Efecto zonda: clases suspendidas en más de la mitad de la provincia

La DGE aplicó la medida en las zona centro, norte y este de la provincia. En Luján, Valle de Uco y el Sur hay clases con normalidad.

Efecto zonda: clases suspendidas en más de la mitad de la provincia

En Luján, Valle de Uco y el Sur se dictan clases con normalidad. Foto: print de pantalla.

Sociedad Unidiversidad Zonda / por Unidiversidad / Publicado el 08 DE OCTUBRE 2018

Por recomendación expresa de Defensa Civil, la Dirección General de Escuelas suspendió el dictado de clases en las zonas Centro, Norte y Este de la provincia para los turnos vespertino y nocturno debido a fuertes ráfagas de viento zonda.

La medida abarca todos los niveles y modalidades educativos de Ciudad, Guaymallén, Godoy Cruz, Miapú, Las Heras, Lavalle, San Martín, Junín, Rivadavia, Santa Rosa y La Paz.

En el resto de la provincia, es decir, Luján de Cuyo, Tunuyán, Tupungato, San Carlos, San Rafael, General Alvear y Malargüe, las clases se desarrollan con normalidad. Ante la llegada de este fenómeno climático, desde Defensa Civil recomiendan cerrar la casa herméticamente, evitar esfuerzos y manejar con precaución.

 

 

Medidas de precaución para sufrir lo menos posible el viento zonda

  • Cierre la casa lo más herméticamente posible para evitar la entrada del aire seco y caliente del exterior. Tape con trapos húmedos todas las pequeñas aberturas, como marcos de puertas y ventanas.
  • En casos extremos, trate de aumentar artificialmente la humedad del medio ambiente interior de su casa, mediante rociado o regado del piso o paredes.
  • Evite realizar esfuerzos. Si es hipersensible a este fenómeno climático, consulte previamente al médico.
  • Hidrátese permanentemente y asegúrese de que lo hagan niños y adultos mayores. 
  • Trate de reducir al mínimo su permanencia en el exterior, evitando exponerse a la radiación solar por mucho tiempo. Suele ser aconsejable tomar duchas de agua fresca.
  • Evite la inhalación del polvo suspendido en el aire que arrastra el viento y protéjase los ojos. No toque objetos metálicos: su cuerpo puede producir descargas eléctricas.
  • Sea precavido cuando se encuentre en lugares descubiertos. Por momentos, las fuertes ráfagas del viento zonda pueden arrancar chapas, tejas u otros objetos de los techos y arrojarlos con fuerza a grandes distancias.
  • Manténgase alejado de los árboles grandes y frondosos de madera frágil; la fuerza del viento puede quebrar algunas de sus ramas y arrojarlas sobre usted.
  • No estacione su automóvil bajo los árboles. Instale descargas a tierra.
  • Si conduce, extreme la precaución.
  • Sea precavido con el manejo de materiales inflamables y elementos que pueden provocar chispas o fuego, ya que la sequedad del ambiente durante la presencia del zonda eleva la posibilidad de incendios. Asegúrese de apagar completamente la colilla del cigarrillo antes de arrojarla.
  • Planifique las construcciones en función de la ráfaga máxima estadística para su zona. Prevea los equipos de aire acondicionado con humificadores de ambiente.
  • Planifique la forestación en forma tal que reduzca los efectos del zonda. Existen estudios micrometeorológicos sobre el comportamiento del viento cercano a la superficie de la tierra.
  • En muchas regiones del mundo se postergan operaciones quirúrgicas ante la inminencia de este tipo de vientos.
  • Evite volar, especialmente con aeronaves de pequeño porte. Si lo sorprenden en vuelo las ráfagas, eluda las zonas sotavento de obstáculos orográficos; la turbulencia puede ser severa y generar fuertes corrientes descendentes.

 

Soplaré, soplaré: ¿qué es el riesgo de Zonda?

Especialistas de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCUYO explican el fenómeno climático propio de esta provincia. Cuáles son las causas de este viento seco, cálido y violento y qué impacto tiene en buena parte de la población.