Identifican factores que explican por qué algunos niños y niñas enferman gravemente de coronavirus

Científicos y científicas de Argentina detectaron características de un tipo de glóbulo blanco que explicaría por qué la enfermedad a veces genera síntomas severos en las infancias.

Identifican factores que explican por qué algunos niños y niñas enferman gravemente de coronavirus

Foto: publicada por diario Clarín

Sociedad

Rebrote COVID

Unidiversidad

Unidiversidad / Fuente: Télam

Publicado el 10 DE AGOSTO DE 2021

Investigadores argentinos lograron identificar características de un tipo de glóbulo blanco (un componente de la sangre) que explicarían por qué algunos niños y niñas tienen síntomas severos, y otros, muy leves o casi inexistentes al cursar la COVID-19. El estudio, que fue publicado en EBioMedicine –una revista del grupo de The Lancet (https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S235239642100150X)–, se realizó entre mayo y octubre de 2020, período en el cual se analizaron los neutrófilos, un tipo de glóbulo blanco de defensa, en 222 niños que tenían o habían tenido infección por SARS-CoV-2.

De estos 222 niños y niñas entre 6 meses y 15 años residentes en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), 182 cursaron COVID-19 de manera asintomática y leve (fiebre, dolor de garganta o incluso neumonía no severa) y 40 habían desarrollado un síndrome inflamatorio multisistémico relacionado con la infección, con problemas cardíacos, hematológicos, cutáneos, etc., que, en su mayoría, obligaron a su internación en cuidados intensivos.

"Encontramos que los neutrófilos de los niños que cursaron la enfermedad en forma leve tenían menos capacidad de migrar, lo que podría explicar por qué no se dirigieron al pulmón, y entonces tuvieron menos síntomas", expresó la doctora Lourdes Arruvito, investigadora del Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y SIDA (Inbirs), que depende de la Facultad de Medicina de la UBA y del Conicet. Arruvito recordó que "los neutrófilos ayudan a combatir la infección, eliminando el virus, pero también pueden también lesionar el tejido pulmonar y generar inflamación".

Si bien no hay bibliografía sobre los neutrófilos de los adultos que cursaron enfermedad leve, la médica e investigadora detalló: "En aquellas personas mayores de 18 años que tuvieron cuadros severos, se encontró un alto índice de neutrófilos sobre linfocitos y también se encontraron en los pulmones de personas fallecidas a las que se les realizaron autopsias; esto significa que la migración de los neutrófilos al pulmón podría ser un signo de mal pronóstico".

Para tratar de comprender por qué algunas y algunos niños enferman gravemente y otros no, uno de los aspectos que estudiaron fue "la expresión de los receptores inhibitorios de los neutrófilos, que sirven para regular la función de cualquier tipo de células del sistema inmune".

Lo que observaron fue que aquellos niños con COVID-19 leve presentaban neutrófilos con características particulares, entre ellas, "una baja expresión de moléculas de adhesión, lo que dificulta que migren a tejidos como el pulmón, y también una mayor cantidad de receptores inhibitorios", describió Arruvito.

El síndrome inflamatorio multisistémico poscoronavirus es una respuesta inflamatoria exacerbada que se presenta en población infantil entre las 8 y las 10 semanas posteriores a la infección por COVID-19, en muchos casos, de forma asintomática.

"Se trata de niños sin condiciones preexistentes y las razones por las que desarrollaron formas graves no se saben, pero se cree que hay mecanismos de la inmunidad innata y de la inmunidad adaptativa, como la producción de anticuerpos dirigidos contra tejidos propios asociados a que esta respuesta inflamatoria sea tan exagerada que pone en riesgo la vida", describió.

La médica e investigadora añadió: "Afortunadamente, estos niños, aunque requirieron cuidados intensivos y en algunos casos hasta asistencia respiratoria mecánica, fueron dados de alta". No obstante, Arruvito recordó que "sí hay niños fallecidos por COVID-19 y son aquellos que, por lo general, tienen enfermedades preexistentes y desarrollan cuadros severos, que no es lo mismo que aquellos que desarrollaron síndrome inflamatorio multisistémico y son niños sanos".

El grupo de investigación se encuentra actualmente finalizando un estudio sobre la respuesta inmune de la población infantil, fundamentalmente la respuesta de linfocitos T y B, lo que constituirá un aporte muy valioso, ya que no se ha estudiado previamente en esta población.

Añadió: "Muchas veces, estos receptores inhibitorios se han convertido en potenciales blancos terapéuticos porque, si uno los toca, puede inhibir la función de esa célula; entonces, desde ese punto de vista, podría ser el puntapié inicial para el desarrollo de algún tratamiento".

Arruvito, que es doctora en Ciencias Médicas de la UBA con especialización en Inmunología, detalló que, de los 40 casos graves estudiados que presentaron este síndrome inflamatorio multisistémico pos-COVID-19, la mayoría eran varones y el promedio de edad fue de 6 años.

Además, el grupo se propone investigar las secuelas que pueden haber quedado en niñas, niños y adolescentes que tuvieron coronavirus (long covid). Del estudio participaron Vanesa Seery, Inés Sananez, Constanza Russo, María Pía Holgado y Jorge Geffner, del Inbirs, y personal médico de ocho hospitales porteños y del Conurbano: el de Niños Pedro Elizalde, el Posadas, el Thompson (de San Martín), el HIGA Eva Perón (de San Martín), el Hospital Austral, el Naval Pedro Mallo, el Fernández y la Clínica del Niño de Quilmes.

conicet científicos investigadores identificar niños niñas globulo banco enfermedad coronavirus