan cartón, trabajan con la basura en El Borbollón o realizan distintas changas.

Quienes deseen colaborar con el comedor, en especial con fideos, arroz, salga, aceite y condimentos, pueden comunicarse a los siguientes números: 2615587323 y 2615401444.