Cómo se aplica la Interrupción Voluntaria del Embarazo en Mendoza

El domingo 24 de enero entró en vigencia la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y Mendoza ya está dando curso a las solicitudes. La coordinadora provincial para su implementación explica cómo funciona.

Cómo se aplica la Interrupción Voluntaria del Embarazo en Mendoza

Foto: Twitter

Sociedad Especiales IVE en vigencia / por Unidiversidad / Julia López / Publicado el 03 DE FEBRERO 2021

El 14 de enero fue promulgada la ley 27 610 de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y al día siguiente fue publicada en el Boletín Oficial. Días después entró en vigencia y Mendoza ya recibió varias solicitudes. No hay un número preciso de la cantidad pero todas están siendo atendidas.

Según dice la normativa, las intervenciones no deben demorar más de 10 días desde la solicitud. Si bien todavía no hay reglamentación, desde el Programa de Salud Sexual y Reproductiva (PSSyR) de Mendoza aseguran que se les está dando curso. 

Valentina Albornoz es la médica designada para coordinar la puesta en marcha de la implementación de IVE en nuestra provincia. En diálogo con Unidiversidad aseguró que “hay circuitos que están funcionando en todos los efectores de salud pública”. 

VER TAMBIÉN: Nuevo paradigma: entró en vigencia la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE)

“El gran fuerte es que ya venimos hace dos años trabajando con ILE (Interrupción Legal del Embarazo), entonces hay circuitos armados. Lo que hemos hecho es mantener el mismo formato para dar respuesta, adaptado a lo que es IVE. Hemos podido hacer frente con la estructura que tenemos por ahora, en tanto esperemos la implementación definitiva”, sostuvo Albornoz.  

Adaptar la ILE a la IVE quiere decir que, hasta las 14 semanas inclusive, no se requiere diagnosticar una causal a través de un informe psicológico, social o médico. La ley 27 610 garantiza que las mujeres y toda persona con capacidad de gestar puedan acceder a un aborto hasta la semana 14 inclusive del proceso gestacional. A partir de la semana 15 existe la posibilidad de solicitarlo por causales -violación o riesgo para la vida o salud de la mujer o persona gestante-. 

Si bien no es necesaria la reglamentación para la puesta en marcha, desde el PSSyR esperan el decreto reglamentario de la Nación para unificar lineamientos técnicos. Valentina Albornoz explicó que “la idea del Ministerio es adherirse completamente al protocolo que proponga Nación”. Mientras se espera, cuentan con “un proyecto propio en el que ya estamos prolijamente dando curso a las solicitudes que hemos tenido”. 

VER TAMBIÉN: Con un acto en la Casa Rosada, hoy promulgarán la ley de aborto

Para garantizar el acceso a los abortos, Albornoz describió que están trabajando con la línea nacional de Salud Sexual (0800 222 3444) que recibe los casos y trabaja con un sistema de georreferenciación para derivar a cada punto del país. Sus horarios de atención son de lunes a viernes de 9 a 21 y los feriados y fines de semana de 9 a 18. Sumado a esto, en Mendoza buscan habilitar la consulta en todos los centros de salud para darles curso a las demandas.

“La idea es prepararnos para recibir dos flujos de demanda: uno, el 0800 que va a seguir funcionando como venía, para la solicitud directa de la intervención; y otro puede ser la demanda espontánea en los centros efectores”, detalló la coordinadora de la implementación de la IVE en Mendoza.

Esto significa que las personas podrán acercarse a los centros de atención primaria u hospitalaria y allí se las va a orientar en el circuito que deben realizar para acceder a su derecho. Es decir, estudios médicos (ecografía, laboratorio), consejería y entrega de la medicación.

La ley de IVE garantiza, además, la gratuidad de la práctica tanto en el sector público como en el privado ya que obras sociales y prepagas tienen la obligación de cubrir la totalidad de los costos. No solo se brinda información sobre el procedimiento sino también sobre métodos anticonceptivos. La atención se garantiza durante la práctica y en los cuidados posteriores.

 

Algunas dificultades para la implementación

El aborto es ley, pero las personas que obstaculizan siguen presentes en las instituciones: “Siempre existe el sesgo personal de quien se encuentra en el sistema de salud frente a esta situación, siempre contamos con el factor de la obstaculización”, refirió Albornoz. A pesar de esto, también aseguró que no han tenido “resistencias grandes ni planteamientos de orden institucional” para su implementación.

VER TAMBIÉN: Aborto legal: habilitaron un formulario para reclamar en caso de encontrar impedimentos 

La ministra Elizabeth Gómez Alcorta habló acerca de este punto en una entrevista a FutuRock y explicó cómo se puede actuar en estos casos. “Cuando una mujer o persona gestante requiere la interrupción del embarazo en una obra social o prepaga y no la atienden, no la reciben, la obstruyen (...) hay la posibilidad de presentar un formulario en la Superintendencia de Servicios de Salud y también Defensa del Consumidor que tiene la posibilidad de hacer una presentación o reclamo respecto del incumplimiento”, explicó.

Actualmente Mendoza procura ceñirse a los estándares de la OMS y garantiza la mayoría de los abortos de manera ambulatoria, con misoprostol. Las farmacias de los hospitales cuentan actualmente con Misop 200, elaborado por el Laboratorio Domínguez, de origen nacional.

La médica Valentina Albornoz confirmó que “el método más usado es el medicamentoso, con misoprostol”. Y reflexionó sobre la ley provincial 8116 que restringe su venta: “Lo del misoprostol es un tema a resolver (...) No pueden existir dos elementos jurídicos que se contrapongan en su significado, la implementación y la reglamentación de la ley de IVE va contra la 8116”.

VER TAMBIÉN: El misoprostol y una ley demorada para permitir su venta en Mendoza 

Finalmente, respecto de los equipos que garantizan ILE e IVE, Albornoz aseguró que “hoy, casi todos los departamentos cuentan con un efector que pueda orientar a la paciente en el circuito” y sus equipos “están en formación permanente (...) Cualquier centro de salud de cabecera cuenta con un equipo que pueda darle atención a estos casos. Y en un futuro la idea es que todo centro efector, cualquiera sea, pueda habilitar el circuito”.