Aseguran que buscan dilatar la elevación a juicio por el triple femicidio

El abogado de Daniel Zalazar había presentado una serie de nulidades y el Segundo Juzgado de Garantías debía definir si los argumentos eran válidos o no, pero el letrado no se presentó a la audiencia, aduciendo problemas personales. El acusado continuará detenido.

Aseguran que buscan dilatar la elevación a juicio por el triple femicidio

Imagen de Daniel Zalazar, único imputado por el triple femicidio, días después de que ingresó a la cárcel. Foto: La Nación.

Sociedad

Claudia Arias

Unidiversidad

Juan Stagnoli

Publicado el 03 DE ABRIL DE 2017

Este lunes 3 de abril se suspendió por segunda vez la audiencia que iba a determinar si se elevaba a juicio la causa por el triple femicidio del barrio Trapiche, de Godoy Cruz. Según explicaron, el abogado defensor tuvo problemas personales y, aunque presentó nulidades para que Daniel Zalazar, único imputado por el crimen, saliera en libertad, aclararon que esa situación no afectará su detención.

Quien realizó la presentación fue el abogado defensor, Eduardo Annibaldi. En los argumentos, el letrado sostuvo que debía considerarse nulo el proceso porque no se tomó declaración por Cámara Gesell al niño de ocho años que fue testigo de los asesinatos, e incluso reclamó la libertad de su defendido.

Por este motivo, el abogado solicitó la oposición a la elevación a juicio y el Segundo Juzgado de Garantías, a cargo de Érica Sánchez, debía definir si eran válidos los cuestionamientos de la defensa y si Zalazar podía, o no, recuperar la libertad. 

La respuesta de la fiscalía es que se tomó declaración pocas horas después del hecho y que hubo pruebas suficientes (el cuchillo y la ropa ensangrentada que encontraron un día después cerca de la casa del presunto femicida) que coinciden con los detalles que relató el niño. “La declaración del menor no se considerará nula”, explicó el fiscal de Homicidios, Gustavo Pirrello, a Unidiversidad luego de que se truncara la audiencia. El magistrado entiende que se busca dilatar el proceso y que, más allá del pedido de la defensa, realizar el procedimiento de Cámara Gesell implicaría, además, una revictimización del pequeño.

Como ya terminó el proceso de investigación, desde el Poder Judicial esperan que la próxima semana la causa finalmente llegue a juicio. En este sentido, se mostraron satisfechos por lo rápido que se avanzó, puesto que en cinco meses, con un mes de feria en el medio, se llegó a esta instancia judicial.
 

El caso

Daniel Zalazar está acusado de haber asesinado a su expareja Claudia Arias (30), a Susana Ortiz (45) y a Silda Díaz (90). En la madrugada del 23 de octubre, el hombre ingresó al domicilio de Arias, ubicado en el barrio Trapiche, y apuñaló a las mujeres y a dos niños, que resultaron con heridas de gravedad. Los menores, uno de 11 años y una bebé de diez meses, permanecieron internados en el Hospital Humberto Notti hasta el 8 de noviembre

De acuerdo a la versión que dio Teresa Day, vocera del Ministerio Público Fiscal, en el momento del crimen uno de los hijos de la víctima, de ocho años, logró esconderse en el baúl de un auto y aguardó toda la noche en ese lugar hasta que pudo salir y llamó a su abuela.

Zalazar fue imputado por el triple femicidio el 26 de octubre. El fiscal de Homicidios, que en ese momento era Santiago Garay, entendió que existía “superioridad de poder con las víctimas” y lo acusó por femicidio en concurso ideal con homicidio criminis causae en tres hechos.

La calificación criminis causae hace referencia a que cuando se cometió el delito, en este caso el homicidio, lo hizo para cubrir otro. En este sentido, el fiscal supuso que Zalazar mató a Ortiz y a Díaz para encubrir el homicidio de Arias. La diferencia entre las acusaciones es sustancial. Mientras que el delito de homicidio simple prevé una pena de reclusión o prisión de ocho a 25 años, el de femicidio establece reclusión o prisión perpetua.

sociedad claudia arias mendoza triple femicidio zalazar juicio