ONU: “El mundo debe despertar, nunca ha estado tan amenazado"

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, advirtió al inaugurar una nueva asamblea que el mundo está "al borde de un abismo" por múltiples crisis. El presidente Alberto Fernández dará su discurso de manera virtual.

ONU: "El mundo debe despertar, nunca ha estado tan amenazado"

Foto: AFP

Sociedad

Cambio climático

Unidiversidad

Unidiversidad / Fuentes: Télam, Infobae

Publicado el 21 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Este martes comenzó la sesión N.º 76 de la Asamblea General de Naciones Unidas (ONU), en la que participarán más de 100 jefes de Estado, en medio de la pandemia de COVID-19 y la crisis en Afganistán. El secretario general de la ONU, António Guterres, al inaugurar la Asamblea, habló sobre los pocos avances en la lucha contra el cambio climático: "El mundo debe despertar, nunca ha estado tan amenazado. Estamos al borde de un abismo". El presidente Alberto Fernández dará su discurso de forma virtual.

Guterres advirtió que el mundo está "al borde de un abismo" por múltiples crisis y aseguró que, con la pandemia, la humanidad aprobó "la prueba de ciencia" con la creación de vacunas anticovid en tiempo récord, pero se desaprobó "ética" por la creciente desigualdad global.

El diplomático portugués presentó un sombrío análisis de la coyuntura internacional, marcada a su juicio por la falta de unión en la respuesta a la pandemia, los pocos avances en la lucha contra el cambio climático, las crecientes desigualdades y las crisis en países como Afganistán, Yemen y Etiopía.

"Estoy aquí para encender la alarma, el mundo debe despertarse. Estamos al borde de un abismo y debemos detenernos", afirmó Guterres antes líderes internacionales reunidos en Nueva York.

La sesión de alto nivel de la Asamblea General de la ONU, en la que participan presencialmente cerca de un centenar de jefes de Estado y de Gobierno y decenas de ministros y ministras, tras el parón del año pasado por la pandemia, continuará hasta el lunes.

Secretario general de la ONU, António Guterres. Foto: Reuters

Estados Unidos y China

A la vez, Guterres apuntó en particular a Estados Unidos y China, a los que instó a entablar un diálogo tras las crecientes tensiones en su relación. “Me temo que nuestro mundo está avanzando hacia dos conjuntos diferentes de reglas económicas, comerciales, financieras y tecnológicas, dos enfoques divergentes en el desarrollo de la inteligencia artificial y, en última instancia, dos estrategias militares y geopolíticas diferentes”, afirmó. 

La cumbre contará con el primer discurso ante el organismo mundial del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, que ha descrito una China autoritaria y en ascenso como el desafío supremo del siglo XXI. El presidente chino, Xi Jinping, también se dirigirá a las Naciones Unidas, pero por video, debido a las restricciones por la pandemia.

Guterres, que está en el último año de su primer mandato al frente de la ONU y que iniciará su segundo período en enero, ya alertó en 2018 sobre la “división” chino-estodounidense y calificó de “nueva guerra fría” al riesgo de un mundo bipolar prisionero de las tensiones entre las dos grandes potencias.

 

Golpes de Estado

Guterres aseguró que las divisiones entre esas dos potencias retrasaron los esfuerzos en otras prioridades clave, incluida la reversión de los golpes de Estado. En una alusión implícita a Birmania, Malí, Guinea o Sudán, el responsable de la ONU lamentó asistir “asimismo a una explosión de tomas de poder por la fuerza”.

"Los golpes de Estado militares están de regreso. La falta de unidad en el seno de la comunidad internacional no ayuda”, agregó el jefe de la ONU, señalando con el dedo a Beijing y Washington.

“Las divisiones geopolíticas socavan la cooperación internacional y limitan la capacidad del Consejo de Seguridad para tomar las decisiones necesarias. Al mismo tiempo, sería imposible superar los desafíos económicos y de desarrollo dramáticos mientras las dos grandes economías del mundo están en desacuerdo”, aseguró.

Foto: Télam

Fernández, ante la ONU

El presidente Alberto Fernández hablará este martes ante la Asamblea. Calificará el préstamo otorgado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) a la Argentina durante el gobierno de Mauricio Macri como "tóxico e irresponsable", reivindicará los derechos argentinos en las Malvinas y reiterará el pedido de colaboración internacional para esclarecer el atentado contra la AMIA, entre otras cosas.

El mandatario dará su discurso alrededor de las 17, de acuerdo con la lista de oradores, y lo hará de manera virtual través de un mensaje grabado. Esta será su segunda participación en su carácter de jefe de Estado en una reunión plenaria del organismo internacional, según se indicó oficialmente.

En su mensaje, Fernández reclamará la necesidad de una "reconfiguración" de la arquitectura financiera global en el marco del rol que ha jugado el FMI en los últimos años en el mundo y en la Argentina en particular, dijeron fuentes oficiales. Sobre este tema, requerirá una solución al problema de las deudas insostenibles de los países de renta media, al generarse un endeudamiento "tóxico e irresponsable" con el FMI.

El Presidente además remarcará el impacto mundial de la pandemia, que sacó a la luz la situación de desigualdad e inequidad que existe entre los distintos países, y que está reflejado no solo en la producción y distribución de vacunas contra la COVID-19, sino también en sus consecuencias económicas y sociales.

Fernández abordará en su mensaje los problemas que genera el cambio climático, como también sus consecuencias, e instará nuevamente a asumir el compromiso necesario para atender la amenaza que representa para el futuro, al tiempo que hará un detalle de los compromisos asumidos por Argentina para la defensa del medio ambiente. Al aludir al flagelo mundial que significa el terrorismo, el mandatario señalará que la lucha contra este se debe dar respetando el derecho internacional, y reiterará el pedido de colaboración para poder llegar al esclarecimiento del atentado a la AMIA, ocurrido el 18 de julio de 1994 y que arrojó un saldo de 85 muertos.

Además, el Presidente dedicará un capítulo de su discurso para reafirmar los derechos inalienables de la soberanía argentina sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes.

En ese contexto, renovará el pedido a la comunidad internacional, y en especial al Reino Unido, de que se cumpla lo establecido en la Resolución 2065 de Naciones Unidas sobre esa cuestión. En esa resolución, aprobada el 16 de diciembre de 1965, la Asamblea General de la ONU reconoció la existencia de una disputa de soberanía entre el Reino Unido y la Argentina en torno a las Islas Malvinas y estableció que el caso se encuadra en una situación colonial que debe ser resuelta. Por ello, constituye uno de los últimos casos de colonialismo aún vigentes.  

onu cambio climático guterres