Consumir energía y agua con inteligencia, la estrategia para enfrentar el verano en casa

Quienes solían vacacionar fuera de Mendoza probablemente se queden en sus hogares debido a la pandemia, lo que podría generar un aumento de la demanda energética, que ya es del 5 %.

Consumir energía y agua con inteligencia, la estrategia para enfrentar el verano en casa

Foto publicada en Ecoticias

Sociedad Unidiversidad Efecto cuarentena / por Unidiversidad / Florencia Martinez del Rio / Publicado el 30 DE OCTUBRE 2020

La pandemia de coronavirus viene modificando los modos de vida de las personas hace más de siete meses en el país y las vacaciones de verano también serán atípicas. Si bien habrá temporada turística 2021, habrá restricciones para evitar la propagación del virus. Así, los y las mendocinas que solían vacacionar analizan quedarse en sus casas y con ello, la demanda de energía y agua podría incrementarse.

Desde el Ente Provincial Regulador Eléctrico (EPRE), señalaron que el consumo de energía viene en aumento, pero que si esa tendencia continúa, no generará cortes generalizados. Aysam, por su parte, indicó que esperan un verano "tranquilo", aunque no descartan inconvenientes. Recomendaciones para hacer usos racionales.

Al respecto, Héctor Laspada, gerente técnico de suministro del EPRE, afirmó a Unidiversidad: “El consumo energético residencial aumentó entre el 5 % y el 6 % respecto de iguales meses de 2019. Siguiendo esa proyección y si este consumo se extiende en el tiempo, podría haber una mayor demanda y superarse ese porcentaje”.

Según datos del EPRE, en los meses veraniegos de 2019 la demanda fue el 14 % mayor que el resto del año, siendo diciembre el de mayor incremento (el 5,6 %). Las distribuidoras Edemsa, Edeste SA y la Cooperativa Eléctrica Godoy Cruz tuvieron una variación en su demanda de energía del 9,2 % respecto del mismo mes de 2018. Estas cifras se relacionan con la situación climática que se vivió: un invierno con temperaturas medias levemente superiores a las históricas y un verano con temperaturas inferiores a las históricas, a excepción de los dos últimos meses del año. Esto coincidió con los incrementos en la demanda de energía, señaló el Ente.

Yendo a las cifras de 2020, los datos indican que, en enero, el consumo interanual se incrementó el 3,5 %, lo que se relaciona con las olas de calor. En febrero, la demanda subió el 4,6 % respecto del mismo mes del año anterior. Las temperaturas mínimas y máximas relativamente altas contribuyeron con el aumento de la solicitud de energía.

Con los datos que evidencian que en verano suele subir la demanda energética, sumado a que quienes solían vacacionar se quedarán en sus casas intentando sobrellevar el calor mendocino, aparece la pregunta sobre si el servicio se brindará correctamente ante el posible aumento del consumo y si existe la posibilidad de que haya cortes de luz, como los que advirtió el secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez. 

Al respecto, Laspada aseguró que en Mendoza esa no es una realidad que podría llegar a darse de manera generalizada. “En principio, no habrá cortes. Si aumenta la demanda de las redes de distribución, no implicará una generalidad de interrupción del servicio. Una mayor solicitud generará que las redes de protección se activen con mayor frecuencia y se realicen guardias para reponer fusibles, por ejemplo”, afirmó.

Para Amilcar Barletta, ingeniero del Instituto de Energía de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCUYO), el consumo “será el mismo de siempre”, ya que “hay comercios e industrias paradas o trabajando al 50 %” debido a las restricciones por la pandemia de coronavirus. “Estimo que el problema no es tan preocupante, pero sí hay que tener en cuenta, como siempre, los parámetros de ahorro de energía”, agregó.

En ese aspecto, coincidió el gerente técnico de suministro del EPRE, que afirmó que, para evitar inconvenientes en el servicio, “habrá que tener los cuidados adecuados y hacer un buen uso de la energía”.

Algunos tips para ahorrar energía:

  • Limpiar los filtros de los aires acondicionados con frecuencia;
  • No abrir la heladera sin motivo y realizarles mantenimientos;
  • Mantener los ambientes con luz natural el mayor tiempo posible;
  • No usar el lavarropas en el horario de la siesta;
  • Desconectar todos los aparatos que no sean utilizados;
  • Mantener los espacios con una temperatura de entre 24 y 26 ºC.

Sobre el aumento del consumo energético en el país, Barletta comentó que el mayor problema de la Argentina es la distribución de la energía y la mala utilización de los aparatos. “Debemos ir adoptando energías renovables, que esa sea una alternativa para que las personas generen su energía. En otros países, están avanzados en la energía solar y eólica. Acá cuesta más por los costos elevados que tiene, aunque en el último tiempo, han disminuido”, opinó Barletta.

