Test rápidos: para el Colegio Farmacéutico, son una herramienta válida

Así lo aseguró Mario Valestra, el titular de la entidad. Dijo no comprender la resistencia de la Asociación Bioquímica, que solicitó al Gobierno provincial prohibir su venta libre.

Test rápidos: para el Colegio Farmacéutico, son una herramienta válida

La Dirección de Farmacología de la Provincia analiza el tema y aún no toma una decisión al respecto. Foto: Télam

Sociedad Unidiversidad Test COVID / por Verónica Gordillo / Publicado el 21 DE ABRIL 2021

El presidente del Colegio Farmacéutico de Mendoza, Mario Valestra, se paró en las antípodas de la postura que adoptó la Asociación Bioquímica Mendoza, que solicitó al Gobierno local prohibir la venta libre de test rápido para COVID-19. El profesional consideró que son una herramienta que suma, más barata y rápida que otros estudios, y que –si se utilizan en forma responsable y con la información adecuada– pueden ayudar a descomprimir los puntos de testeo del sistema sanitario, hoy desbordados.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) aprobó el test chino Immunobio, del laboratorio Hangzhou Immuno Biotech Co. Ltd. para venta libre en farmacias, aunque advirtiendo que debe ser utilizado por un profesional. Pese a esto, en la provincia, la Dirección de Farmacología aún no toma una decisión al respecto, ya que es el organismo local el que debe determinar si se vende o no en las farmacias y con qué características.

La decisión de Anmat provocó la reacción de la Asociación Bioquímica de Mendoza, que solicitó al Gobierno provincial prohibir la venta libre en las farmacias de los test rápidos. Advirtieron dos peligros: la posibilidad de falsos negativos si no lo hace un profesional y que, aun si da positivo, nadie notifica ese nuevo caso al Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SISA), una obligación de todo profesional de la salud, tanto del sector público como privado.

Valestra aseguró a Unidiversidad no comprender la postura de la entidad que nuclea a los bioquímicos. “Nosotros no estamos interesados en dispensar un producto y obtener rentabilidad; al contrario, las farmacias mendocinas están muy comprometidas con la salud, sobre todo en lo relacionado con la COVID-19. Este test es más barato, es de gran afectividad, entonces no veo por qué hay tanta resistencia por parte de los bioquímicos cuando esto se usa a nivel mundial. Entonces, los intereses particulares tendríamos que evaluarlos bien, acá lo importante es la información, la responsabilidad en la dispensa y de la gente que no tiene que autoevaluarse”, expresó.

 

Una herramienta válida

Luego de subrayar que la venta de estos test en farmacias aún no fue aprobada en la provincia, Valestra explicó que la categorización de “venta libre” de un producto no significa que sea entendido como de uso hogareño. Aseguró que la recomendación es que lo realice un profesional (médico, bioquímico, farmacéutico), para que se concrete en condiciones óptimas en cuanto a tiempos y contactos y que además si da positivo, ese dato se cargue al sistema estadístico SISA.  

El titular de la entidad que nuclea a 600 farmacias en la provincia dijo que es necesario tener en cuenta que estos test rápidos son una herramienta más frente a la pandemia, que suman tecnología y la posibilidad de descomprimir el sistema de salud que hoy está saturado, sobre todo en los centros de diagnóstico.

Valestra destacó otros aspectos positivos de estos test: son rápidos, con una alta efectividad y más baratos que otros estudios de diagnóstico, con un precio de alrededor de 2600 pesos, que, comparado con una PCR que cuesta 6000 pesos, es una gran diferencia. Para el profesional, la clave es la responsabilidad en la venta y por parte de la ciudadanía, para que entienda que no es una autoevaluación. Dijo que, con una buena información, se pueden utilizar como una herramienta válida, que suma y no que resta.