Comienza el juicio por el homicidio de Johana Chacón

El único imputado es Mariano Luque, que cumple condena por el crimen de Soledad Olivera. El testimonio de la hermana de la adolescente será clave en el proceso.

Comienza el juicio por el homicidio de Johana Chacón

Hace seis años, Johana Chacón se bajó del micro que la trasladaba desde la escuela hasta la puerta de la finca donde vivía. Fue la última vez que la vieron.

Sociedad

Unidiversidad

Verónica Gordillo

Publicado el 19 DE SEPTIEMBRE DE 2018

La comunidad de Tres de Mayo pintó seis signos de pregunta, uno por cada año sin Johana Chacón. Quizás este 19 de septiembre comience a hilvanarse alguna respuesta cuando se inicie el juicio contra Mariano Luque, el único acusado por el homicidio de la adolescente lavallina.

Justamente para exigir respuestas, la exdirectora de la escuela a la que asistía Johana y referente en su búsqueda, Silvia Minoli, pidió a la comunidad mendocina que se congregue en la puerta del Poder Judicial en la apertura del proceso.

Los magistrados Rafael Escot, Gonzalo Guiñazú y Aníbal Crivelli tendrán la responsabilidad de determinar si el obrero rural es el culpable del crimen de Johana. El hombre cumple una condena a 12 años, ya que fue sentenciado por el homicidio de Soledad Olivera, otra mujer que vivía en la misma localidad y a la que sus hermanas vieron por última vez el 18 de noviembre de 2011.

El obrero rural se sentará por tercera vez en el banquillo de los acusados. Dos veces lo hizo por el caso Olivera: en el primer juicio fue absuelto por el beneficio de la duda, pero la Suprema Corte anuló la sentencia y ordenó realizar otro proceso. En el segundo fue condenado a 12 años, una sentencia que quedó firme. Ahora, se enfrenta a un nuevo juicio por homicidio.

En la sala de debate estarán, además de los jueces y el acusado, sus defensores, María del Carmen y Armando Aguilar, y los querellantes, Fernando Peñaloza por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y Pablo Salinas y Viviana Beigel por la Asociación para la Promoción y Protección de los Derechos Humanos (Xumek).

Condenaron a Luque por matar a Soledad

Los integrantes de la Tercera Cámara del Crimen le dieron al obrero 12 años de prisión por el homicidio simple de la mujer lavallina. La defensa apelará la sentencia.

 

Testimonio clave

Durante el proceso, será clave el testimonio de Beatriz Chacón, hermana de Johana y expareja del único imputado en la causa. La mujer dijo primero ante la Justicia federal, y luego lo ratificó ante la provincial, que el hombre había ahorcado a la adolescente delante de ella, y que luego había quemado y enterrado su cuerpo. Con base en su declaración, Luque fue imputado y detenido por el homicidio el 6 de noviembre de 2015.

Tras el testimonio de la joven, la Justicia ordenó nuevos rastrillajes en el predio de la finca Curallanca, donde vivían Luque, Beatriz y sus hermanos, incluida Johana. Con la anuencia del procurador, Alejandro Gullé, en diciembre de 2016 cinco arqueólogas forenses integrantes de la organización Acciones Coordinadas Contra la Trata de Personas (ACC) obtuvieron material en distintos sitios de la localidad de Tres de Mayo, pero el mismo nunca fue analizado y permanece en custodia en el Poder Judicial.

Chacón: a 4 meses de las excavaciones aún no enviaron restos hallados en Lavalle

Lo confirmó la titular de la organización Acciones Coordinadas contra la Trata de Personas (ACC), Celeste Perosino, una de las profesionales que realizó el trabajo.

 

La trama de relaciones

La vida de las dos víctimas y de quien la Justicia señaló como su victimario se desarrolló en la misma localidad, la de Tres de Mayo, en Lavalle, a 43 kilómetros de la Ciudad de Mendoza. Sobre la Ruta 36 está la escuela Virgen del Rosario, a la que asistían Johana y los hijos de Soledad; unos metros más adelante se ubica el barrio Los Paraísos de Curi, donde vivía Olivera, y luego hay fincas, en una de las cuales vivían Luque con su madre, su padrastro y los cinco hermanos Chacón, entre ellos, Johana y Beatriz, que fue su pareja.

El fiscal Santiago Garay, que lideró la investigación hasta que ingresó a la unidad de Delitos Económicos, siempre defendió la teoría de que Luque era la clave para resolver ambos casos. Sus fundamentos fueron que el obrero mantenía una relación con Olivera (lo que quedó probado en el juicio) y que compartía la vivienda con Johana, además de ser en ese momento la pareja de su hermana Beatriz.

Las 12 hectáreas de la finca Aragón, en la que vivían Luque y los hermanos Chacón, fue rastrillada en varias oportunidades sobre la base de los testimonios de las hermanas de Olivera, quienes aseguraron que la joven fue a encontrarse con el hombre la última vez que la vieron, y a partir de que los compañeros de Johana aseguraron que la habían visto bajar del micro en la puerta del enorme predio. Pese a esto, nunca se encontraron rastros de ninguna de las jóvenes.

Seis signos de interrogación, que representan los seis años sin Johana Chacón. Quizás con el inicio del juicio, la Justicia comience a hilvanar alguna respuesta sobre el destino de la adolescente.

johana chacon lavalle soledad olivera mujeres luque justicia minoli