Adolescentes en casa: aconsejan "darles espacio" durante la cuarentena

Distintos especialistas aseguran que es necesario dejarlos “vivir a contramano” para que logren una mejor interacción con sus pares.

Adolescentes en casa: aconsejan "darles espacio" durante la cuarentena

Foto: ilustrativa

Sociedad Unidiversidad Salud / por Por Unidiversidad / Fuente: Télam / Publicado el 12 DE MAYO 2020

Los adultos deben "darles su espacio" a los adolescentes en la cuarentena por la pandemia de coronavirus, dejarlos vivir "a contramano" y "acostarse a cualquier hora" para que puedan conectarse con sus pares y, además, "buscar compartir actividades con ellos y estar abiertos al diálogo, sobre todo si es una inquietud de ellos", señalaron especialistas. "En la adolescencia se necesitan espacios diferenciados y no compartidos con la familia. Es frecuente el cambio de horarios, que se viva a contramano de los demás en la casa para usar los espacios en momentos de silencio o tener la casa disponible para conectarse con sus amigos, ya que están todos encerrados por la cuarentena", dijo a Télam Agustina Cermade, psicóloga especialista en adolescentes.

"Que necesiten de este espacio no quiere decir que la familia tiene que desaparecer, siguen siendo dependientes y necesitan de la familia presente. Hay que ofrecer terrenos para la charla y que no haya otros estímulos. Aprovechar como un momento privilegiado para la comunicación, contarse algo del día, compartir frustraciones y enojos en esta situación", aclaró.

"Land Art", la creatividad sin límites de alumnos mendocinos en cuarentena

Un grupo de estudiantes de primer año de una escuela rural de San Rafael sorprendió a sus docentes de Artes Visuales con una serie de creaciones elaboradas con elementos simples hallados en el entorno de sus fincas, con los que retomaron conceptos del Land Art, en medio de la pandemia de coronavirus.

Cermade aseguró que los adultos no deben hablar con los adolescentes desde un lugar "moralista". "El mayor padecimiento de los adolescentes no está en el aislamiento social, porque se genera un contacto por redes con amigos, sino más bien el padecimiento corporal, no estar cerca del otro. La adolescencia es un momento en el que se toma distancia corporalmente de los padres y se acerca a los pares", explicó la psicóloga.

En la misma línea opinó Silvina Valente, ginecóloga y sexóloga clínica, que resaltó que "hay que buscar alguna actividad, un momento para compartir con un hijo adolescente". "Hay que escucharlos, buscar acercarse a hablar, respetarles los tiempos y los espacios. Toda la vida, la sexualidad fue un tabú. Los chicos no lo toman como algo tan natural para hablar con los padres. Se puede hablar de cosas puntuales, como si saben del preservativo y cómo usarlo, si saben de los anticonceptivos", explicó.

Valente aseveró que los adultos deben ‘"ablar con base en lo que te preguntan los adolescentes’"."El interés viene desde que esté habilitado el diálogo. Lo importante es lo que les pasa a los chicos, no a los padres, en esos temas", aclaró.

Un acto creativo: el antídoto contra la angustia y la incertidumbre

El psiquiatra Benigno Gutiérrez dice que el mejor antídoto contra la incertidumbre y la angustia existencial que se potencian en tiempos de pandemia es un acto creativo.

Kevin, un joven de 17 años de Ramos Mejía, contó lo que le pasa con el aislamiento social obligatorio: "Estoy muy aburrido, la verdad que es muy nuevo todo esto. No me adapto. Me gustaba salir con mis amigos". "Estoy siempre en mi pieza. Salgo a comer con mis padres y después me vuelvo a meter", comentó, y manifestó su esperanza de que "la pandemia pase pronto y volver a la normalidad".

Vera, de 15 años y de Parque Patricios, dijo a Télam: "Para pasar los días hacemos 'Netflix parties', videollamadas, escribo y la verdad que tengo mucha tarea. La tarea me ayuda a ordenar un poco las cosas". "Me siento bien, tranquila, aunque es muy importante salir de casa, juntarme con amigos y otras actividades afuera. Tengo amigos que están teniendo problemas con la ansiedad", reconoció. "Con mis papás me llevo bien, la única discusión que tenemos es con el horario, yo me acuesto y me levanto tarde. A mis amigos les pasa lo mismo, vivimos al revés y eso les molesta a los padres", aseguró Vera.

Olivia, de 15 años y que vive en Capital Federal, dijo sentirse "últimamente muy bajoneada". "Extraño mi vida", afirmó. "Me distraigo cosiendo, mirando series, pintando, escuchando música, pero no estoy haciendo nada", comentó. "Con mis padres nos estamos llevando muy bien, charlamos bastante. No hablamos de sexualidad o consumo de alcohol, hablamos de otras cosas", aseguró Olivia.

Inspirar desde la adolescencia

Trabajar la empatía, descartar estereotipos inalcanzables, aprender a conectarse desde la comunicación y saber sobrellevar los cambios son cuestiones sobre las que tomamos plena conciencia, si tenemos suerte, en la adolescencia inicial -cuando la vida inexorablemente se complejiza- y que nunca nos dejan de acompañar.

Gabriela Torres, titular del Sedronar, dijo a Télam: "Los adolescentes están muy solos con lo que creen que es el consumo y lo que consumen".

"Es un tema que se habla poco, que entra en un cono de silencio. Es un tiempo en el cual con los adolescentes hay que empezar a comunicarse de otra manera, no con interrogatorios, sino conocerlos, saber qué les pasa, cómo están", afirmó.

"Compartir actividades, comentar algo, ver videos, ver qué les causa gracia. Conocer la identidad de ese adolescente. La pandemia es un contexto difícil para los adultos, pero los adolescentes la pasan peor", indicó Torres.