Con las manos casi vacías, los productores volvieron a Río Negro

Los funcionarios de Agroindustria les prometieron “ponerse a trabajar” para solucionar la crisis. Aún esperan una audiencia con el Presidente o el Jefe de Gabinete, los únicos a los que consideran con poder de decisión.

Con las manos casi vacías, los productores volvieron a Río Negro

Productores de Río Negro durante la protesta en Plaza de Mayo. Foto: publicada por Diario Río Negro.

Sociedad

Unidiversidad

Unidiversidad / Fuente: diario La Nación de Río Negro

Publicado el 25 DE AGOSTO DE 2016

La protesta en la Plaza de Mayo porteña fue un éxito por la repercusión que tuvo en los medios y por la multitud que se acercó a pedir fruta gratis. Sin embargo, en términos políticos, los productores del Alto Valle regresaron este jueves 25 de agosto a Río Negro con las manos casi vacías.

Aunque algunos mantuvieron una reunión con el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, y con funcionarios de menor rango de la misma cartera, no hubo mayores respuestas. En ambos casos, se fueron con el simple compromiso de “ponerse a trabajar” para solucionar la crisis.

“No hubo ninguna promesa específica, dijeron que iban a trabajar en el tema”, contó Sebastián Hernández, presidente de la Cámara de Allen, a diario Río Negro, pero aseguró: “Creo que ahora están más comprometidos después de lo que pasó en Plaza de Mayo”.

En la reunión con Buryaile los presidentes de las Cámaras de Fruticultores adheridos a la Federación Agraria (Allen, Fernández Oro y Río Colorado) entregaron el petitorio, que ya habían dejado en la Casa Rosada el 23, y reiteraron la necesidad de fondos.
 

Una protesta que no fue

El miércoles 24 por la mañana estaba prevista una nueva protesta con entrega de frutas. Sin embargo, a último momento decidieron cancelarla. La justificación formal, y poco creíble, fue que “hubo un malentendido” y creyeron que les quedaba más fruta. Sin embargo, como explica el diario local, esta marcha atrás puede ser consecuencia de que los productores abrieron canales de diálogo con el Gobierno.

Temprano, Mauricio Macri admitió los problemas de los sectores lácteo y frutícola, pero sin demasiadas promesas. Al participar de la apertura de la Jornada del Agro, en la Bolsa de Cereales, dijo que habrá “soluciones sustentables y de largo plazo” y que se avanzará con obras públicas, pero “nunca más con corrupción”.

Minutos después del encuentro con Buryaile, los productores se dirigieron al Congreso para encontrarse con referentes del Frente Renovador, entre ellos Felipe Solá, para pedir acompañamiento en la sanción de una ley que establezca un precio para la fruta que incluya el costo de producción y un margen de ganancia, y la creación de un Instituto Nacional de la Pera y la Manzana (INPM), un proyecto que presentarán las diputadas de Río Negro María Emilia Soria y Silvia Horne (FpV), y que ya presentó Magdalena Odarda (CC) en el Senado.

Por la mañana hubo reunión entre funcionarios de segunda línea de Agroindustria y la Federación de Productores, y las Cámaras de Productores de Cipolletti y Roca.

A pesar de esto, los productores no recibieron confirmación de audiencia con el Presidente ni con el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, los únicos que consideran con poder de decisión. “Más de lo mismo. Estamos muy desmoralizados, nos vamos con un gusto amargo”, resumió uno de los productores.
 

Cruces en Diputados

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, dio este miércoles 24 su informe mensual de gestión en la Cámara de Diputados y mantuvo un cruce con la rionegrina María Emilia Soria. La diputada del Frente para la Victoria sacó una manzana y preguntó: “¿Sabe lo que es esto? Es una manzana de Chile. Gracias a su política económica hay 700 mil kilos de manzana chilena compitiendo con los productores de Río Negro. ¿Es así como van a ayudar?”.

 

La diputada Soria. Foto: publicada por eldestapeweb.com.

 

Peña contestó que “el Presidente ha estado junto a los productores los últimos años” y que en “nueve meses no vamos revertir diez años de destrucción de ese sistema de producción”.

“Sentí tristeza, mucha tristeza, al ver tanta gente esperando por una fruta, esa misma fruta que no pueden comprar”, expresó el jefe de Gabinete.

agroindustria productores frutas