Cómo luchan brigadistas, bomberos y militares contra los incendios en el Delta del Paraná

El cerebro y el corazón de la lucha contra los incendios forestales se trasladó al aeródromo de la localidad santafesina de General Alvear, donde se coordina el trabajo. El fuego ya consumió más de 200 mil hectáreas y todos los días se registran entre dos y tres incendios intencionales en la zona.

Cómo luchan brigadistas, bomberos y militares contra los incendios en el Delta del Paraná

Fotos: Cris Sille

Sociedad

Incendios en Argentina

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 25 DE AGOSTO DE 2022

Brigadistas forestales, bomberos y militares tuvieron que reforzar este miércoles las tareas para contener el avance del fuego en la zona del Delta del río Paraná, que ya consumió más de 200 mil hectáreas, mientras coordinan con las fuerzas de seguridad las tareas de control y vigilancia sobre un territorio de medio millón de hectáreas en las islas entrerrianas donde se registran diariamente entre dos y tres incendios intencionales.

Seis focos seguían activos en las localidades santafesinas de San Jerónimo (Fefe), entrerrianas de Victoria (La Chata, Negro, Victoria 23-08 y Dormilón) y Gualeguay (Charly 2, Isla, Savio y El Intenso) y bonaerenses de Campana (Las Tejas), Zárate (Atucha, Talavera Irigoyen, Casita Nueva, Arauco, Arroyo Ciego, Predio Milagros y Codo Talavera) y Baradero (Baradero, Gaucho Viejo y Florcita Arroyo Los Laureles), según el reporte diario del Sistema Nacional de Manejo del Fuego (SNMF).

Además, efectivos de la Prefectura Naval Argentina (PNA) detuvieron en las últimas horas a tres hombres oriundos de San Pedro (Buenos Aires), acusados de iniciar fuego de manera intencional en la zona del arroyo Tigre, en las islas Lechiguanas, del departamento de Gualeguay, que se suman a los tres detenidos la semana pasada, según informaron fuentes oficiales.

 

El corazón de la lucha contra el fuego

Desde el viernes pasado, el cerebro y el corazón de la lucha contra los incendios forestales se trasladó al aeródromo de la localidad santafesina de General Alvear, donde la Secretaría de Coordinación Militar en Emergencias y el Sistema Nacional de Manejo del Fuego montaron un campamento para coordinar el trabajo de cerca de 300 brigadistas, así como de los helicópteros y aviones hidrantes que operan desde este lugar y desde San Pedro y Zárate. Junto a la pista del aeródromo que durante todo el día registra la intensa actividad de los helicópteros que despliegan brigadistas en las Islas de Entre Ríos y de los aviones que realizan sobrevuelos de vigilancia o lanzan agua sobre algunos focos, el Ejército Argentino montó las carpas en las que funcionan los puestos de comunicación, comando y logística del operativo.

 

Allí, la secretaria de Coordinación Militar en Emergencias, Inés Barboza Belistri, y el titular del SNMF, Alberto Seufferheld, encabezan cada tarde a las 19 la reunión en la que se analiza la información satelital disponible y la que traen los brigadistas replegados de las islas para diseñar el plan de acción de la jornada siguiente. La actividad en el campamento es vertiginosa y su dinámica es guiada por lo que sucede en la primera línea de combate contra las llamas: así fue como se decidió enviar a una unidad de brigadistas cordobeses a una ubicación que necesitaba apoyo o solicitar que la base de la Armada en Zárate enviara 20 efectivos a Santa Fe.

 

También en ese marco se coordinó el operativo con la policía de Entre Ríos para detener días pasados a personas que fueron detectadas prendiendo fuego con un tractor en las islas de esa provincia.

Aunque el aeródromo está ubicado a unos 20 kilómetros del fuego, el humo de las quemas está presente en forma permanente y se refleja en los ojos irritados de muchos brigadistas, a los que se ve buscar la sombra de los árboles para descansar después de agotadoras jornadas de lucha contra el fuego y debajo del sol con pesados uniformes que los protegen de las quemaduras.


 

"La situación es muy compleja"

"La situación es muy compleja porque los incendios se producen en la zona de islas y, con la bajante que hay, solo se puede acceder por vía aérea. Además, se suma que todavía hay muchos productores generando nuevas quemas, todos los días detectamos dos o tres nuevas y tenemos que estar corriendo detrás de esos focos para apagarlos antes de que crezcan", sostuvo el titular del SNMF. Seufferheld precisó: "Entre el campamento en General Alvear y el que tenemos en San Pedro, hay medio millón de hectáreas que todavía no se incendiaron y donde todos los días hay personas prendiendo fuego; por eso estamos coordinando con las fuerzas de seguridad para que nos apoyen yendo a detener a las personas que nos encontramos comenzando nuevos focos".

"Los brigadistas salen todos los días a tratar de contener el avance de las llamas y muchas veces duele que un par de kilómetros más allá se empieza a ver el humo de otra quema de alguien que, por ahí, está acostumbrado a quemar de toda la vida, pero que no toma en cuenta ni la sequía ni los riesgos", agregó.

 

Recursos

Las Fuerzas Armadas desplegaron más de un centenar de efectivos, dos camiones Unimog, un camión semirremolque, una terminal de comunicación satelital, una central meteorológica y 10 grupos electrógenos, entre otros equipos.

En cuanto a medios aéreos, se encuentran desplegados dos helicópteros de la Fuerza Aérea y tres helicópteros medianos Huey II de la aviación de Ejército que ya trasladaron a más de 1600 brigadistas hacia las zonas de los focos, operando un aeródromo de campaña con cisternas de combustible aeronáutico provenientes del Batallón de Abastecimiento y Mantenimiento de Aeronaves 601.

Las instalaciones del Comando Operativo de Emergencia contemplan un puesto de comando instalado en una carpa de campaña con sistema de comando y control, integrado por las agencias que intervienen en la operación. Además, se sumaron carpas preparadas para albergar tareas de comunicación, cocina (con capacidad para elaboración de 100 raciones), comedor con calefacción y refrigeración, y alojamientos acondicionados con catres de campaña.

Asimismo, se encuentran afectadas las unidades de apoyo a la emergencia pertenecientes al área naval fluvial Zárate de la Armada Argentina, el Batallón de Ingenieros Anfibio 121, Batallón de Ingenieros 1, ambos con asiento en Santo Tomé, Batallón de Ingenieros 2 de Concepción del Uruguay, la Compañía de Ingenieros con asiento en San Nicolás y la Agrupación de Ingenieros 601 de Campo de Mayo, todos ellos pertenecientes al Ejército Argentino.

Fuente: Julio Mosle, enviado especial / Télam

indencios delta bomberos brigadistas militares