Una vendimia con identidad y diversidad

Facundo Sebastianelli y Macarena Pravata, rey y reina salientes de la vendimia gay, levantaron muchos comentarios y reacciones, y saludaron a los miles de mendocinos y turistas.

Una vendimia con identidad y diversidad

Macarena Pravata y Facundo Sebastianelli, reyes de la Vendimia Gay 2015.

Sociedad

Vendimia gay

Unidiversidad

Unidiversidad / Constanza Terranova

Publicado el 05 DE MARZO DE 2016

Con un retraso tedioso, y por demás aplaudido, se dio inicio a uno de los espectáculos favoritos que forman parte de vendimia: la Vía Blanca. Abriendo el desfile, como tradicionalmente se estila, Ciudad repartió racimos de uva y le hizo camino al segundo carro, sólo que no era un carro. “Mirá qué autazo”, fue lo primero que se escuchó por parte de niños y adultos ante la aparición del escarabajo blanco descapotable que transportaba a la reina y al rey de la Vendimia Gay 2015, que lucían capas blancas, a juego con el auto.

Luego de 20 años como espectadores, la “Vendimia de la identidad” incluyó a la comunidad LGTBI mendocina, quienes año tras año han logrado posicionarse como parte fundamental e indiscutible de la identidad mendocina.
 

Reacciones

Hace unos meses, cuando se anunció que la Vendimia Gay tendría su lugar en los desfiles vendimiales, Vía Blanca y Carrusel, la expectativa comenzó a crecer. ¿Cómo será el carro? ¿Quiénes desfilarán? ¿Cómo va a reaccionar el mendocino?, fueron algunos de los interrogantes más frecuentes. Sin embargo, las voces a favor y en contra del desfile no se hicieron esperar. Los mendocinos y turistas dieron su punto de vista sobre la participación de la comunidad LGTBI en los festejos oficiales de Vendimia, y fue variada.

“Me parece bien, creo que la inclusión forma parte también de la Vendimia y está bueno que se los incluya, si hay una Vendimia para Todos, creo que los eventos deberían ser para todos”; “Está muy bien, todos tenemos que participar, ¿qué? ¿Son de otro país?”; “Si ellos nos soportan a nosotros, que ya es mucho, cómo no los vamos a tolerar a ellos”, dijeron las voces a favor de la inclusión.

Sin embargo, hubo actitudes y comentarios agresivos hacía el rey y la reina en el momento del desfile, los cuales nos hacen reflexionar sobre cuánto nos falta aprender como sociedad para poder aceptarnos a todos como iguales.

Expectativa interna

Sobre la posibilidad de desfilar en la Vía Blanca y el Carrusel, festejos oficiales del calendario vendimial, el rey y la reina salientes de la Vendimia para Todos comentaron que vivieron la novedad con emoción y un gran sentido de la responsabilidad. Además contaron cómo se han estado preparando, tanto ellos como los candidatos de la edición 2016, para ser incluidos de una vez por todas en la Vendimia de todos. Tanto “hetero, lesbianas, gays, trans, bi o lo que seamos, esperamos la aceptación, porque hablamos de inclusión, y qué mejor que inclusión para que Mendoza festeje”.

Con respecto a los festejos a realizarse en el acto de la Vendimia Para Todos hoy 5 de marzo, Facundo y Macarena comentaron que ya está todo listo y que siempre es vivido con muchas ganas y emoción.
 

Los curiosos contrastes mendocinos

“A la gente no le gusta, es una vergüenza, a mí, a mi marido y a mi familia no nos gustan, no deberían estar acá”, comentó una mujer muy enojada con respecto al desfile de los reyes. “¡No saludes! ¡No saludes!”, le ordenó un padre a su hijo de no más de cinco años ante el gesto amistoso del pequeño que saludaba al escarabajo blanco de la Vendimia Gay cuando pasaba cerca del palco de autoridades provinciales. Entre los insultos, cuando todo parecía empeorar, de la nada los aplausos renacían y cambiaban el ambiente a uno más relajado.

En las cercanías de Las Heras y Necochea, para ir en contra de tanta negatividad y rompiendo con una cadena injustificada de desprecio, una madre subió a su hija portando su propia capa y corona al auto de los reyes gay. La niña, muy feliz, posó y se fotografió con los reyes, para luego exigir otra foto junto al llamativo carro vendimial. Esta postal de niños saludando a los reyes, sin siquiera plantearse si son diferentes, más allá de que iban en un Volkswagen, habla por sí sola.

vendimia gay via blanca rey reina inclusión