La paz en el mundo, más allá de evitar un conflicto bélico

José Antonio Musso, doctor en derecho internacional, pasó por #ChatInternacional en el marco del Día Internacional de la Paz. Las guerras, las armas nucleares y los objetivos globales para este 2022.

Internacionales

#ChatInternacional

Señal U

Unidiversidad

Publicado el 22 DE SEPTIEMBRE DE 2022

El Día Internacional de la Paz fue establecido en 1981 por la Asamblea General de Naciones Unidas, con el objetivo de conmemorar los ideales de la paz mundial para cada pueblo y nación del mundo. A partir de allí, todos los 21 de septiembre se renueva la consigna para celebrar y promulgar esta fecha tan importante para la humanidad.

José Antonio Musso, doctor en derecho internacional y en relaciones internacionales, pasó por #ChatInternacional para dialogar sobre qué significa este día para la sociedad y cuáles son los objetivos de las naciones para este 2022.

Además, el doctor en relaciones internacionales se refirió a los inconvenientes mundiales que está provocando el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania e hizo hincapié en la necesidad de dar por terminada esta guerra.

En primer lugar, Juan Antonio Musso alejó este concepto de la idea “de evitar un conflicto bélico para que haya paz en el mundo”, ya que entiende que el término “es mucho más abarcativo y comprende, entre otras cosas, cuestiones sociales, económicas, culturales y demás”.

“El concepto de paz es muy amplio, por eso hay que dividirlo en dos: por un lado, la paz positiva y por otro la paz negativa. Esta última es la ausencia de guerra, de conflictos armados; mientras que la paz positiva supone también la ausencia de todo tipo de violencia y requiere un proceso dinámico y participativo en el que prevalezca el diálogo y se solucionen los conflictos mientras el entendimiento y la cooperación mutua”, explicó Juan Musso.

En ese sentido, Musso remarcó que la “dimensión positiva de la paz está relacionada, al menos, con tres objetivos principales: satisfacer las necesidades básicas de los seres humanos, erradicando la violencia estructural que derivan de las diferencias económicas y sociales que existen en nuestras sociedades; eliminar la violencia cultural, que se manifiesta por ejemplo a través de la violencia de género, en las escuelas y otros ámbitos; y finalmente, también supone el respeto objetivo de los derechos humanos y las libertades fundamentales”.

Es por ello que, a su entender, la paz debe, “además de considerarse un valor de la vida”, ser reconocida “en la categoría de derecho humano de todas las personas”.

Por otra parte, el doctor en derecho internacional se refirió a las acciones que lleva a cabo la Organización de Naciones Unidas (ONU) para el mantenimiento y fortalecimiento de la paz: “La Carta de la ONU explica que la responsabilidad primordial para el mantenimiento y la seguridad de la paz en el mundo es del Consejo de Seguridad, aunque la Asamblea General puede considerar los principios generales de la cooperación para el mantenimiento de la paz internacional. La Asamblea General puede discutir todos los temas y formular recomendaciones, pero si las mismas requieren acción es el Consejo de Seguridad quien definirá los pasos a seguir”.

Respecto del conflicto entre Rusia y Ucrania, Musso opinó que “hay que discutir la necesidad de poner los intereses globales por encima de los intereses interestatales”. Además, consideró que “si bien es el conflicto bélico más “mediatizado” de todos, existen muchos otros “que también han puesto en vilo a la paz mundial”.

Finalmente, el doctor en relaciones internacional aseguró que “la existencia de armas nucleares y las armas de destrucción masiva” son las amenazas más importantes para la paz mundial en la actualidad, por lo que consideró fundamental “el desarme voluntario” de las naciones.

 

Fuente: Télam

actualidad internacional paz conflictos día acciones mundo rusia ucrania armas