Nuevos hábitos de consumo en pandemia: segundas marcas y promociones

La caída del consumo masivo está "estabilizada", pero especialistas estiman que no repuntará. El 94 % de los y las argentinas cambió al menos una marca de su repertorio en el último año.

Nuevos hábitos de consumo en pandemia: segundas marcas y promociones

Foto: Pixabay

Sociedad

Consumo

Unidiversidad

Unidiversidad / Fuente: Télam

Publicado el 05 DE JULIO DE 2021

Con promociones, programas de precios y segundas marcas, los comercios intentan afrontar la caída de las ventas que, por el momento, están estabilizadas, según especialistas. Estiman que el consumo masivo seguirá en baja durantelos próximos meses. De acuerdo con un informe de la consultora Quiditty sobre los nuevos hábitos de consumo como consecuencia de la pandemia, las y los consumidores están más abiertos a elegir marcas alternativas y el 94 % cambió al menos una marca de su repertorio en el último año.

"Cerramos la información de junio, donde vemos una caída del consumo que va a ser superior al 15 %, es una caída que se mantiene. La buena noticia es que no se profundiza, pero la perspectiva para los próximos meses es que se mantenga en este nivel de caída, entre el 10 y el 15 %", dijo a Télam el gerente de Cuentas de Scanntech, Darío Hernández.

En ese contexto, añadió: "Esperamos que se vaya reduciendo la brecha; veníamos de niveles de caída de cerca de 20 puntos, hoy ya estamos en 15 puntos y empezamos a entender el porqué, que tiene que ver con los picos de consumo que hubo el año pasado".

"Es una disminución en la caída. No hablamos de recuperación, pero sí hablamos de una estabilidad, que no es menor y podría generar una mejora, pero esto va a ser paulatino; de todos modos, esperamos que el año 2021 termine en baja", sostuvo Hernández.

El gerente de Cuentas de Scanntech observó que, en términos de esperar una mejora en el consumo, "hay una recuperación de los salarios, pero parecería que sigue por detrás", y consideró que, en este contexto, "cualquier ajuste que pueda ir directo al consumidor va a ser positivo".

En cuanto a las segundas marcas, Hernández señaló: "No son ajenas a la caída del consumo, pero a nivel general, las marcas B y C tienen caídas mucho menores. No están creciendo, pero les resulta más fácil mantener sus niveles de volúmenes de venta. En este contexto, fue muy beneficioso que hayan reglamentado la Ley de Góndolas, es beneficioso para los fabricantes de segundas marcas".

Asimismo, detalló: "En momentos de crisis, las marcas B empiezan a crecer, y apenas la crisis termina o la situación mejora, el consumo vuelve a la marca A. Está la dificultad de la marca B de dar una propuesta de valor que no sea solo precio".
 

Foto: Unidiversidad

De acuerdo con un informe de la consultora Quiditty sobre los nuevos hábitos de consumo como consecuencia de la pandemia, los consumidores están más abiertos a elegir marcas alternativas y el 94 % cambió al menos una marca de su repertorio en el último año.

El estudio realizado sobre 1200 personas en todo el país arrojó que 7 de cada 10 consumidores cambiaron su marca habitual por una más económica y que en este comportamiento se destacan las mujeres, el segmento de 36-45 años y personas de nivel socioeconómico más bajo. Pese a que la experiencia con la nueva marca es satisfactoria en el 96 % de los casos, el 71 % de las personas que migraron de una marca a otra "volverían a la anterior si pudieran hacerlo".

Por su parte, el director de la consultora Scentia, Osvaldo Del Río, dijo a Télam: "El consumo hasta mayo arrastra un acumulado del 8,4 % negativo, por lo que en los próximos meses tienen que pasar muchas cosas positivas para que se revierta".

"El año pasado, en marzo, hubo un crecimiento del 17 %, y en abril, del 4,5 %" por el stockeo en el inicio de la pandemia, pero "después, a partir de mayo, el consumo volvió a la tendencia habitual, por eso dejó un año empatado", que cerró con una caída del 0,1 % respecto de 2019, agregó. "Este año no está ese efecto, por lo tanto, no habrá un movimiento tan brusco de uno o dos meses, como marzo/abril del año pasado. Cualquier situación en favor del consumo va a ser leve", proyectó.

Del Rio afirmó: "A pesar de las acciones para poner plata en el bolsillo de los consumidores, todavía hay pérdida de ingreso contra la inflación, eso no se ha revertido", y estimó que el consumo masivo cerrará el año con una caída en torno al 1 %.

En este contexto, señaló que "los programas de precios ayudan" y detalló: "Al medir la inflación de una canasta de 1040 productos comparables entre canales y cadenas, se nota que el gap de precios que siempre favoreció a los supermercados que eran entre el 6 y el 8 % más baratos hoy está muy agrandado".

Del Río opinó que la diferencia de precios "supera el 25 % a favor de los supermercados" en comparación con los autoservicios y esto se debe "en parte a programas como Precios Cuidados, Precios Máximos, que ya no está, y las promociones de las cadenas". A la vez, remarcó: "En los últimos meses, los negocios de barrio pierden participación y los supermercados registran una leve positividad, pero también se comparan los supermercados con una base mala del año anterior".

sociedad ventas caída promociones precios comercio