Una familia de Mendoza necesita más de $ 50 mil para no caer en la pobreza

La Canasta Básica Total asciende en el mes de enero de 2021 a $ 50 295, mientras que la Canasta Básica de Alimentos asciende a $ 20 037 para una familia tipo.

Una familia de Mendoza necesita más de $ 50 mil para no caer en la pobreza

Foto: Ilustrativa

Sociedad Unidiversidad Inflación / por Unidiversidad / Fuentes: DEIE - Télam / Publicado el 17 DE FEBRERO 2021

La Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE), dependiente del Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía de Mendoza, informó este miércoles que una familia tipo necesitó $ 50 295,07 para no ser pobre en enero en la provincia, mientras que se necesitan  $ 20 037,88 para no ser indigentes en el mismo período.

Para el mes de enero de 2021, los valores de la canasta básica alimentaria, la canasta básica total para un adulto equivalente y la inversa del coeficiente de Engel en el aglomerado Gran Mendoza son los que se presentan a continuación.

Qué representan la Canasta Básica Total y la de Alimentos

La Canasta Básica de Alimentos (CBA) es el conjunto de bienes que satisfacen las necesidades nutricionales de las personas, teniendo en cuenta los hábitos de consumo de una población determinada. Por lo tanto, los hogares que cuenten con un ingreso menor al valor de la CBA se consideran pobres extremos o indigentes.

La Canasta Básica Total (CBT) representa el conjunto de bienes y servicios que satisfacen las necesidades comunes de la población, teniendo en cuenta los hábitos de consumo de una población determinada. Por lo tanto, los hogares que cuenten con un ingreso menor al valor de la CBT se consideran pobres.

 

La CBT a nivel nacional es más alta

La Canasta Básica Total (CBT) registró en enero un aumento del 4,2 %, por lo que un grupo familiar compuesto por dos adultos y dos menores necesitó contar con ingresos por $ 56 459 para no caer debajo de la línea de la pobreza, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). A la vez, la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que mide únicamente un consumo de alimentos, tuvo una suba mensual del 4,6 %, de modo que el mismo grupo familiar precisó de $ 23 722 para no caer en situación de indigencia.

De esta forma, la CBT tuvo una variación del 39,8 % respecto de igual mes del año anterior, mientras que la CBA registró un aumento del 44 %, una diferencia que se explica porque las tarifas de servicios públicos y de transporte están prácticamente congeladas desde principios de 2020, mientras los precios del rubro de alimentos fueron de los que más subieron en los últimos meses.

La inflación minorista fue del 4 % en enero y del 36,1 % en 2020, en un contexto en el que se destacó la suba del 42,1 % en los valores de alimentos y bebidas los doce últimos meses, incremento que no fue mayor debido a los acuerdos de precios y el establecimiento de precios máximos para algunos productos en medio de la pandemia de coronavirus.

Al cotejar contra el primer mes de 2020, el incremento del costo de la CBA marcó una desaceleración de 11,8 puntos porcentuales, mientras que la CBT mostró una retracción de 12,9 puntos, debido a que el año pasado marcaron un acumulado del 55,8 % y el 52,7 %, respectivamente. La canasta básica alimentaria responde a los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles para un determinado grupo familiar, compuesto entre otros productos por pan, arroz, fideos, papa, azúcar, legumbres secas, carne, menudencias, fiambres, aceite, huevo y leche, entre otros.