Por qué el Instituto Tomás Godoy Cruz vuelve a la virtualidad

La medida fue tomada en medio del alza de casos por coronavirus en la provincia. Su rector, Cristian Barzola, afirmó que es solo por 15 días.

Por qué el Instituto Tomás Godoy Cruz vuelve a la virtualidad

Foto: Prensa Gobierno de Mendoza

Sociedad Unidiversidad Rebrote COVID / por Unidiversidad / Publicado el 16 DE ABRIL 2021

En medio del alza de casos por coronavirus en la provincia y la solicitud de gremios y sindicatos como el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE) por volver a la virtualidad, el Instituto Normal Superior Tomás Godoy Cruz decidió suspender las clases presenciales por dos semanas. Así lo confirmó el rector del establecimiento, Cristian Barzola.

El rector de la Institución indicó que vuelven a la virtualidad absoluta hasta el próximo 26 de abril. Barzola explicó que, ante la escalada del brote, se tomó la decisión de realizar un aislamiento preventivo por protocolo: “El pasado viernes, el Consejo Directivo de la Institución tomó la decisión del cambio de modalidad presencial a la virtual. Esto, fundado principalmente en la escalada de casos en Mendoza, en el cuidado de los miles de alumnos y alumnas, como así también en nuestros docentes que, en algunos casos, presentan enfermedades de base como hipertensión, diabetes y demás afecciones”.

Foto: Cristian Barzola, rector del Instituto Normal Superior Tomás Godoy Cruz

Con respecto al acompañamiento virtual y su continuidad, el rector del Tomás Godoy Cruz aseveró que la institución está evaluando si esta modalidad será extensiva para todo el mes de abril-mayo. “En cuanto a la modalidad de trabajo, esta es a través de una plataforma junto a un acompañamiento de las trayectorias en la que estudiantes con trayectorias débiles serán asesorados y guiados en sus problemas educativos, como así en las dificultades de conectividad”, agregó.

Asimismo, desde la comunidad educativa informaron que han tomado la medida "con suma responsabilidad, actitud y predisposición” y manifestaron que, desde que se comenzaron a emplear los protocolos, los docentes, alumnos y alumnas han sido muy colaborativos y entienden la gravedad de la situación.