La pandemia, una oportunidad para mejorar el proceso de enseñanza y aprendizaje

Frente a las modificaciones del contexto educativo, se replanteó la forma de pensar la educación. “No estábamos enseñando completamente y los chicos no estaban aprendiendo”, dijo la investigadora en Educación Fernanda Ozollo.

La pandemia, una oportunidad para mejorar el proceso de enseñanza y aprendizaje

Foto: eldiario.com.ar

Sociedad

Educación

Unidiversidad

Ángeles Balderrama

Publicado el 11 DE NOVIEMBRE DE 2020

¿Cómo hago para evaluar en la virtualidad cuando tengo doscientos estudiantes? ¿Cómo hago para que no se copien y logren aprender? La evaluación es un componente clave del proceso de enseñanza y aprendizaje que se ha visto alterado por el aislamiento y la pandemia. En este sentido, la especialista de la Facultad de Educación de la UNCUYO, Fernanda Ozollo, analizará la temática y repasará algunos puntos principales en su conferencia “De Rupturas y Costuras en Evaluación: desafíos y prospectiva”.

“La charla se encuentra enmarcada dentro del ciclo ‘La evaluación patas arriba: aprendizaje en pandemia y pospandemia’ de la Facultad de Educación. Entendemos que la evaluación es un tema de interés, de preocupación de distintos sectores, tanto docentes, gobierno y familia como estudiantes. Lo que haremos en esta última charla es seguir el recorrido transitado por las cuatro conferencias del ciclo, en la que participaron especialistas de distintos lugares del país”, explicó Ozollo a Unidiversidad.

Este año, el proceso de enseñanza-aprendizaje se modificó en todos sus contenidos y formas. Para la especialista, se trató de tres alteraciones: en el espacio: la escuela tradicional, que se cerró; la casa, que se convirtió en escuela y hogar; y el espacio digital, que tuvo que asumir de alguna manera la necesidad de proporcionar algún lugar de enseñanza.

"La pandemia nos reinventó, pero no ha sido un año fácil para enseñar"

En tiempos de pandemia, las maestras y los maestros de nuestra provincia se han reinventado día a día, sobrellevando obstáculos impensados y poniendo lo mejor de sí para llevarles a todos los chicos mendocinos la mejor educación posible.

Todo ello nos ha puesto frente a un espejo, nos ha visibilizado a nosotros mismos como sistema educativo, como sociedad. Papás y mamás, por ejemplo, más allá de la locura de tener que asumir la situación de alguna manera, se han visto también involucrados en un proceso educativo, que en muchos casos no daba respuesta. Todo esto me parece que es algo bueno, positivo, es una oportunidad para pensar en transformaciones reales”, detalló Ozollo.

De esta manera, aunque la tecnología jugó un rol fundamental en estos ocho meses, 6 de cada 10 personas involucradas en la educación se encontraron con dificultades para continuar de manera virtual. “Sabíamos que no había procesos ricos de conectividad, por eso, de alguna manera, lo que se intentó hacer fue que la escuela estuviera cerca y generara continuidad pedagógica, acompañando a estudiantes y docentes en el proceso”.

“Por primera vez, y de una manera contundente, se vio la falta de conectividad, accesibilidad tecnológica y de formación, porque hay una cantidad importante de docentes o estudiantes de todos los niveles que no tenían la formación adecuada como para poder intervenir en los escenarios digitales. Esto visibilizó una desigualdad social y educativa que estaba, pero no se notaba tanto. Hay grandes sectores, que alcanzan el 60 %, que no tienen buena conectividad. Sin embargo, tampoco es cierto que solamente con tener conexión a wifi podrías formar parte de todo un proceso educativo digital enriquecido, porque si se tiene un ancho de banda de 2 o 4 megas, que es el común de la gente, la verdad es que se complica, se cae internet para ver videos o para videoconferencias”, detalló Ozollo.

