Simulan el cambio climático en el ajo

El incremento de la temperatura del suelo y del aire puede alterar el crecimiento y la producción de las plantas de ajo. Nos explica este fenómeno la investigadora MSc. Mónica Guiñazú, ingeniera agrónoma y directora del proyecto de investigación “Cambio climático en ajo: Efecto del aumento artificial de la temperatura”, subsidiado por la Secretaría de Ciencia, Técnica y Posgrado de la UNCuyo.

Simulan el cambio climático en el ajo

Imagen ilustrativa

Sociedad Unidiversidad por Enrique Roig / Publicado el 27 DE JUNIO 2013

Los estudios científicos sobre el cambio climático global predicen, para la región de Cuyo, aumentos importantes de la temperatura, reducción de la precipitación de nieve y aumento en la variabilidad e intensidad de las tormentas estivales.

Estas transformaciones seguramente provocarán respuestas en la fisiología de la planta de ajo, afectando la producción y calidad del cultivo. A su vez, existen muy pocos trabajos científicos sobre la respuesta fisiológica de esta especie frente al cambio climático.

Es por eso que el equipo que dirige la MSc. Mónica Guiñazú en la Facultad de Ciencias Agrarias considera que, al ser el ajo un cultivo invierno-primaveral, es importante comenzar a evaluar la respuesta de los distintos cultivares de ajo con respecto al aumento de 1º C a 3º C que se prevé para las próximas décadas. Sobre todo, teniendo en cuenta la relevancia económica, productiva y cultural que tiene este cultivo para la provincia de Mendoza.

En esta nota, la MSc. Mónica Guiñazú nos cuenta sobre las dos modalidades de simulación del incremento de la temperatura del ambiente que rodea a la planta, empleadas en los ensayos llevados a cabo en el ajo, sus antecedentes, sus características y las predicciones que se analizan para este cultivo en Mendoza.

¿Cómo realizaron el estudio de los efectos del cambio climático en el ajo?


Tuvimos en cuenta una serie de investigaciones previas, propias y de otros equipos de investigación. Ellas nos indicaban la importancia del aumento de la temperatura del suelo y del aire sobre distintos aspectos fisiológicos y bioquímicos de las plantas. Entonces establecimos dos etapas de estudio en las que simulamos aumentos de la temperatura en el cultivo de ajo a campo, sin modificar otras variables.

Durante el primer año, estudiamos el efecto del incremento de la temperatura del suelo, es decir, la tierra que rodea a la raíces de la planta y bulbo.

 

Luego, en el segundo año, construimos una estructura que nos permitió aumentar la temperatura del aire que rodea a la planta. Esta consistió en una estructura metálica con polietileno transparente, que no modifica la intensidad lumínica que llega al vegetal. La misma tenía una pequeña abertura en la parte superior para impedir la modificación de los gases del ambiente, y sensores que registraban la temperatura en los distintos tratamientos. 



¿Cómo analizaron el efecto del aumento de la temperatura del suelo?


En un cultivo de ajo a campo, algunos surcos se cubrieron con polietileno y otros se dejaron sin cubrir (testigo). Luego, se colocaron sensores para medir la temperatura enterrados a siete centímetros de profundidad. En este caso, la temperatura del suelo se elevó entre 1° C y 3° C las mínimas, y entre 6° C y 9 °C las máximas, dependiendo de si era más próximo al invierno o al verano, respectivamente.

¿Qué cultivares de ajo se utilizaron para hacer estos estudios?

Utilizamos dos cultivares de ajo colorado. Allí, evaluamos el efecto del aumento de temperatura de suelo durante todo el ciclo de cultivo; durante la etapa vegetativa de la planta, es decir, hasta que comenzaba a formar su bulbo subterráneo, y en el período desde bulbificación a cosecha. Estos tratamientos se compararon con un tratamiento testigo, donde no se cubrió el suelo con polietileno.

¿Qué resultados obtuvieron en la simulación del incremento de la temperatura del suelo?

El aumento de temperatura del suelo en la etapa vegetativa de la planta dio lugar a un mayor crecimiento de las plantas –mayor altura, área foliar y número de hojas–.  Cuando retiramos el plástico que las cubría, la altura de las mismas tendía a equipararse con las plantas testigo.
A su vez, el aumento de temperatura produjo un acortamiento del ciclo de cultivo. Las plantas bulbificaron antes y observamos un adelanto de una semana a quince días en las fechas de cosecha de los ajos expuestos a mayor temperatura de suelo, respecto de las plantas testigo.

También detectamos que las hojas de protección, que cubren a los dientes de estos ajos colorados, fueron más claras que las de los dientes correspondientes a los bulbos de las plantas testigo.

Sin embargo, los rendimientos en kilos de bulbos (ajo) por hectárea fueron iguales al testigo. Si bien había aumentado el crecimiento de las plantas durante el cultivo, el adelanto de la cosecha hizo que no hubiera diferencias en los rendimientos.

En definitiva, el aumento de la temperatura del suelo durante el invierno y la primavera acortó el ciclo de cultivo del ajo, adelantando la cosecha, sin modificar los rendimientos.

¿Qué resultados están examinando con el aumento de la temperatura del aire?

Midiendo la temperatura a través de un sensor ubicado a 30 cm sobre el suelo, se observó un aumento de la temperatura del aire de 2° C en invierno y 5° C en primavera, acorde a lo que se predice que será el aumento en grados Celsius a raíz del calentamiento global. A su vez, esto influyó en un aumento de la temperatura del suelo que varió entre 0º 5 C a 2º 5 C.

En este caso, se emplearon distintos tipos comerciales de ajo que se cultivan en Mendoza: tipo comercial morado, tipo comercial blanco y el ajo tipo comercial colorado.

¿Qué efectos produjo el aumento de la temperatura del aire?


Encontramos que las plantas tenían más hojas y más altura en comparación con las plantas testigo. Sucedió algo similar a lo que analizamos en el ensayo con aumento de la temperatura del suelo, es decir, se produjo un adelanto de la cosecha de aproximadamente en una semana, la producción se mantuvo sin modificaciones significativas y hubo en los ajos tipo morado y colorado una decoloración de las hojas que protegen a los dientes del ajo. Esto último, en el ajo blanco no se detectó, porque las hojas de protección son blanquecinas.

Sin embargo, en el procedimiento de aumento de la temperatura del suelo vimos que el tiempo de adelanto de la cosecha fue mayor que en el caso del incremento de la temperatura del aire.

De acuerdo a estos ensayos, podríamos esperar que el aumento de temperatura produzca, en el cultivo de ajo, un acortamiento del ciclo de cultivo, cosechas más tempranas, menos color de las hojas de protección que cubren los dientes en ajos tipo comercial morado y colorado, sin modificación de los rendimientos.

__
Proyecto de Investigación subsidiado por la Secretaría de Ciencia, Técnica y Posgrado de la UNCuyo: "Cambio climático en ajo: Efecto del aumento artificial de la temperatura”.
Integrantes del equipo: Directora: GUIÑAZÚ, Mónica Elizabeth. Co-Director: CIRRINCIONE, Miguel Ángel. CAVAGNARO, Juan Bruno. LOYOLA, Pablo Fernando. GONZÁLEZ ANTIVILO, Francisco. GUZMÁN, Javier Eduardo.
Alumnos de la Carrera de Ingeniería Agronómica, con Concurrencias de Investigación, que trabajaron en el Proyecto: GONZÁLEZ FRANCÉS, Juliana Martina, MORALES SANFURGO, Hugo Andrés y OLMEDO SOSA, María Lihué.

ciencia | tecnología | cambio climático