El costo de menstruar: por año, una mujer debe destinar entre $2930 y $3780

Este 28 de mayo es el Día Internacional de la Higiene Menstrual. Según los datos publicados por la organización Economía Femini(s)ta, las cifras corresponden a los valores de marzo.

El costo de menstruar: por año, una mujer debe destinar entre $2930 y $3780

Foto: La Nación

Sociedad

Unidiversidad

Unidiversidad / Fuente: Economía Femini(s)ta

Publicado el 27 DE MAYO DE 2020

Este 28 de mayo es el Día Internacional de la Higiene Menstrual y, según estimaciones de la organización Economía Femini(s)ta, actualmente una mujer debe destinar entre $ 2930 y $ 3780 por año para cubrir el costo de insumos de gestión menstrual, lo que constituye un factor de desigualdad para este sector de la población. En el mes de la salud menstrual, la organización impulsó la campaña #Menstruacción, que tiene por objetivo visibilizar a la menstruación como un factor más de desigualdad.

Según el estudio, con base en valores de marzo pasado, el costo de menstruar fue de $ 2930 por año y por persona en la compra de toallitas y de $ 3780 en el caso de uso de tampones, teniendo en cuenta una cantidad de 13 ciclos menstruales por año y 22 productos utilizados por ciclo.

En la actualidad, el Gobierno nacional incluye en el programa Precios Cuidados cuatro marcas de toallitas femeninas, que van desde los $ 41 a los $ 67 para los paquetes de 8 unidades y de $ 58 a $ 100 para los de 16. En el caso de los tampones, el programa cuenta con una sola marca, que va desde los $ 56 para los paquetes de 8 unidades hasta los $ 99 para los de 16.

 

Campaña #Menstruacción

Menstruacción es una acción llevada a cabo por Economía Femini(s)ta para mostrar que la menstruación es un factor de desigualdad más, que se suma a otros más conocidos. Esta campaña busca la quita del IVA a los productos de gestión menstrual, su provisión gratuita en espacios comunitarios y el impulso de investigación y socialización de datos que permitan tomar decisiones tanto públicas como privadas, con el objetivo de desestigmatizar la menstruación.

Entre otras finalidades, esta campaña busca donaciones de copas menstruales, toallitas y tampones para mujeres que viven situaciones de carencia económica  alo largo y ancho del país. Para donar, se puede hacer clic aquí

 

Menstruación, basta de tabú

Durante mucho tiempo, hablar sobre menstruación fue algo prohibido o vergonzoso. Esta etapa por la que las mujeres pasan no es fácil de transitar habiendo tanto tabú e ignorancia en el camino.

Un punto importante para reflexionar en este día –y siempre– es derribar la idea de que la menstruación es un asco. Menstruar no es algo sucio ni algo de lo que las mujeres deban sentirse avergonzadas. Sangrar es un acto fisiológico y completamente natural. Otro punto es anular por completo la concepción peyorativa de “No te hablo porque seguro estás en esos días” o “¿Estás así porque te vino?”; las personas pueden no estar de buen humor todos los días.

Por este motivo, existen distintos y variados métodos de higiene para contener la sangre menstrual que han venido para quedarse. Estos métodos son cada vez más recomendados y usados por la población femenina.

Tal es el caso de la toallita de tela, que funciona igual que las descartables, pero se agarra a la ropa interior con ganchos o abrojos. Hay modelos para cada necesidad, desde protectores diarios hasta toallitas con absorbentes extra, para flujos abundantes. Se lavan en el lavarropas y quedan listas para el próximo ciclo.

Cambiar el paradigma de la gestión menstrual con toallitas de tela y copa

Las toallitas de tela y la copa menstrual llegaron para cambiar el paradigma sobre la menstruación y desterrar mitos, tabúes y estigmas sobre la sangre de las mujeres. También son un terreno fértil para emprendedoras que, además de concientizar sobre el uso de estos dos productos, los producen y comercializan.

La copa menstrual era un producto totalmente desconocido hace unos años. Es de silicona y se coloca en la vagina, se adapta a las paredes vaginales y retiene el flujo. No lo absorbe como el resto de las opciones ya conocidas. Cuando se llena, se vacía y se enjuaga, y puede acumular hasta 5 veces más de lo que acumula un tampón. Es completamente ecológica y tiene una duración de aproximadamente 10 años.

La copa menstrual, ecológica y sana

Malena Talquenca informa sobre los beneficios de la copa menstrual.

Otro método poco conocido es la esponja menstrual. Se trata de esponjas marinas, naturales, reusables y que duran unos seis meses pero, al ser un material orgánico, son biodegradables. Se usan igual que los tampones y pueden absorber durante un máximo de 8 horas.

Las toallitas y los tampones tradicionales además de ser incómodos y costosos, son perfectos recolectores de bacterias y hongos. A pesar de poder cambiarse varias veces al día, cada vez son menos los profesionales que los recomiendan.

menstruación salud higiene