Comer sano le cuesta a una familia $ 7.900 por mes

Una nutricionista detalla cuáles son los alimentos saludables que no deben faltar en una dieta, aunque los precios asustan. Mirá el interactivo.

Comer sano le cuesta a una familia $ 7.900 por mes

Foto: La Nación.

Datos interactivos Unidiversidad Salud / por Unidiversidad / Florencia Martínez del Rio / Publicado el 13 DE NOVIEMBRE 2019

Para comer de manera saludable, hay alimentos y bebidas que no deben faltar en la vida diaria de una persona, como por ejemplo las verduras, frutas, lácteos, legumbres, huevos, harinas y carnes. Según explicó a Unidiversidad la nutricionista Nazarena Asus, mantener una alimentación saludable significa preferir ciertos alimentos y evitar otros. Ahora bien, para consumirlos, una familia tipo mendocina necesita gastar $ 7900 al mes. 

Entonces, alimentarse saludablemente es fundamental para prevenir enfermedades ya que, según la OMS, el 61,5 % de los argentinos tiene exceso de peso y esto aumenta “el riesgo de tener más de 200 problemas de salud, como por ejemplo: diabetes, hipertensión arterial, enfermedades respiratorias crónicas, enfermedad de los riñones, del hígado y algunos tipos de cáncer”, señaló el ministerio de Salud de la Nación.

Asus, especialista en Alimentación y Nutrición del Hospital Universitario, comentó cuáles son los alimentos que se deben ingerir día a día, y que también figuran en la Guía Alimentaria publicada por la cartera anteriormente mencionada: verduras, frutas, legumbres, quesos, yogures, carnes rojas y blacas, huevos, harinas, cereales, frutos secos, semillas, y agua.

Mirá el interactivo con los precios de algunos de estos alimentos extraídos de supermercados y de los progamas del Gobierno Precios Cuidados y Precios Claros.

En tanto, el economista José Vargas contó a Unidiversidad que la canasta saludable, es decir, con productos que cumplan el requerimiento nutricional, es de $ 7900 para una familia tipo (dos adultos y dos niños).

 
 
 

En el caso de los quesos, explicó la nutricionista, son saludables aquellos que son blandos, como el cremoso tradicional, debido a su bajo contenido graso. "Hay que evitar los de cáscara colorada, por ejemplo, cuanto más duro es, más grasa tiene", advirtió. Sobre los untables explicó que los fundidos no son buenos para la salud porque son una mezcla de todos los tipos de queso. Además, señaló que no hay que confiarse en los etiquetados light.

"Los rotulados suelen ser difíciles de entender pero hay que saber que light no significa cero ni de dieta. Tienen una reducción de grasa y calorías pero siempre en función del producto original".

Cualquier tipo de fruta y verdura también debe consumirse diariamente, sin embargo es lo que menos come la población, contó Asus. Lo mismo sucede con las legumbre (arvejas, garbanzos, habas, chauchas, lentejas, porotos verdes, etcétera). "Estos alimentos aportan muchísimas proteínas y fibras. Mucha gente los utiliza solo para los guisos pero también se pueden usar para hacer ensaladas o hamburguesas, algo muy común en las personas vegetarianas".

Con respecto a los huevos, los frutos secos y las semillas, la nutricionista explicó que son alimentos con un muy buen perfil nutricional, aportando fibras, grasas buenas y energía. Las carnes también son necesarias para el organismo, tanto las rojas como las blancas. El pescado es muy saludable pero poco consumido en esta zona del país, aseguró la especialista.

Las harinas y los dulces también integran la lista de productos que deben ingerirse, siempre y cuando se atienda a las cantidades. "Una puede comer un alfajor y pan, el tema es cuánto come. Se puede optar por productos realizados con harina integral, agregado de semillas o avena", detalló Asus. Por último, la bebida que recomendó la nutricionista es el agua. Es preferible evitar las gaseosas, las aguas saborizadas, los jugos listos para tomar y las bebidas endulzadas artificialmente.

 

A derribar mitos: qué es saludable y qué no a la hora de hacer dieta

Actualmente hay muchas creencias y mitos populares que han sido aceptados por la mayoría como "relativas verdades". Sin embargo, en su mayoría, no se corresponden con la realidad. En este sentido, es necesario desmitificar todas aquellas aseveraciones que no son ciertas y destacar las que sí lo son.

sociedad | salud | alimentación | canasta | alimentos |