Migración: anulan decreto del macrismo por "no respetar derechos humanos"

El Ejecutivo explicitó que las modificaciones no respetaban la Constitución ni los tratados internacionales.

Migración: anulan decreto del macrismo por "no respetar derechos humanos"

La anulación del decreto fue publicada hoy en el Boletín Oficial de la Nación. Foto: ilustrativa/unicen.edu,ar

Sociedad Unidiversidad por Unidiversidad / Télam / Publicado el 05 DE MARZO 2021

El Gobierno nacional derogó un decreto de la gestión del expresidente Mauricio Macri sobre política migratoria, al entender que los cambios efectuados "resultan irreconciliables con la Constitución Nacional y con el sistema internacional de protección de los derechos humanos". Así lo establece el Decreto 138/2021, publicado en el Boletín Oficial bajo la firma del presidente Alberto Fernández y los ministros que integran el Gabinete nacional, y que deroga el decreto 70/2017, modificatorio de la Ley N.° 25871 que establece el régimen de la política migratoria argentina.

Del mismo modo, la norma restituye "la vigencia de las normas modificadas, sustituidas o derogadas por el Decreto N.° 70 del 27 de enero de 2017" y dispone la creación de una "Comisión Asesora de Política Migratoria", la que deberá "proponer medidas no vinculantes relacionadas con la aplicación y actualización de la Ley de Migraciones N.° 25871".

El régimen de política migratoria argentina dispone reglas de admisión, ingreso, permanencia y egreso de personas, así como los derechos y obligaciones de las personas extranjeras que desean habitar en el país.

VER TAMBIÉN: Frigerio ratificó la política migratoria: se busca "evitar que ingresen delincuentes"

 

Las modificaciones

El decreto derogado "modificó aspectos sustanciales" de esa ley, según explican en los considerandos de la nueva norma las autoridades, que agregan que, como resultado de esas modificaciones, se observan violaciones a los derechos humanos. Entre ellas, se citan "la violación al principio del debido proceso, al derecho a contar con asistencia y defensa legal, la restricción a un control amplio y suficiente del poder judicial sobre los actos de la autoridad administrativa, la amplitud con la que se prevé la retención preventiva del y de la migrante sin definir las causas que la habilitan y la restricción a los derechos de reunificación familiar y dispensa por razones humanitarias". En tanto, las autoridades nacionales añaden en el decreto de derogación que los cambios a la ley migratoria agravaron "exponencialmente la litigiosidad en materia migratoria".

VER TAMBIÉN: Declararon inconstitucional el decreto que modificaba la Ley de Migraciones

Sobre este punto, señalan que "distintas sentencias judiciales declararon la inconstitucionalidad de diversos aspectos del decreto" y que el Comité de Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y de Sus Familiares, el Comité de los Derechos del Niño y el Comité contra la Tortura, dependientes de las ONU, "han expresado su profunda preocupación y han instado al Estado Argentino a derogar dicho decreto".

En el mismo sentido se pronunció la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que "ha sido enfática con relación a la protección de los y las migrantes, señalando que los Estados deben respetar sus derechos humanos y garantizar su ejercicio".

VER TAMBIÉN: Los migrantes: el enemigo externo

 

Advertencia de Amnistía Internacional

En el momento de la aplicación del decreto en 2017, Amnistía Internacional (AI) había advertido respecto de esa norma: "Introduce impedimentos concretos para el ingreso y permanencia de migrantes en el país, acelera los trámites de expulsión, reduciendo las garantías procesales de las personas, vulnerando el derecho de defensa; elimina la unidad familiar como condición para evitar la expulsión y restringe el acceso a la nacionalidad argentina". "El decreto está dirigido mayormente a evitar el ingreso de migrantes y facilitar los mecanismos de expulsión de aquellos que cuenten con antecedentes penales, ampliando la posibilidad de hacerlo sin tener en cuenta la realidad de los migrantes, sus lazos con el país, el arraigo en la Argentina, los contextos familiares y la posibilidad de desmembrar una familia", señaló AI en aquella oportunidad, e indicó que la normativa "amplía el concepto de antecedentes penales vulnerando los derechos de los migrantes".

VER TAMBIÉN: “La migración es imposible de detener”

 

Reacción de la oposición

Luis Petri, diputado nacional por Mendoza, criticó la decisión oficial a través de un hilo que publicó en su cuenta de Twiter.

El legislador expresó: “La derogación del decreto 70/17 pone un freno a los procesos de expulsión de los extranjeros que delinquen, garantizándoles su permanencia en el país, delinquiendo. Entre 2016 y 2019 hubo 3 mil expulsiones de personas con causas penales en sus países de origen o en el país”.

Petri informó en la red social que, junto al exgobernador y también diputado nacional Alfredo Cornejo, presentarán un proyecto de ley que proponga restablecer el contenido del decreto derogado. “El Congreso debe poner las cosas en su lugar ante el atropello a la seguridad de los argentinos”, concluye. Frigerio ratificó la política migratoria: se busca "evitar que ingresen delincuentes".