Viaje a la "libertad": los osos pardos del exzoo llegaron a Ezeiza

Los ejemplares nacieron en cautiverio y pasaron toda su vida entre jaulas y cemento. El nuevo hogar de los ejemplares es The Wild Animal Sanctuary.

Viaje a la "libertad": los osos pardos del exzoo llegaron a Ezeiza

Foto: twiter Humberto Mingorance @MingoranceH

Sociedad

Unidiversidad

Unidiversidad / Fuentes:Prensa Gobierno de Mendoza, Humberto Mingorance, Clarín

Publicado el 20 DE NOVIEMBRE DE 2019

Los diez osos pardos del exzoológico de Mendoza, reconvertido en un ecoparque, comenzaron, desde Ezeiza, su viaje rumbo al santuario The Wild Animal Sanctuary en Keenesburg, Colorado, Estados Unidos. De esta manera, culmina el proceso que demandó más de dos años de trabajo entre el Gobierno de Mendoza, Enfoque Animal, Fundación Franz Weber y The Wild Animal Sanctuary.

El nuevo hogar de los ejemplares es el santuario sin fines de lucro más antiguo y más grande del mundo, dedicado exclusivamente a rescatar a grandes carnívoros exóticos y en peligro de extinción.

Foto: Twiter Humberto Mingorance @MingoranceH. Traslado de Julieta, nacida en el exzoológico de Mendoza

Está situado en Keenesburg, en un predio de 320 hectáreas que se encuentran 50 km al norte de Denver y 80 km al este de Boulder.

Alberga a más de 500 leones, tigres, osos, leopardos, leones de montaña, lobos y otros grandes carnívoros. Es el primer santuario de este tipo en crear hábitats específicos de especies de gran superficie para animales rescatados.

Trasladan a diez osos del viejo zoológico a un santuario de EE. UU.

Sociedad Unidiversidad Ecoparque / por Unidiversidad / Fuentes: Prensa Gobierno de Mendoza / La Nación / Publicado el 19 DE NOVIEMBRE 2019 Este lunes culminó el proceso para trasladar a diez osos pardos que habitaban el viejo zoológico de Mendoza a The Wild Animal Sanctuary, ubicado en el estado de Colorado, Estados Unidos.

 

Una por una, la historia de cada oso

Mabel: es la osa más geronte, nacida en cautiverio en el exzoológico de Mendoza. Actualmente vive sola, confinada en un recinto de pobre enriquecimiento ambiental.

Sorpresa: es rosarina, proviene del exzoológico de esa ciudad. Llegó a Mendoza junto a su mamá Mirtha (fallecida recientemente), en 2001. Tiene 22 años.

Julieta: nacida en el exzoológico de Mendoza, es hija de Sorpresa y Fausto. Tiene 11 años. Hasta 2016 vivió sola y en la actualidad convive con sus dos hermanas.

Foto: twiter Humberto Mingorance @MingoranceH. La llegada de los osos a Ezeiza

Esperanza, Libertad y Rosa: nacidas en el exzoológico de Mendoza, son hijas de Sorpresa y Fausto. Hermanas de Julieta, tienen 9 años. Vivieron juntas hasta 2013. Luego, por las limitaciones de la infraestructura, debieron ser separadas. Fue recién en 2016 cuando Esperanza y Libertad pudieron volver a vincularse con Julieta gracias a las adecuaciones de los recintos. Rosa aún vivía en soledad.

Athila: es adulto y proviene del exzoológico de Rosario. Llegó a Mendoza entre 1998 y 1999. Vivió en el recinto 29 con otros de su especie hasta que, luego de un intento de escape, fue confinado al recinto actual, en 2000. Según se informó desde el Ecoparque mendocino, Athila es uno de los animales que más ha padecido el encierro. Desde hace 19, años su recinto es como una fosa, no tiene perspectiva de horizonte, lo que imposibilita percibir los estímulos del entorno. Los visitantes del exzoo, al recorrer el paseo, no podían percibir la presencia de Athila.

 

Fausto y Buko:  Fausto nació en cautiverio en el exzoológico de Mendoza y convive con su hijo Buko en el mismo recinto, donde alternan salidas al área exterior día por medio, ya que también comparten recinto con Sorpresa. En la época de celo, ambos machos se tornan conflictivos, cuando se denota un dominio del más joven sobre el adulto.

Yogui: nació en el exzoológico de Mendoza y es hijo de Fausto. Vive solo desde hace varios años. Las secuelas del encierro se hacen evidentes por el comportamiento estereotipado que presenta.

mendoza traslado osos eeuu nuevo santuario ezeiza