Educación en pandemia y un modelo mediado por tecnologías

A seis meses desde el inicio de una de las pandemias más desafiantes, y que aún transitamos, podemos comenzar a sacar algunas conclusiones preliminares sobre cómo se adaptó Argentina al modelo de educación virtual. Nos referiremos como educación virtual a las herramientas y elementos tecnológicos utilizado para intentar dar continuidad al modelo presencial desde nuestros hogares.

Para la investigadora, al visibilizar la desigualdad, la falta de formación, el empobrecimiento de saberes y contenidos curriculares que deberán ser revisados, y las prácticas pedagógicas “que realmente ya no enseñan”, se trazará un antes y un después en el proceso.

“Se ha tomado una conciencia de decir ‘Empecemos a pensar la educación de otra manera’. Esto está pasando a lo largo y a lo ancho del país, y en otros contextos también. No sería ni grato ni ventajoso volver tal cual estábamos antes de la pandemia porque creo que se visibilizó que no estábamos enseñando completamente y que los chicos no estaban aprendiendo”, concluyó Fernanda Ozollo.

 

Sobre la charla

"La evaluación patas arriba: aprendizaje en pandemia y pospandemia" fue un ciclo compuesto por una serie de disertaciones gratuitas en las que especialistas de diferentes universidades argentinas analizaron esta problemática educativa. El último de los encuentros se llevará adelante online a través de Zoom y se transmitirán al público interesado a través del canal de YouTube de la Facultad de Educación.

La última conferencia está prevista para el viernes 13 de noviembre a las 18, cuando la Dra. Fernanda Ozollo, junto a la Dra. María Ximena Erice, de la Facultad de Educación de la UNCUYO, hilvanen el recorrido realizado durante todo el ciclo en la conferencia “De Rupturas y Costuras en Evaluación: desafíos y prospectiva”.

El 86 % de las familias valoró el esfuerzo docente durante la pandemia

Nueve de cada diez educadores aseguró que dedica más tiempo a realizar actividades para los alumnos que antes de la cuarentena. Ese esfuerzo fue valorado, ya que de 86% de las familias reconoció el trabajo extra que hicieron los docentes durante la pandemia, de acuerdo a un informe del Observatorio Argentino de la Educación.

Ozollo es doctora en Gestión y Planificación para la Calidad Educativa en la Sociedad del siglo XXI. También es magíster en Educación, Psiquismo e Informática; especialista en Tecnología de la Información y Comunicación (TIC) y Educación, y profesora y licenciada en Ciencias de la Educación. A la vez, dirige la Maestría en “Enseñanza en Escenarios Digitales” de la Asociación de Universidades Sur Andinas (AUSA) y la Diplomatura “Educación en la Cultura Digital” de la Facultad de Educación de la Universidad Nacional de Cuyo.

También se desempeña como evaluadora de las propuestas de Educación a Distancia para la Comisión de Evaluación y Acreditación Universitaria (Coneau). Es docente de grado y posgrado en diversas carreras vinculadas con los escenarios digitales y la educación. Ha dirigido, codirigido y participado en más de 20 proyectos de investigación y desarrollado numerosas publicaciones relacionadas con las problemáticas de la educación en la sociedad del conocimiento y de la inclusión social digital y educativa como políticas de estado. 

Los interesados en participar solo tienen que ingresar en el horario previsto al canal de YouTube de la Facultad de Educación UNCUYO, en el enlace a continuación. También podrán expresar sus preguntas o reflexiones a través del chat que habilita esa plataforma: https://www.youtube.com/channel/UCcVtCdm8Dq0JfRCagp-MmUA.

Repensar la educación en tiempos de pandemia

Desde la Facultad de Educación de la UNCUYO, elaboraron un texto para reflexionar sobre la enseñanza en el contexto de pandemia por coronavirus Covid-19. La doctora Fernanda Ozollo, profesora de la Facultad de Educación, y la licenciada Noelia Naranjo, profesora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, invitan a repensar la digitalidad en el marco educativo.

educación pandemia covid19 fernanda ozollo charla enseñar y aprender en pandemia desafíos dificultades argentina uncuyo mendoza