Próvolo: "La Iglesia entorpeció y atacó a los chicos"

Oscar Barrera y Sergio Salinas, abogados querellantes en el caso, hablaron sobre la nula información que aportó la institución eclesiástica para esclarecer los hechos. Además, explicaron cómo seguirán los juicios.

Sociedad Señal U Unidiversidad Noticias / Abusos en el Instituto Próvolo / / Publicado el 27 DE NOVIEMBRE 2019

Oscar Barrera y Sergio Salinas, abogados de los estudiantes que fueron abusados en el Instituto Antonio Próvolo por los sacerdotes Nicola Corradi y Horacio Corbacho y el jardinero Armando Gómez, hablaron en Unidiversidad Noticias sobre las causan que quedan por resolver, la deuda que le queda a la sociedad tras las denuncias de las vejaciones y el entorpecimiento de la Iglesia en torno a la investigación.

Sobre el comunicado que emitió el Arzobispado de Mendoza luego de conocerse la sentencia contra los acusados, Salinas exclamó: "Me da mucha bronca porque mienten. Estaban obligados a dar información y no lo hicieron, hay víctimas que no tienen el victimario porque no dieron información. Estos casos no deben volver a suceder ni la iglesia debe trasladar de un lugar a otro a los curas. Además, el Estado debería exigirle a la Iglesia porque la mantiene". Barrera, por su parte, agregó que la institución eclesiástica "nunca se acercó a las víctimas" e incluso "entorpeció y atacó a los chicos".

Barrera también remarcó que esto no tiene que ser una "espuma del momento", sino que la restitución de derechos de las personas con discapacidad "debe hacerse carne en la sociedad" para permitir que se desarrollen en igualdad de condiciones en todos los ámbitos de la vida. "El acceso a la Justicia de estas personas es una deuda pendiente del Poder Judicial, que de a poco se va poniendo a la altura de las circunstancias al dictar sentencia al respecto". 

Además, la condena para los abusadores sirve para que otras víctimas de estos delitos tengan confianza para denunciar, aseguró Salinas: "En un recuento propio que hemos hecho, sabemos que hay alrededor de 200 chicos que podrían denunciar abusos en ámbitos privados. Esta sentencia da confianza. Luego, ellos verán si quieren denunciar o no, pero queremos decirles que se pueden acercar a nosotros".

Sobre las causas que aún se están investigando, señalaron que se unificarán los dos juicios que faltan. "Hay 14 imputados por omisión, además de la monja Kosaka Kumiko. La idea de esto es eliminar la revictimización de los denunciantes y que esto termine lo más rápido posible", explicaron.

sociedad | abusos | violencia | próvolo |