En qué benefician las nuevas medidas económicas del Gobierno a la industria vitivinícola

El ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, anunció el aumento de los reintegros a las exportaciones. De esta manera, se confirma una suba superior al 100 % en los reintegros a las exportaciones para productos vitivinícolas como el vino fraccionado y a granel.

En qué benefician las nuevas medidas económicas del Gobierno a la industria vitivinícola

Foto: ecocuyo.com

Sociedad Unidiversidad Vitivinicultura / por Unidiversidad / Fuentes: Coviar, Canal 9 / Publicado el 02 DE OCTUBRE 2020

El Gobierno nacional anunció un paquete de medidas que busca fomentar las exportaciones de los sectores más dinámicos de la economía argentina, entre los cuales se encuentra la vitivinicultura, y acelerar el ingreso de divisas genuinas al país. En este contexto, se confirmó un aumento superior al 100 % en los reintegros a las exportaciones para productos vitivinícolas de exportación como el vino fraccionado y a granel, los espumantes y el jugo de uva concentrado o mosto.

Se confirmó que se elevan los reintegros a la exportación en función del valor agregado para los bienes finales industriales al 7 %. En el caso del vino fraccionado y los espumantes, representa un aumento superior al 100 % en relación al nivel actualmente vigente, del 3,25 %, mientras que el beneficio es todavía mayor para el jugo de uva concentrado o mosto, que tenía un tope en la devolución de impuestos del 2,5 % y ahora accederá al 7 %. En el caso del vino a granel, los reintegros pasan del 3 % al 7 %.

“La suba en los reintegros a las exportaciones es una medida muy positiva para la industria vitivinícola. El mercado internacional es muy competitivo, por lo que es fundamental que les demos a los productores mayores incentivos para exportar y más competitividad a nuestra producción. La vitivinicultura argentina es muy reconocida a nivel internacional por la calidad de su producción y puede ser uno de los puntales para traer las divisas que le hacen falta al país”, afirmó José Alberto Zuccardi, presidente de Coviar.

Los anuncios fueron realizados en conferencia de prensa por los ministros de Economía, Martín Guzmán; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Agricultura, Luis Basterra.

Fondo anticíclico: el oficialismo y la oposición acercan posiciones

En medio de críticas, el proyecto de ley que elaboró el Gobierno para paliar la crisis vitivinícola camina a ser tratado este jueves. Después de que su tratamiento pasara ayer miércoles a un cuarto intermedio, la sesión de la Cámara de Diputados volvió sobre el tema a las 14 y, posteriormente, un nuevo receso.

La medida implementada fue parte del conjunto de propuestas que presentó la Coviar en agosto de este año al ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, primero en un informe donde se detallaban las propuestas y su impacto, y luego en una reunión virtual explicativa realizada con Kulfas y el Directorio de Coviar, donde están representadas las cámaras empresarias del sector; los gobiernos de las provincias vitivinícolas, encabezados por Mendoza y San Juan; el INTA y el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), a través de su presidente Martín Hinojosa.

El incremento en los reintegros a las exportaciones de los productos vitivinícolas para compensar los tributos internos que los exportadores pagan, la baja de las retenciones a las exportaciones para incrementar los ingresos de divisas al país y la exención del impuesto para una Argentina Inclusiva y Solidaria (PAÍS) para la adquisición de bienes y/o servicios contratados en el exterior que tengan como finalidad la promoción de los productos vitivinícolas argentinos en el mundo fueron algunas de las medidas propuestas por Coviar al ministro Kulfas, las que hoy se ven reflejadas en los anuncios realizados.

Las propuestas hoy anunciadas contaron también con el aval del Ministerio de Agricultura. En mayo, en reunión con el ministro Basterra, se planteó la idea de posicionar y fortalecer la Asociación Ad Hoc de Negociaciones Internacionales de la Vitivinicultura, que funciona en el seno de Coviar y que trabaja en forma permanente y articulada con organismos públicos y privados en la detección de acuerdos comerciales o barreras arancelarias, comerciales o sanitarias que puedan potenciar o afectar las exportaciones de todos los productos de la cadena vitivinícola.

