Generación mandarín: crece el interés por aprender chino en Mendoza

Su demanda aumentó 40% respecto del 2020. Para muchos es el "nuevo inglés" y aprender este complejo idioma desde la infancia es lo más recomendable, según especialistas consultados por Unidiversidad. La falta de apoyo estatal, la mayor crítica.

Generación mandarín: crece el interés por aprender chino en Mendoza

Foto: Gabriela Terranova, profesora del Instituto “General José de San Martín” N°9001

Sociedad Unidiversidad Educación / por Unidiversidad / Ernesto Gutiérrez / Publicado el 14 DE MARZO 2021

Hoy en día, China rompe con todos los récords. En las últimas décadas ha escalado al segundo puesto en el ranking de las mayores economías del mundo. También es el país más poblado del mundo, con más de 1350 millones de personas y, su idioma oficial,  el chino mandarín, ocupa el primer puesto entre los idiomas más hablados del planeta, siendo utilizado por más de 1000 millones de habitantes.

Esto ha generado el interés de empresarios por ampliar sus oportunidades de negocios y, desde luego, lo educacional. Hoy, son muchos los padres y las madres que han comenzado a reenfocar la educación de sus hijos, hijas y adolescentes con el fin de potenciar el aprendizaje del chino mandarín como una alternativa a otras lenguas extranjeras tradicionalmente impartidas en la educación primaria, como el inglés, francés o alemán.

La gran influencia de los dibujos animados orientales, lo prometedor del idioma en el futuro cercano que lo convierte en el "nuevo inglés", sumado a la mayor facilidad que tienen los más pequeños y pequeñas para aprender esta compleja lengua, son motivos perfectos para acrecentar cada año el interés de aprender chino mandarín. Así al menos, lo delatan las cifras en Mendoza.

Pero a la hora de estudiar esta lengua, que poco se conoce y vaya a saber uno por qué razones se dice que es difícil aprenderlo, ¿Qué se debe tener en cuenta? ¿Es bueno comenzar de pequeño su aprendizaje?

Para responder esta y otras preguntas, Unidiversidad dialogó con varios docentes y especialistas en este idioma. Una de ellas, Tzu Ying Lee, profesora de chino mandarín en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCUYO,  afirma que esta lengua es la más hablada en el mundo y merece su importancia en la educación de Mendoza. “El chino mandarín es el idioma oficial de la República Popular de China. Es el idioma con más hablantes nativos del mundo, se habla en muchos países de Asia como Taiwán, Malasia, Indonesia y Singapur, pero tiene el estatus de lengua oficial o estándar solo en China. Aquí en la provincia hay interés por su aprendizaje, más no por mejorar su oferta educativa. Debería haber más atención en ello”, detalló.

En concordancia, la profesora de lenguas extranjeras aseveró que si bien no es aún un fenómeno generalizado como el del inglés, su estudio en edades escolar aumentaría la demanda. “Como dije anteriormente, en nuestra provincia el interés por esta lengua va en aumento. Lo ideal es que pequeños de 5 años en adelante se vayan familiarizando con los trazos y su fonética. Los papás deben saber que es una lengua que ayuda en la motricidad de los niños y niñas, que los beneficia en su desempeño diario, en su fonética. No es difícil, si complejo y los desafíos que presenta, son la existencia de más de 5000 caracteres o ideogramas y, además, cuatro tonos y uno neutro. Pero no es complicado, el niño o la niña se familiarizan de inmediato con la lengua”, detalló Lee.

En cuanto a su escritura, la docente de la facultad de Filosofía y Letras alegó que la lengua presenta retos. “La escritura es fundamental ya que hay que recordar los trazos y caracteres que expresan su fonética. Caracteres, fonética y memoria van de la mano a la hora de aprender este idioma. Es un proceso, claro está. Pero para tener una idea, cualquier estudiante que desee  aprender chino mandarín debe reconocer  unos mil caracteres básicos para poder comprender, escribir y pronunciar esta lengua. Aquí hablamos de niveles muy avanzados. En niños y niñas arrancamos con 150 caracteres solamente”.

En sintonía, Gabriela Terranova, profesora de chino del Instituto “General José de San Martín” N°9001, de la zona del Este, sostiene que la consulta de muchos padres por este dialecto aumento en los últimos tiempos. Si bien el colegio de la zona Este no otorga el aprendizaje a menores de 18 años, la profesora lo realiza de manera particular a pequeños de 7 años en adelante. “Muchos padres ven con buenos ojos que sus hijos e hijas puedan nutrirse de esta lengua”, aseveró Gabriela.

Para esta docente del Este provincial, su enseñanza en los más pequeños permite mayor concentración, interpretación y mejor lectoescritura. “Los niños y niñas tienen una plasticidad que el adulto no tiene. Absorben con mayor rapidez el conocimiento. Con ellos se trabaja en los sonidos, a imitar caracteres, se juega con la imaginación, entonces el niño así amplía su memoria, se hacen juegos mnemotécnicos, se trabaja la grafomotricidad de la escritura. Esta lengua permite hacer saber al niño que el error está bien, que equivocarse está bien. Eso lo ayuda a desenvolverse ante el error, a crecer y esforzarse”, expresó Terranova.

