Bombardeos en Siria: muertes masivas y alerta de la ONU

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, alertó sobre los ataques oficiales desde el 16 de julio en hospitales, colegios y mercados populares de las ciudades de Idleb y Alepo.

Bombardeos en Siria: muertes masivas y alerta de la ONU

Foto: Plano Informativo

Internacionales Unidiversidad por Télam / Diario El Mundo / Publicado el 26 DE JULIO 2019

La ONU denuncia la muerte de más de 100 civiles en bombardeos del Gobierno en los últimos días. La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, denunció hoy que al menos 103 civiles sirios, entre ellos 26 niños, murieron en los últimos 10 días en ataques aéreos lanzados sobre colegios, hospitales y mercados por el Gobierno de Bashar al Assad y sus aliados.

Bachelet detalló la serie de bombardeos realizados desde el 16 de julio en las ciudades de Idleb y Alepo, entre los que destaca el ocurrido el martes, cuando 40 civiles murieron, incluidos varios niños, por dos ataques aéreos contra la localidad de Maarat al Numan (Idleb), uno de los cuales alcanzó un popular mercado.

"Se trata de objetivos civiles y parece altamente improbable, dado el persistente patrón de estos ataques, que todos hayan sido alcanzados por accidente", dijo Bachelet en un comunicado citado por la agencia de noticias DPA.

Los bombardeos se enmarcan en la ofensiva que Al Assad y sus aliados, entre ellos, Rusia con su Fuerza Aérea, iniciaron el pasado abril sobre la provincia noroccidental, último bastión de la oposición siria, en la que han muerto al menos 450 civiles, subrayó Bachelet. La expresidenta chilena indicó que la ONU investiga otros tres ataques recientes llevados a cabo por grupos armados no estatales en zonas controladas por el Gobierno en Hama y Alepo que dejaron al menos once víctimas civiles.

"A pesar de ser objeto de un acuerdo para rebajar las hostilidades, Idleb y sus alrededores han atestiguado una grave escalada militar con graves consecuencias humanitarias para millones de civiles que intentan sobrevivir allí", lamentó. También recordó a las partes en conflicto: "Los ataques intencionados contra civiles son un crimen de guerra y aquellos que los ordenan o los llevan a cabo son penalmente responsables".

La Alta Comisionada criticó, asimismo, la "aparente indiferencia internacional" ante los ataques contra objetivos civiles y recordó que en los primeros años de la guerra en Siria, "el mundo mostraba una considerable preocupación por lo que estaba pasando", pero "ahora, los ataques aéreos matan y mutilan a numerosos civiles todas las semanas y la respuesta parece ser un desdén colectivo".
 

Luego cargó contra "un Consejo de Seguridad paralizado por el persistente fracaso de sus cinco miembros permanentes a la hora de llegar a un acuerdo para usar su poder y su influencia para detener los combates y la matanza de una vez por todas".

 

La pesadilla de niños niñas

"La situación actual en Idlib es una pesadilla. Las heridas que estamos observando son horripilantes. Está claro, una vez más, que los niños están muriendo en ataques indiscriminados", denuncia Sonia Khush, responsable del programa para Siria de Save the Children. "Los bombardeos son implacables. Es como si todas las partes hubieran dejado de combatir entre ellas para empezar a combatir contra los civiles", critica Ahmad, un testigo recogido por esta ONG.

Desde el comienzo de la última operación de las fuerzas leales al gobierno del presidente Bashar Asad, se han registrado más de 600 muertos en Idlib. Cientos de miles se han visto forzados a desplazarse, según el Observatorio Sirio para los DDHH. Todo esto, a pesar de la mesa de negociación de Astana, un proceso impulsado por Rusia y Turquía para fomentar un alto al fuego en Idlib que hoy es, a todas luces, inexistente. Ni el bando de Asad ni la principal brigada opositora han cumplido con la tregua, según el diario español El Mundo

"Los ataques indiscriminados y la destrucción de las infraestructuras civiles no pueden justificarse bajo ninguna circunstancia. La UE recuerda que todas las partes en el conflicto están obligadas a respetar el derecho internacional humanitario y a garantizar el acceso humanitario sin trabas a todas las personas necesitadas", reza el último comunicado del Grupo de Acción Externa de la Unión Europea. Llamadas que nadie escucha porque el fragor mortífero de la guerra no lo permite.