Próvolo: directivos justificaban la rebeldía de los alumnos por su discapacidad

Así lo relató una mamá durante el juicio contra dos sacerdotes y un jardinero. También declararon dos psicólogas.

Próvolo: directivos justificaban la rebeldía de los alumnos por su discapacidad

El Tribunal escuchó el testimonio de cuatro personas durante una nueva audiencia del proceso contra dos sacerdotes y un jardinero del Pròvolo. Foto: Unidiversidad

Sociedad Unidiversidad Abusos en el Instituto Próvolo / por Verónica Gordillo / Publicado el 10 DE OCTUBRE 2019

La mamá de una exalumna del Instituto Próvolo dijo que su hija tenía conductas atípicas, pero que nunca desconfió del lugar ni de sus autoridades porque siempre le respondían que la rebeldía de la chica estaba relacionada con su discapacidad auditiva, lo que le genera problemas de comunicación. La mujer fue una de las cuatro personas que declararon en una nueva audiencia del juicio contra los sacerdotes Nicola Corradi (83) y Horacio Corbacho (59), y el jardinero Armando Gómez (49) por presuntos abusos sexuales declararon tres testigos.

Confirmaron que los relatos de exalumnos del Próvolo son veraces

Seis profesionales coincidieron en asegurar que los relatos de los chicos y chicas que denunciaron haber sufrido abusos sexuales en el Instituto Próvolo son verosímiles y coherentes. Agregaron que los exalumnos tienen secuelas psicológicas compatibles con indicadores de abuso.

 

La justificación de las autoridades

La primera en declarar fue la mamá de una exalumna del Instituto que es una de las denunciantes en la causa en la que están imputadas tres personas por 28 hechos de abuso sexual y corrupción de menores.

Según el relato del querellante Lucas Lecour –ya que, por tratarse de delitos de instancia privada, las audiencias son a puertas cerradas–, la mamá dijo que confiaba plenamente en las autoridades, en los sacerdotes, y que cuando hizo consultas por conductas rebeldes de su hija, siempre le respondieron que estaban relacionadas con su discapacidad auditiva.

La mujer aseguró que la religiosa Kumiko Kosaka, que está imputada en otra de las causas por los presuntos abusos, era la persona que siempre le repetía que la mala conducta y rebeldía de su hija tenían que ver con su discapacidad auditiva y, sobre todo, con los problemas de comunicación que esto le generaba.

La mamá de una víctima: "Confiaba plenamente en los sacerdotes"

La mamá de una de las denunciantes de abuso en el Instituto Próvolo aseguró que confiaba plenamente en los sacerdotes y que nunca imaginó que su hija fuera víctima de vejámenes.

La testigo explicó que la primera noticia que tuvo de los abusos fue cuando se publicó en los medios el inicio de la investigación, en noviembre de 2016. Aseguró que fue en ese momento cuando comenzó preguntarse si las conductas atípicas de su hija estarían relacionadas con los abusos.

Con el tiempo, y sobre todo con el apoyo de un tratamiento psicológico, la joven pudo contar lo que le sucedió y testificó en la causa.  

 

Superar el bloqueo

Durante la audiencia, también testificaron dos psicólogas del Programa Provincial de Prevención de Maltrato, que actualmente atienden a dos exalumnas. Las denunciantes se presentaron ante el Tribunal y relevaron del secreto a las dos profesionales para que pudiera declarar.

Siempre de acuerdo al relato del querellante Lecour, las profesionales explicaron cómo fue el inicio del tratamiento, el bloqueo que tenían las chicas y cómo de a poco fueron capaces de contar lo que les sucedió puertas adentro del instituto ubicado en Luján de Cuyo.

Próvolo: declararon 15 exalumnos y ahora testifican sus familiares

Durante el juicio por presuntos abusos en el Instituto Próvolo ya declararon 15 exalumnos y alumnas que corroboraron los hechos por los que están acusados dos sacerdotes y un jardinero, y mañana comienzan a testificar sus familiares. Así lo confirmó uno de los abogados querellantes, Oscar Barrera.

Una de las profesionales subrayó la importancia que en este caso tiene el silencio; primero, porque a las personas sordas les prohibían utilizar la lengua de señas y, segundo, porque era la clave para continuar con el sometimiento. El querellante Oscar Barrera explicó que los testimonios de las psicólogas permitieron advertir los traumas psicológicos y físicos de las denunciantes, pero también los buenos resultados que generó en ellas un tratamiento adecuado para que pudieran contar lo que les sucedió, que es un paso esencial para superar esa trauma.

La causa Próvolo impulsó las denuncias de las víctimas de La Plata

El caso del Próvolo en Mendoza fue el puntapié inicial para que once sobrevivientes del instituto de La Plata se animaran a declarar, lo que impulsó el proceso abierto en esa ciudad y que ya tiene tres acusados: los sacerdotes italianos Nicola Corradi y Eliseo Pirmati, y el profesor de informática José Britez, el único detenido.

 

Malos tratos

Los querellantes contaron que también testificó una asistente social del Instituto, que se transformó en la representante legal del colegio cuando Graciela Pascual fue imputada y detenida.

Siempre de acuerdo al relato de los querellantes, la mujer dijo que se enteró por rumores de la denuncia que existía contra Jorge Bordón (que fue condenado por los abusos) en 2008, y que en una oportunidad se enteró de la preocupación de una psicóloga porque algunos chicos y chicas dibujaron imágenes de personas desnudas.

De todas formas, los letrados explicaron que la mujer sostuvo en varias oportunidades que nunca supo nada de los presuntos abusos en el Instituto. Solo comentó que, en una oportunidad, una alumna que asistía a los talleres se quejó por los malos tratos de la religiosa Kumiko Kosaka.

El proceso continuará el martes, ya que mañana el Tribunal analizará los testimonios que escucharon durante la semana, mientras que el lunes es día no laborable.

provolo | abusos | sordos | sacerdote | corradi | corbacho | verona | corrupción