La ONU subraya "el rol fundamental" de las mujeres en el Día Internacional de los Pueblos Indígenas

"Las mujeres son pilares esenciales en las comunidades y juegan un papel crucial en la preservación y transmisión de los conocimientos y prácticas tradicionales", plantea Naciones Unidas, en una jornada cargada de charlas y actividades para visibilizar a un sector que "aún sufre violencia y discriminación".

La ONU subraya "el rol fundamental" de las mujeres en el Día Internacional de los Pueblos Indígenas

Foto: Naciones Unidas

Sociedad

Pueblos originarios

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 09 DE AGOSTO DE 2022

En el Día Internacional de los Pueblos Aborígenes, la Organización de Naciones Unidas destaca este martes el rol "fundamental" que tienen las mujeres originarias en la lucha por lograr que sus comunidades accedan a los mismos derechos que que el resto de sus pares. De hecho, ellas tienen un lugar preponderante en el Foro Permanente de la ONU. Por ello y durante la jornada están previstas numerosas charlas donde ellas serán las protagonistas para visibilizar a los pueblos originarios y concientizar sobre los derechos. 

Las mujeres de pueblos originarios tuvieron voz en la ONU desde el primer año del Grupo de Trabajo sobre Poblaciones Indígenas, en 1982 en Ginebra, Suiza. Desde entonces. "La interfaz entre el movimiento de mujeres indígenas y el movimiento internacional de mujeres varía a través de los años. No siempre estuvieron cerca, sobre todo debido a particularidades en la situación de las mujeres indígenas que viven en comunidades en lucha. Sin embargo, en los últimos años los dos movimientos se están acercando. Por ejemplo, las mujeres indígenas ahora están levantando voces más fuertes al reclamar la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing", señala Naciones Unidas en su página oficial.

A pesar de sus enormes activos y contribución a la sociedad, las mujeres indígenas todavía sufren discriminación múltiple, tanto como mujeres o individuos indígenas. Están sujetos a pobreza extrema, tráfico, analfabetismo, falta de acceso a tierras ancestrales, atención médica inexistente o deficiente y violencia en el ámbito privado y público. Esta violencia se exacerba cuando las comunidades indígenas se encuentran en medio del conflicto y las mujeres se convierten en el blanco de la violencia con motivos políticos, cuando realizan su trabajo diario, traen madera o agua para la familia.

"Las mujeres son pilares esenciales en las comunidades y pueblos indígenas y juegan un papel crucial en la preservación y transmisión de los conocimientos y prácticas tradicionales. Tienen un rol colectivo y comunitario integral como cuidadoras de los recursos naturales y guardianes del conocimiento científico y cada vez más toman las riendas de iniciativas como la defensa de las tierras o la reivindicación de los derechos de los pueblos indígenas en todo el mundo", plantea Naciones Unidas.

El conocimiento tradicional de las mujeres ayuda a preservar la larga historia de interacción de estos pueblos con el medio natural, pero también abarcan un complejo cultural que va desde el lenguaje, los sistemas de clasificación y nombres o las prácticas de uso de recursos, hasta los rituales, la espiritualidad y las visiones del mundo.

A pesar del papel crucial que estas desempeñan en sus comunidades como sostén familiar, cuidadoras, guardianas del conocimiento, líderes y defensoras de los derechos humanos, a menudo sufren niveles interseccionales de discriminación por motivos de género, etnia y estatus socioeconómico. Su derecho a la libre determinación, el autogobierno y el control de los recursos y tierras ancestrales ha sido violado durante siglos.

Según la ONU, las mujeres indígenas han logrado avances pequeños pero significativos en los procesos de toma de decisiones en algunas comunidades. "Son líderes a nivel local y nacional, y están al frente de la defensa de sus tierras, sus culturas y sus comunidades". Sin embargo, plantea el organismo, "la realidad sigue siendo que las mujeres indígenas están muy poco representadas, se ven afectadas negativamente y de manera desproporcionada por las decisiones que se toman en su nombre y, con demasiada frecuencia, son víctimas de múltiples expresiones de discriminación y violencia".

 

Algunos datos relevados por las Naciones Unidas

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas, existen unos 476 millones de indígenas repartidos por 90 países alrededor del mundo, lo que supone un 5% de la población mundial. Este número habla de la enorme importancia de dar visibilidad a la realidad de estos pueblos y de trabajar fuertemente para brindarles el acceso a diferentes derechos.

El 47% de todas las personas indígenas que trabajan no tienen educación, frente al 17% de sus homólogos no indígenas. Esta brecha es aún mayor en el caso de las mujeres.

Más del 86% de las personas indígenas de todo el mundo, en comparación con el 66% de sus homólogos no indígenas, trabajan en la economía informal.
Además, tienen casi tres veces más probabilidades de vivir en condiciones de extrema pobreza que sus homólogos no indígenas.

Fuente: Fuente: Naciones Unidas

sociedad pueblos aborígenes pueblos originarios naciones unidas mujeres heroínas derechos rol