Un cura admitió que manoseaba a niños porque "necesita cariño"

Fernando Yáñez tenía a su cargo a chicos en el hogar de la Dinaf en Monte Comán, San Rafael. El caso salió a la luz a través de un audio, donde el sacerdote mendocino reconoce haber tocado partes íntimas de los internos porque "estaba saturado".

Un cura admitió que manoseaba a niños porque "necesita cariño"

Crédito: diario Mdzol.com

Sociedad

Abuso sexual eclesiástico

Unidiversidad

Publicado el 06 DE DICIEMBRE DE 2016

"Uno está rodeado de varones y necesita cariño", suelta, como si nada, el cura mendocino Fernando Yáñez en un audio que salió a la luz recientemente pero que se registró meses atrás, cuando dos trabajadores de la Dinaf lo increparon por el delito sexual que cometía en el hogar.

El cura fue procesado en agosto por abuso sexual. La Justicia de San Rafael probó la veracidad de las acusaciones, pero el cura Fernando Yáñez quedó libre tras el pago de una fianza y continuó al cuidado de menores en el hogar San Luis Gonzaga, de Monte Comán.

En la grabación se escuchan tres voces: la de Yáñez, por un lado, y la de dos operadores que fueron testigo de un abuso a de los internos del hogar sanrafaelino. Ambos operadores le cuestionan al cura su aberrante accionar y le piden que "no se meta con menores", a lo que el religioso responde reconociendo el hecho y con argumentos incalificables.

En el audio, uno de los operarios de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf) lo critica duramente, ya que dice ser testigo del momento en que manoseó a un joven mientras éste dormía. En todo momento, Yáñez reconoce los abusos pero se justifica señalando que "está saturado" y que tiene que "reventar por algún lado". 

"Lo he estado tocando para que se levantara", se justifica el cura y, como si fuera poco, sigue: "Antes del seminario me encamé mil veces. Pero ahora aquí uno los quiere y se desborda ese sentimiento. Puede ser que me haya dado vuelta, he llegado a una situación que no doy más, la tentación es más grande. Necesito cariño, yo no puedo más, necesito cariño de alguien y lo busco en un hombre".

Según indica diario Los Andes, en agosto, la jueza Paula Arana, del primer Juzgado de Instrucción de San Rafael, procesó a Yañez, lo inhibió y ordenó un embargo de 20 mil pesos en una causa en la que la Dinaf lo acusó de “abusos sexuales” contra dos jóvenes. El religioso no ha sido detenido todavía, pero la causa queda lista para ser elevada a juicio oral. En esa oportunidad el cura dijo que la denuncia fue armada, pero el audio es contundente y fue aceptado por la Justicia como prueba.

sociedad abuso sexual eclesiástico cura pedófilo audio dinaf