En paralelo y con el objetivo de promover las exportaciones vitivinícolas en el mundo, Coviar viene realizando un arduo trabajo con la Cancillería argentina para lograr la apertura de nuevos mercados para los productos vitivinícolas. En esta agenda se inscriben los encuentros realizados con Jorge Neme, secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, y las embajadas argentinas en Brasil, China, Japón, Alemania, Estados Unidos, Nicaragua, República Dominicana, El Salvador y Panamá, mercados donde los productos argentinos cuentan con importantes perspectivas de crecimiento.

Las claves para salvar la crisis vitivinícola

El Gobierno provincial anunció este lunes que intervendrá en el mercado vitivinícola: lo hará a través de la compra de uva para mosto. Vía Mendoza Fiduciaria, destinará, en principio, $ 300 millones con el objetivo de sostener el precio que se paga al productor primario.

 

Suben los reintegros 

Carlos Fiochetta, gerente de Coviar, indicó este mediodía a Canal 9 lo siguiente: “Es sumamente positivo, es un trabajo que se ha venido haciendo desde Coviar con los gobiernos provinciales, el gobierno de Mendoza y el nacional, y esto va a implicar una transferencia de recursos al sector privado productivo que va a quedar en la zona de producción, así que esta medida de aumento de reintegro, que es lo que va a terminar de definirse en las próximas horas, sin dudas es positivo para los exportadores, pero para todo el complejo vitivinícola en general, porque ha sido considerado dentro de esta propuesta del gobierno nacional de aumentar las exportaciones de valor agregado que genera el país”.

“Los reintegros se bajaron en el 2016 y desde ese entonces quedaron en niveles muy bajos. La vitivinicultura, a través de su capacidad de generar valor agregado, paga una gran cantidad de impuestos y los reintegros son la devolución de impuestos que se pagan en el proceso exportado. Por lo tanto, este aumento de reintegros implica la devolución que se paga de impuestos durante el proceso, porque no se pueden exportar impuestos, lo que hay que exportar es la producción”, indicó Fiochetta.

Desde la Asociación de Cooperativas también dieron su punto de vista respecto de esto: “Estamos analizando las medidas que recientemente anunció el Gobierno nacional en referencia a la mejorar en la competitividad para el sector vitivinícola y cooperativo. Nos parecen un buen comienzo, porque además también lo hemos solicitado junto con Coviar, todas estas medidas que hagan a mejorar la competitividad en acceso a mercados, la generación de valor agregado. Esto debe estar aparejado directamente con una retribución al precio del productor, como así también continuar con otros aspectos que también venimos solicitando hace años, como lo que hace al costo logístico, el costo impositivo, los acuerdos internacionales".

“Debemos tener en cuenta que estas medidas deben ser perdurables en el tiempo y no políticas espasmódicas, para que podamos tener una industria con buenos ojos en el mundo, con reglas de juego claras y, por lo tanto, por más generaciones de trabajo y mejores condiciones para nuestros productores”, continuó.

En este sentido, Martín Hinojosa, presidente del INV, agregó: “En el día de ayer, el Gobierno nacional, encabezado por el presidente Alberto Fernández, anunció una medida reclamada por el sector vitivinícola, que es una mejora del reintegro de las exportaciones. Esta mejora pasó del 3,25 al 7 %, aún mayor a lo solicitado por el sector. Esto es sumamente interesante porque va a mejorar la rentabilidad de las empresas, va a mejorar las exportaciones de Argentina, que vienen creciendo. También va a permitir el ingreso de divisas que tanto necesitamos los argentinos y es una muestra de que tanto el Estado nacional como las entidades vitivinícolas del sector privado estamos trabajando en conjunto, entendiéndonos, escuchándonos, y es un reclamo que se venía pidiendo del sector privado, el hecho de trabajar en forma conjunta”.