Para concluir, Gabriela alega que este dialecto requiere más atención  por parte de las autoridades educativas de la provincia. “Más allá de la pandemia, China siempre fue un país muy importante por su economía, sus avances tecnológicos, ni hablar de las oportunidades laborales y demás. Pero está instalada, en el imaginario social, la dificultad de su idioma. Su aprendizaje debe ser materia de enseñanza en las escuelas. Pasó antes con el inglés, hoy es el chino”, remató.

¿Dónde se puede aprender chino mandarín en la provincia?

En Mendoza, si bien la demanda por esta lengua viene en alza, no ocurre lo mismo con su oferta. En un relevamiento que realizó este medio pudo constatar que son pocos los establecimientos privados que otorgan la posibilidad de su aprendizaje, ni hablar de los colegios públicos. De los primeros, solo se comprobaron 3 instituciones, pero solo uno (Intercultural) ofrece clases de esta lengua oriental a niños y niñas de temprana edad. Hay que saber que, por cuestiones sanitarias de la COVID-19, la entidad no está, en estos momentos, brindando tal conocimiento.

En el sector educativo público, la situación empeora, solo dos establecimientos (Instituto de Formación Superior Docente y Técnica N° 9-001 Gral. José de San Martín del departamento de San Martín y el Colegio de Lenguas Extranjeras, que depende de la Facultad de Filosofía y Letras) brindan la posibilidad de aprender este idioma, pero solo a mayores de 18 años. Ninguno se inclina por niños y niñas menores de edad.

Según docentes consultadas, existe un desinterés en la oferta educativa de la provincia por la enseñanza de esta lengua. 

En una recorrida por alguna de estas instituciones, dialogamos con profesores, docentes y coordinadores para saber cuáles son sus ofertas educativas y su modalidad de cursado para este 2021.

Instituto de Formación Superior Docente y Técnica N° 9-001 Gral. José de San Martín:

Es la única entidad educativa pública (no Universitaria) que otorga la posibilidad de aprender chino mandarín en la provincia. Creada en 1945 por  la Sociedad Popular de Educación “General José de San Martín” se funda la primera escuela secundaria del Departamento de San Martín: el Colegio Nacional de homónimo nombre.

Con el paso del tiempo, una comisión de padres gestiona ante las autoridades del establecimiento la posibilidad de establecer la carrera de Maestro Normal Nacional con una duración de solo tres años. La implementación de este plan de estudios determinó la inauguración del Instituto Superior de Formación Docente en 1971 y con él, el inicio de las clases del Profesorado para la Enseñanza Primaria.

Pero la oferta educativa no era suficiente, en 2010 se planteó la necesidad de que la institución ampliara su plan de estudio para proporcionar mayores beneficios que, eventualmente, se transformarían en un mayor número de oportunidades de trabajo para la población de la Zona Este y principalmente egresados del Instituto N°9-001. De esta manera, el colegio comenzó con cursos de idiomas inglés, francés, portugués, chino, italiano y alemán. Poco después, se sumó lengua de señas, Braille que se dictan dentro de los criterios del abordaje comunicativo y el aprendizaje dinámico colaborativo basado en tareas por parte de los estudiantes en conjunto con el docente.

Al día de hoy, es el único instituto público de Mendoza que cuenta con un idioma chino en su oferta educativa. “Es el único en la provincia. En sus cursos, el aprendizaje del idioma está organizado en 6 niveles equivalentes con las exigencias de los exámenes internacionales HSK (hanyu shuiping kaoshi, esto es, un examen novelatorio de lengua china). La didáctica de las clases son modalidad teórico-prácticas y se busca acercar al alumno progresivamente a la cultura china mediante la aproximación a nativos y a sus distintos hábitos, diálogos, vestimentas típicas, alimentación, música, lo que hace las clases muy dinámicas y pintorescas. Actualmente, por cuestiones sanitarias, los cursos son online”, detalló la profesora, Gabriela Terranova y agregó: “El alumno que no tiene los recursos para pagar en algún momento del cursado o la cuota mínima de la cooperadora, se lo beca para que comience a pagar en cuanto se arregla su situación económica”.

Instituto de Lenguas Extranjeras- Intercultural, también ofrece cursos para esta lengua

Desde la institución afirman que desde 2004 se viene desarrollando vínculos internacionales con la Embajada China y el Instituto Confucio de Buenos Aires, los cuales han permitido brindar diversos beneficios a sus estudiantes. “Estos vínculos estratégicos nos ha permitido generar  becas estudiantiles y la opción de que nuestros estudiantes puedan rendir el examen internacional HSK (prueba que califica el manejo del chino mandarín como idioma extranjero). Además, los cursos están orientados  para que el alumno que quiera obtener la certificación internacional sea capaz de hacerlo sin tener pasar por una capacitación extra, el alumno aprende el idioma y al mismo tiempo se entrena para rinde el examen internacional”, detalló Paula Escobar, Coordinadora de lenguas del Intercultural.

