La religiosa Kosaka enfrentará el juicio en prisión preventiva

El Tribunal le extendió por tres meses la prisión en modalidad domiciliaria. El segundo proceso por los abusos comenzará en mayo.

La religiosa Kosaka enfrentará el juicio en prisión preventiva

El Tribunal Penal Colegiado extendió por tres meses la prisión preventiva en modalidad domiciliaria que cumple Kosaka. Foto: Unidiversidad

Sociedad Unidiversidad Abusos en el Instituto Próvolo / por Verónica Gordillo / Publicado el 20 DE ABRIL 2021

La religiosa Kumiko Kosaka enfrentará detenida el proceso en su contra. Así lo determinó el Tribunal Penal Colegiado que extendió por tres meses la prisión preventiva en modalidad domiciliaria que cumple la mujer, una de las nueve acusadas en el segundo juicio por los abusos en el Instituto Próvolo que comenzará en mayo.

Uno de los querellantes en la causa, Oscar Barrera, confirmó a Unidiversidad que el tribunal presidido por Horacio Cadile, informó su decisión de extender por tres meses la prisión preventiva domiciliaria a la religiosa.

La defensa de la religiosa solicitó el cese de la prisión preventiva, un pedido al que se opusieron tanto los querellantes como el jefe de los fiscales de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Alejandro Iturbide. Finalmente, el Tribunal rechazó la solicitud de la defensa de la imputada, por lo que Kosaka será la única de las nueve acusadas que enfrentará el segundo juicio por los abusos en prisión.

 

Aplazamiento por la pandemia

Estaba previsto que el segundo proceso por los abusos en el Próvolo se iniciara el 12 de abril, pero a raíz de la pandemia, el tribunal decidió suspender el debate por 15 días, el que comenzará en mayo. En este segundo proceso hay nueve personas acusadas: las religiosas Kumiko Kosaka (46) y Asunción Martínez (53), y las exdirectivas y trabajadoras del instituto Graciela Pascual Ivars (65), Gladys Edith Pinacca Andrade (66), Cristina Fabiana Leguiza Funes (50), Valeska Elizabeth Quintana Valenzuela (48), Laura Alejandra Gaetan Sicardi (60), Cecilia Alejandra Raffo Andreotti (43) y Noemí del Carmen Paz Torrez (63).

 

Los condenados

Por esta causa, la Justicia mendocina declaró a una persona inimputable y condenó a otras cuatro. En septiembre de 2018, Jorge Bordón aceptó su culpabilidad y fue sentenciado a 10 años de prisión, mientras que los sacerdotes Nicola Corradi y Horacio Corbacho y el jardinero Armando Gómez recibieron condenadas de 42, 45 y 18 años respectivamente, al finalizar el primer juicio el 25 de noviembre de 2019.