Seis consejos útiles y sencillos para ahorrar energía en casa

En una nueva celebración del Día Mundial del Ahorro Energético, el Instituto de Energía (IDE) de la UNCUYO trabaja en distintos programas que tienen como fin incentivar el uso eficiente de la energía, como también la promoción de energías sustentables.

Consultado por las limitaciones del uso del aire acondicionado que plantearon especialistas para evitar la propagación del coronavirus, como por ejemplo, utilizarlos con ventilación natural, Laspada opinó: “Tener el ambiente ventilado no significa tener una ventana abierta; puede ser una pequeña abertura”. Este debate se instaló debido a que estos aparatos no toman aire del exterior sino que enfrían y recirculan el aire de un mismo espacio, lo que trasladarían las gotitas pequeñas y propagarían la COVID-19.

Según el titular del Observatorio de Salud Pública y Problemáticas de Consumo de la UNCUYO y jefe del departamento de Toxicología de la Provincia, Sergio Saracco, en las casas se puede utilizar tanto el ventilador como el aire acondicionado, ya que, si existe un contagio, se dará por contacto estrecho. En cambio, en lugares públicos, estos artefactos deberían utilizarse manteniendo alguna ventilación natural, por ejemplo, una ventana o puerta abierta, aunque esto producirá un gasto extra de energía.

Aire acondicionado y COVID-19: seguro en casa, con cuidados en espacios públicos

Utilizar ventiladores y aires acondicionados en la casa, con las personas que uno convive, no es problemático, pero otra es la situación en los lugares públicos, donde se deben tener en cuenta algunos cuidados para encender sistemas de refrigeración y que esto no signifique incrementar las posibilidades de contagio de COVID-19.

Otro servicio fundamental es el agua, un recurso escaso en la provincia. El pronóstico de caudales de los ríos para la temporada 2020/2021, realizado por el Departamento General de Irrigación, indicó que casi todos tendrán un año hidrológico “pobre”, excepto el Malargüe, para el cual la calificación es de “seco”. Esto significa que la oferta general de agua para la provincia es del 70 % de un año promedio, en base al registro histórico.

Alejandro Gallego, presidente de Aysam, afirmó que “es probable que más gente esté en la provincia” en el verano, pero “es muy difícil saber” si eso significará una mayor demanda de agua. “Puede ser que tengamos problemas, pero esperamos tener un verano tranquilo. Dependemos del caudal del Dique Potrerillos, que estará en un nivel medio, ni bueno ni malo. La capacidad de producción será similar a la del año pasado”, comentó.

Gallego explicó que el momento más crítico en la provincia es el actual porque el Dique no aporta agua al sistema, pero sí lo hace en enero y febrero, lo que significa una “ventaja” para esa época.

El Presidente de Aysam explicó que aumentarán la producción porque hasta diciembre aprovecharán los buenos resultados aportados por las mejoras realizadas entre las plantas Benegas y Alto Godoy. “Se trata de una obra que permitió distribuir mejor el agua, aportó más equidad y resolvió problemas que tuvimos el año pasado. También hubo mejoras de las bombas de los 140 pozos que hay en el interior de la provincia”, explicó.

Vacaciones en pandemia: creció la venta de piletas para pasar el verano en casa

La pandemia y la situación económica impactaron en las planificaciones de las vacaciones de verano, por lo que varios mendocinos y mendocinas se volcaron a la compra de piletas para sus casas.

A su vez, Gallego señaló: “Sí aumentaremos la capacidad de producción para el año que viene y el verano 2022. Eso nos va a dejar más tranquilos. Será una solución importante y permitirá tener una mayor capacidad para sacar agua. Siempre hay cosas para hacer, tanto por parte de las empresas como por parte de los usuarios, para no tener o tener pocos problemas en el consumo”.

Recomendaciones para cuidar el agua:

  • No limpiar veredas usando manguera (se derrochan 500 litros). Utilizar escoba y balde (se consumen 40 litros);
  • No regar enlagunando el jardín;
  • No lavar el auto con manguera o hidrolavadora;
  • Para higiene personal, usar el agua necesaria y evitar dejar la canilla abierta;
  • Controlar pérdidas internas, goteras de canillas, pérdidas en inodoro.

Para 2020/21, se prevé un "año hidrológicamente pobre": seguiremos con déficit de agua

El Departamento General de Irrigación, mediante una conferencia por la plataforma Zoom, dio a conocer este lunes el pronóstico de caudal del río Mendoza, donde se prevé un "año hidrológicamente pobre" para casi todos los ríos.

sociedad | energía | electricidad | luz | agua | epre | aysam | verano | calor |