Increíble hallazgo en Neuquén: la bajante de un lago dejó ver restos de un dinosaurio gigante

El famoso Futalognkosaurus vivió en el Cretácico Superior, hace más de 90 millones de años. Se cree que puede ser la pareja o cría de otro dinosaurio encontrado en la misma zona hace 21 años.

Increíble hallazgo en Neuquén: la bajante de un lago dejó ver restos de un dinosaurio gigante

Foto: La Nación

Sociedad

Dinosaurios

Unidiversidad

Unidiversidad / Fuente: LM Neuquén

Publicado el 29 DE JULIO DE 2021

Tras la bajante de un lago, en el departamento de Los Barreales, provincia de Neuquén, hallaron restos de un dinosaurio. Los científicos consideran que puede tratarse de un Futalognkosaurus hembra de hace 90 millones de años, un gigantesco herbívoro que perteneció al Cretácico Superior.

“El Futalognkosaurus es una de las insignias de la paleontología de Neuquén. No solamente se encontró, en 2000, el 70 % de su esqueleto sino que su rescate le dio vida al parque geopaleontológico Proyecto Dino de la Universidad Nacional del Comahue, en el lago Barreales. Para sorpresa de los científicos, en las playas del lugar hallaron los restos de lo que se supone podría haber sido la compañera de este gigantesco herbívoro que vivió en el Cretácico Superior, hace 90 millones de años”, destacó el medio LM Neuquén.

El equipo liderado por el paleontólogo Jorge Calvo trabaja contra reloj, ya que la bajante del lago Barreales es la que permitió dejar al descubierto los fósiles que volverán a quedar bajo el agua dentro de un mes, aproximadamente.

En el Cretácico Superior, todo el territorio neuquino era similar a la selva de Misiones, con árboles de más de 40 metros de altura que requerían a los saurópodos desarrollar los cuellos de largas dimensiones para alcanzar las hojas de las que se alimentaban. “Era una auténtica tierra de gigantes, aunque también era suelo propicio para que hicieran de las suyas los carnívoros megarraptors”. En tanto, el escenario en el cual se movía la familia de los Futalognko era la formación Portezuelo, que incluye a Barreales y a la zona del mismo nombre en cercanías de Cutral Co.

Si bien Calvo aclaró que los dinos “no tienen sexo, a menos que haya una evidencia que lo confirme”, lo cierto es que los primeros huesos encontrados se ubican a poca distancia de donde se extrajo el Futalognko, de 30 metros de altura, en tierras pertenecientes a la comunidad Paynemil, cuyos integrantes apoyan el trabajo científico. Además, otra de sus hipótesis es que podría tratarse de un “hijo”.

Los trabajos que se realizan desde la semana pasada son posibles gracias a las autorizaciones del área de Cultura provincial y a la comunidad Paynemil. Junto con Calvo, trabajan los geólogos Federico Narváez y Gabriel Asencio, el técnico paleontológico Juan Mansilla y el colaborador Nicolás Fuentes, que están completando los estudios tafonómicos, algo parecido a lo que realizan los peritos forenses tras el hallazgo de un cadáver.

 

Sobre el Proyecto Dino                       

El Proyecto Dino es una dependencia científica, educativa y cultural de la Universidad Nacional del Comahue y tiene como finalidad rescatar de la roca todos los dinosaurios y otros restos de animales y vegetales que habitaron la zona del Lago Barreales hace 90 millones de años. Este es el único Ecosistema Terrestre del Cretácico superior de Sudamérica y se lo considera un agujero en el tiempo geológico para ver el pasado.

El trabajo de campo implica la extracción, preparación, estudio y exposición de los fósiles encontrados en el mismo sitio. Por otro lado, es un objetivo del proyecto difundir esta actividad en todos los niveles de la sociedad y educación para aprender a valorar nuestro patrimonio y el esfuerzo que implica llevarlo adelante.

En el sitio paleontológico, se han recuperado alrededor de 1100 piezas fósiles de vertebrados, alrededor de 300 restos vegetales y otros de moluscos bivalvos de agua dulce.

dinosaurios argentina hallazgo lago neuquen cretácico superior futalognkosaurus