Y agregó: “Los beneficios que otorga esta institución son muy buenos, con calidad internacional, eso ha permitido que, en este 2021, el número de inscriptos ronde cerca el 40% para el cursado online, el cual se ajusta a 8 alumnos por clase debido a la crisis sanitaria de la COVID-19. Este año, la matrícula de alumnos ya superó los 30% de años anteriores y todo indica que, con la fluctuación de los cursos, que son cuatrimestrales, habrá más interesados hasta fin de año”.

Sin embargo, por cuestiones relacionadas al COVID-19, hoy el instituto no otorga esa oportunidad a niños y niñas de temprana edad. “A comienzos del año pasado teníamos programas para niños y niñas pero lamentablemente la nueva enfermedad hizo que cambiáramos todo el programa. Hoy  lamentablemente no damos clases a pequeños. Esperemos que las condiciones mejoren”, resaltó Escobar.

“Sí hemos notado que desde hace tiempo vienen llegando muchos adolescentes para aprender chino, que son enviados por sus padres que ya ven una realidad: estudiar ese lenguaje es una inversión a futuro. Lo mismo pasa con los adultos, que han consultado bastante". Además, aseguró que el mayor interés se debe a que hay mayor perspectiva económica con ese país. “China crece y se refleja en la demanda que hay por parte de los mendocinos, sobre todo, emprendedores y empresarios del sector vitivinícola", señaló la coordinadora.

El Colegio de Lenguas Extranjeras- UNCUYO

Por el lado de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCUYO), el Colegio de Lenguas Extranjeras, que depende Extensión Universitaria de la Facultad de Filosofía y Letras,  también ofrece clases del exótico idioma pero solo a mayores de 18 años.

Desde allí, la secretaria de Políticas Lingüísticas de la facultad, Patricia Acosta indicó, a este medio, una merma de inscriptos, aunque asegura que las consultas son cada vez más frecuentes. “Con la pandemia,  los profesores de chino mandarín tuvieron que reconvertir toda a oferta educativa en formato online. La demanda ha sido buena a pesar de las dificultades de esta nueva enfermedad. En 2019 teníamos buena matricula, sin embargo, en 2020 se tardó en reacondicionar la matrícula y dificultó en cierta manera el inicio de clases. Lo bueno es que hubo una buena aceptación de la gente por las clases online”, sostuvo la secretaria.

Y sumó: “Tenemos desde hace bastante tiempo en nuestra casa de estudios el curso de chino mandarín como de otras tantas lenguas. Los cursos son guiados por docentes preparados y especializados en esta lengua y en otras. Contamos con niveles de excelencia, llegando a niveles 4 de dificultad con preparaciones académicas para cursos internacionales”.

Para finalizar, Patricias afirma que actualmente hay dos grupos de interesados a la hora de aprender este idioma. Por otro, estudiantes universitarios vinculados a carreras como Política Internacional, Derecho Internacional o Turismo. El segundo grupo está compuesto por mayores de 40 años que estudian por asuntos de negocios o para conocer la cultura china, a modo de formación general. “En todos los casos, la concurrencia es fluctuante y gana quien se anima a desentrañar, por varios años, los misterios de la lengua asiática”.

El idioma de los negocios

Para muchos emprendedores, trabajadores y empresarios locales mirar hacia China dejo de ser solo un sueño y pasó a ser una realidad. Es que, según dicen los que saben, negociar casi sin intermediaros con el gigante asiático,  es tomado como un gesto de respeto dentro de la cultura milenaria. Por eso, estudiar chino dejó de ser un imposible.

Los que se animan al aprendizaje reconocen que las diferencias culturales asustan. “Las primeras clases fueron raras. Sentís que no avanzás, que nunca lo vas a entender. Uno comienza a preguntarse para qué me anoté en esto”, reconoció Martin Figueroa, licenciado en Publicidad y alumno del tercer nivel de Chino Mandarín.

“Comencé a estudiarlo como un hobby, pero a su vez  sumaba para mi actual trabajo, donde les interesó mucho que estudiara chino porque posiblemente trabajaremos con clientes y proveedores de ese país”, explicó Martín y sumó: “Se de colegas que ya están trabajando con gente de China y me han contado que muchos chinos no manejan el inglés. Entonces cuando una empresa argentina quiere comunicarse telefónicamente ellos al escuchar el inglés automáticamente cortan. Si las empresas locales manejan el chino son muy bien recibidas”.

En concordancia, Francisco Molina tiene 45 años, es ingeniero en sistemas y se animó al chino básico. “Se inglés, pero sentía curiosidad por el idioma y a su vez la potencialidad del mercado chino para entablar negocios es muy importante. Me parece que para establecer un vínculo comercial nada mejor que hablar su idioma. En mi desarrollo profesional suma”, apuntó y concluyó: “Vencer el miedo a lo desconocido puede abrir puertas a muchos negocios”.