Fumar aumenta en el 80 % las probabilidades de sufrir casos graves de COVID-19

Un estudio de la Universidad de Oxford reveló que, así como fumar aumenta el riesgo de contraer una enfermedad cardíaca, también aumenta los riesgos de hospitalizaciones por COVID-19. Cada 29 de septiembre se celebrar el Día Mundial del Corazón.

Fumar aumenta en el 80 % las probabilidades de sufrir casos graves de COVID-19

Foto: Pixabay

Investigación

Unidiversidad

Unidiversidad / Fuente: Infobae

Publicado el 29 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Un estudio de la Universidad de Oxford reveló que, así como fumar incide en el riesgo de contraer una enfermedad cardíaca –entre otras afecciones–, las personas fumadoras tienen el 80 % más de probabilidades de ser hospitalizados por COVID-19 que las no fumadoras. El consumo del cigarrillo aumentó durante la pandemia.

Desde que comenzó la pandemia por coronavirus, las y los fumadores fueron incluidos entre los grupos de riesgo de contraer la enfermedad. Recientemente, científicos de la Universidad de Oxford analizaron los registros médicos de 421 000 pacientes del Reino Unido y descubrieron que las personas que fuman tenían más probabilidades de ser hospitalizadas y morir en caso de contraer el virus.

Varios estudios realizados al comienzo de la pandemia informaron una menor prevalencia de fumadores activos entre los pacientes con COVID-19 en comparación con la población general, e incluso un gran estudio poblacional realizado en el Reino Unido encontró que fumar se asoció con menores riesgos de COVID- 19. Sin embargo, a medida que avanzaba la pandemia, otros estudios comenzaron a socavar las afirmaciones.

La primera evidencia concluyente de que, de hecho, el riesgo de desarrollar una enfermedad grave entre los fumadores era el doble que el de los no fumadores provino de un estudio del King’s College de Londres en enero. También encontró que los fumadores tenían el 14 % más de probabilidades de tener los tres síntomas principales del virus: fiebre, tos persistente y pérdida del gusto y el olfato.

Ahora, un análisis más detallado publicado en la revista Thorax mostró un efecto exponencial en el riesgo, lo que ofrece aún más evidencia de que fumar realmente aumenta el riesgo de enfermedades graves.

Las y los fumadores leves, que consumían hasta nueve cigarrillos al día, tenían el doble de probabilidades de morir a causa del virus que las y los no fumadores. En el caso de personas fumadoras moderadas, que fumaban de 10 a 19 cigarrillos al día, tenían cinco veces más probabilidades de sucumbir al virus. Las y los fumadores de más de 20 cigarrillos al día tenían seis veces más probabilidades de morir a causa de una infección por coronavirus.

El doctor Ashley Clift es el investigador principal del trabajo y evaluó que “los resultados sugieren fuertemente que fumar está relacionado con su riesgo de contraer COVID-19 grave”. La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró en junio del año pasado que fumar puede hacer que las personas sean más susceptibles al COVID-19.

“Así como fumar afecta su riesgo de enfermedad cardíaca, diferentes cánceres y todas esas otras condiciones a las que sabemos que está relacionado con el tabaquismo, parece que es lo mismo para COVID-19 –explicó–. Así que ahora podría ser un momento tan bueno como cualquier otro para dejar de fumar”. Consideró también: “Una pandemia respiratoria debería ser el momento ideal para centrar las mentes colectivas en el control del tabaco”.

Foto: Pixabay

Consumo de tabaco en la pandemia

El consumo del cigarrillo aumentó durante la pandemia, según dos estudios internacionales, uno de ellos realizado en Argentina, donde el 35,6 % de las personas consultadas dijo, además, estar comiendo de más y el 41,5 %, realizar menos actividad física que antes. Según los resultados de un relevamiento nacional realizado a mediados de 2020 por la Consultora Julio Aurelio-Aresco, a pedido del Centro de Investigaciones de Enfermedades No Transmisibles (Cienta), 4 de cada 10 fumadores (el 41,6 %) reconocieron estar fumando más que de costumbre durante la cuarentena

Del total de las personas encuestadas, se observó que el 20,8 % fumaba, de los cuales el 16,1 % eran fumadores habituales y el 4,7 % restante lo hacía “ocasionalmente”. La 4.ª Encuesta Nacional de Factores de Riesgo del Ministerio de Salud de la Nación (realizada en 2018 y presentada en 2019) muestra una prevalencia de tabaquismo del 22,2 % en los mayores de 18 años.

Cabe destacar que, del total de las y los fumadores, solo el 30 % intentó dejar de hacerlo, pero sin éxito; el 48,1 % lo pensó, pero no lo intentó, y el 14,5 % ni siquiera lo intentó.

covid fumadores tabaquismo