Se multiplican los reclamos para que el Gobierno garantice la vuelta a clases presenciales

La oposición, ONG y grupos de padres exigen que el Ejecutivo asegure el comienzo normal del ciclo lectivo 2021. Los gremios rechazaron esta postura y avisaron: "La circulación del virus en una escuela es tan alta que podría compararse a una fiesta clandestina”.

Se multiplican los reclamos para que el Gobierno garantice la vuelta a clases presenciales

La oposición, ONG y grupos de padres exigen que el Ejecutivo asegure que el ciclo lectivo 2021 comience con clases presenciales. Foto: Twitter Diario PH

Sociedad

Inicio de clases

Unidiversidad

Unidiversidad / Con información de Infobae

Publicado el 15 DE ENERO DE 2021

Los reclamos para que el Gobierno garantice la apertura de las escuelas de cara al ciclo lectivo 2021 se multiplican con el correr de los días. Funcionarios de la oposición, organizaciones de la sociedad civil y grupos de padres exigen al Ejecutivo a que se comprometa con el regreso de las clases presenciales en todo el país.

Las voces coinciden en que, después de un año entero con las escuelas cerradas, es imperioso el retorno de los alumnos a las aulas. La continuidad del cierre educativo, reclaman, generará más deserción escolar, pérdida de aprendizajes e impacto en la socialización de los chicos.

Uno de los principales reclamos para la apertura es el de #ALasAulas, que motorizan más de cien organizaciones de la sociedad civil vinculadas al ámbito educativo, como Argentinos por la Educación, Fundación Varkey, Cimientos, Conciencia, entre otras.

“El 2020 fue uno de los años más difíciles para la educación de nuestros chicos y chicas. Hagamos de la educación nuestra prioridad. Trabajemos unidos por un 2021 con clases presenciales en todo el país, cuando se pueda y donde se pueda. Tengamos un plan para cada lugar, para cada situación y cada momento”, convoca la propuesta, que ya reunió más de 150 mil firmas.

En la misma línea, hoy por la mañana se pronunció la Fundación Libertad, que exigió que los gobernadores aseguren la presencialidad en 2021. “Somos una voz más que se suma al pedido de tantos alumnos, padres y docentes que claman y bregan por un retorno a la actividad presencial, todo ello en virtud de que si, como tantas veces se ha dicho, los niños son el futuro, entonces es hora de empezar a hacer algo por ellos en el presente: abriendo las escuelas y volviendo a clases”, expresaron en un comunicado.

De cara a 2021, serán los gobernadores los que definirán si sus provincias inician el ciclo lectivo con las escuelas abiertas. Después de haber asumido la centralidad durante parte de 2020, el ministro de Educación Nicolás Trotta decidió dejar en manos de las jurisdicciones las definiciones vinculadas a la apertura a partir de los indicadores epimiológicos aprobados en el Consejo Federal en octubre del año pasado. Se trata de un paso cuestionable, que elude la responsabilidad de tomar una decisión sobre un tema tan trascendental.

Trotta fue consultado esta mañana en Radio Mitre. Le preguntaron si hacía alguna autocrítica tras haber dejado a la gran mayoría de los alumnos sin clases presenciales durante 2020. El ministro esquivó la consulta y cuestionó las políticas educativas del gobierno de Mauricio Macri, que también había publicado un mensaje en favor de la vuelta a las aulas. “Le pido al expresidente que no sea cínico. Durante su gobierno se discontinuó un programa insignia que hubiera permitido que 4 millones más de chicos tuvieran hoy su propia computadora como Conectar Igualdad. Hubo un desapego y un abandono profundos con el sistema educativo y hoy lo estamos pagando”, subrayó.

TAMBIÉN PODÉS LEER: "Trotta ratificó la presencialidad en las aulas y explotó contra Mauricio Macri"

A las pocas horas, salió al cruce el ministro de Educación de la gestión de Macri, Alejandro Finocchiaro: “El cínico es usted, Trotta, único ministro del mundo que cerró un año las escuelas, quitando sueños y futuro a nuestros chicos y jóvenes. Al pasado lo representan usted y sus socios de Ctera, que creen en un país sin escuelas al que puedan gobernar a través de la ignorancia”, publicó en su cuenta de Twitter.

El extitular de la cartera educativa también cuestionó la apertura de una escuela en Tucumán para un acto de gobierno en el que Trotta entregó netbooks. “Miserable es abrir escuelas, que mantuvo cerradas para el aprendizaje, para actos políticos. Si usted no hubiera interrumpido el programa de entregas, esas computadoras habrían llegado a escuelas públicas sin proselitismo en marzo de 2020. Eligió dárselas a sus intendentes”.

En la misma línea aperturista se expresaron otros dirigentes de Juntos por el Cambio, como el diputado nacional José Cano, el expresidente del Senado Federico Pinedo y el extitular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi. Por su parte, el neurocientífico Facundo Manes, presidente de la Fundación Ineco, afirmó: “Perder la presencialidad de otro ciclo lectivo puede generar daños muy difíciles de reparar y somos un país demasiado pobre como para darnos ese lujo”.

El reclamo se instaló de lleno en las redes sociales, donde también se hicieron eco del cierre escolar y la falta de definiciones de cara a marzo, cuando en casi todo el país se iniciará el ciclo lectivo. En tono irónico, en Twitter empezaron a viralizarse memes que tienen como blancos a la gestión educativa y al sindicalismo docente, cuyos gremios más fuertes rechazan la apertura.

 

Rechazo sindical

Este mediodía, después de la reunión que sostuvo el gobierno porteño con los gremios docentes, donde se ratificó la intención oficial de que se reanuden las clases presenciales desde el 17 de febrero, una dirigente de UTE-Ctera comparó las aulas con las fiestas clandestinas, una frase poco afortunada que pone de relieve las trabas que algunos gremios pondrán a la idea del retorno de los chicos a los colegios.

“El nivel de circulación dentro de una escuela es tan alto que podría compararse con una fiesta clandestina. En este caso, serían fiestas clandestinas habilitadas por el Gobierno”, dijo Alejandra Bonato, secretaria gremial del sindicato.

Para la secretaria gremial de UTE- Ctera, Alejandra Bonato, "la circulación del virus en las escuelas se puede comparar a las fiestas clandestinas". Foto: Clarín

En tanto, UTE-Ctera dio a conocer un comunicado en el que afirmó: “El aumento de contagios y la falta de espacios adecuados en los edificios escolares para el desarrollo de actividades sin descuidar la salud hacen que no estén dadas las condiciones epidemiológicas ni de infraestructura para el retorno a las clases presenciales el 17 de febrero”. Asimismo, la dirigente Angélica Graciano remarcó la exigencia “de la implementación inmediata de un esquema de vacunación para el personal docente y no docente, y la creación de los cargos que sean necesarios para sostener los probables esquemas mixtos”.

sociedad clases presenciales vuelta reclamos gremios oposición provincias trotta macri ciclo lectivo enero 2021