Científicas buscan desarrollar un tratamiento con romero para tratar la endometriosis

Quieren reemplazar la terapia hormonal que se emplea habitualmente. En qué consiste la novedad que podría cambiar la manera de abordar la enfermedad.

Científicas buscan desarrollar un tratamiento con romero para tratar la endometriosis

Foto: Télam

Ciencia Unidiversidad Salud / por Unidiversidad / Fuente: Télam / Publicado el 01 DE MARZO 2021

Científicas argentinas buscan desarrollar un tratamiento para tratar la endometriosis a base de un extracto de la planta de romero. Esta sustancia contiene compuestos esenciales para evitar la irrigación de las lesiones y podría reemplazar a los procedimientos hormonales con los que se aborda esta enfermedad, que afecta al 10 % de las personas con útero.

"Uno de los problemas de esta enfermedad es que el tratamiento que se les ofrece a las pacientes primero incluye una cirugía de remoción de las lesiones por laparoscopía. Luego se les da un tratamiento hormonal para bajar los estrógenos en sangre, que son la fuente que les permite a las lesiones crecer", dijo Gabriela Meresman, directora de esta investigación del Instituto de Biología y Medicina Experimental (Ibyme) del Conicet y la UBA, fundado en 1944 por el doctor Bernardo A. Houssay.

 

Qué sucede con el tratamiento que se aplica hoy

Cuando se dejan de dar los tratamientos hormonales, las hormonas vuelven a los niveles de siempre; además, los tratamientos son por un tiempo limitado, explicó la científica. "Cuando ese tiempo se termina, ya que no lo pueden dar por siempre, las lesiones vuelven a crecer, entonces hay un problema de reincidencia de la enfermedad", añadió.  "Otro problema que tiene el tratamiento hormonal es que, mientras se lo está dando, la paciente no puede quedar embarazada", sostuvo Meresman.

 

¿En qué consiste la endometriosis?

La endometriosis es una afección en la que el tejido que normalmente reviste el interior el útero (el endometrio) crece fuera del útero, en lugares donde no debería estar, como en los ovarios, las trompas de Falopio, la parte externa del útero y los órganos abdominales.

La enfermedad afecta al 10 % de la población femenina y, en el país, la padecen alrededor de 1 millón de mujeres. Suele ser diagnosticada con mayor frecuencia entre los 30 y los 49 años.

Puede causar períodos menstruales muy dolorosos, sangrado abundante y dificultades para lograr un embarazo.

Foto: Télam

VER TAMBIÉN: Ciencia y tecnología: solo el 22 % de los altos cargos están ocupados por mujeres

 

Las terapias naturales y un punto de conexión con el cáncer

"Con esta problemática, estábamos pensando una alternativa terapéutica que se pueda administrar a las pacientes de forma crónica. Venimos trabajando en endometriosis hace muchos años y somos uno de los grupos pioneros en Argentina, ya que hay pocos antecedentes sobre el tema porque es un enfoque bastante novedoso", contó Meresman.

La investigadora explicó que llegaron a hacer pruebas con la planta romero debido a que "la endometriosis se parece al cáncer en cuanto al mecanismo mediante el cual las lesiones se irrigan en otro sector,y hace mucho tiempo que se están estudiando terapias naturales en cáncer". "Esta planta contiene ácido carnósico y ácido rosmarínico, activos que ejercen efectos antioxidantes, antiinflamatorios, antiproliferativos y antiangiogénicos, que son esenciales para evitar la reproducción celular y la irrigación de las lesiones, lo que detendría su crecimiento", precisó la investigadora.

Hasta el momento, las investigadoras obtuvieron resultados alentadores en los modelos de laboratorio y en pruebas con animales.

VER TAMBIÉN: Ley de Financiamiento para Ciencia y Técnica: un logro celebrado por la comunidad científica

Según explicaron las científicas (el equipo incluye a las doctoras Luciana Ferella y Carla Olivares), el extracto de romero no está en el mercado, ya que es muy novedoso, por lo que están trabajando en conjunto con dos laboratorios para que uno otorgue el extracto, y otro que permita estandarizarlo y comercializarlo.

"Todavía estamos en la fase de obtener ese extracto, poder estandarizarlo y llevarlo al mercado; eso va a tardar un par de años, si todo sale bien. Buscamos poder administrarlo de manera oral, como una pastilla", adelantó Meresman. La investigadora destacó que por este trabajo ganaron el subsidio Pict Start Up, del Fondo para la Investigación Científica y Tecnológica (Foncyt).

Por último, Meresman aseguró que les "interesa mucho llegar a las pacientes, que esto no sea una investigación aislada para hablarles a 30 científicos".

"Trabajamos en una enfermedad que es muy prevalente y que las mujeres sufren mucho. Hay mucha necesidad de nuevas alternativas. Nos sentimos muy apoyados por las pacientes y no pensamos en otra cosa más que en llevar una alternativa para que la pasen un poco mejor", aseveró.

"Personalmente, esta investigación, que es aplicada a la clínica de manera tan directa y que puede llegar a calmar un problema que tienen tantas mujeres, es especial por ser mujer. En nuestro staff somos mujeres, estamos sensibilizadas con el tema", concluyó.