Bote Dragón: la técnica del remo que une a sobrevivientes del cáncer de mama

El deporte náutico actúa como drenaje linfático natural al prevenir que los brazos se hinchen tras la mastectomía. También agrupa a mujeres que comparten experiencias.

Bote Dragón: la técnica del remo que une a sobrevivientes del cáncer de mama

Foto: Página/12

Sociedad

Este Lejano Planeta

Cáncer de mama

Radio U

Unidiversidad / Fuentes: Radio U y Ámbito

Publicado el 30 DE JULIO DE 2021

Hace veinticinco años el médico canadiense Donald McKenzie comprobó que los movimientos cíclicos y repetitivos del paleo actúan como drenaje linfático natural al prevenir el linfedema post mastectomía, una hinchazón en el brazo que puede aparecer tras extirpar ganglios linfáticos como parte del tratamiento oncológico. Así nació la técnica Bote Dragón, una variante de remo.

Mabel Toso, integrante de la Asociación Civil Rosa Fénix Patagonia Argentina, dialogó con "Este Lejano Planeta" sobre su trabajo: "Rehabilitamos física y emocionalmente. Se trabaja en equipo, remamos todas juntas. Esto es algo muy significativo de remar hacia el futuro, así le decimos. Cuando estamos en el agua, los dolores no están, las angustias desaparecen y solo queda una sensación de sana libertad". 

En esta disciplina, se palea con un solo remo en un bote largo y fino, en el que entran en dos hileras 20 remadoras, en general, sobrevivientes de cáncer. Todas deben ir muy pegadas y tocar el hombro de quien está adelante para llevar la pala hasta la cadera. Sin excepción, deben estar al mismo ritmo, porque esa es la condición para que el bote se mantenga estable. Para ayudar a las mujeres en ese esfuerzo conjunto, las acompañan un drummer, que marca el ritmo con un tambor y un timonel, y se encarga de guiar a las sobrevivientes.

En la Argentina hay cerca de 14 equipos que practican la técnica Bote Dragón, distribuidos en Baradero, Tigre, La Plata, Córdoba, Bariloche, Neuquén, Corrientes y Santa Fe. Nueve de ellos tienen la membresía de la International Breast Cancer Paddlers Commission (IBCPC), la comisión que nuclea a las remadoras que sobrevivieron al cáncer de mama. Cada uno de ellos posee la palabra “Rosa” dentro de su nombre, para hacer homenaje al color del lazo que representa la lucha contra la enfermedad.

Toso recordó los inicios de Rosa Fénix: "Nos conformamos como asociación en 2017 oficialmente. Nos encontramos en Neuquén y remamos en una laguna que queda a 35 kilómetros de la ciudad de Neuquén, en el municipio de Plottier. Es una reserva ecológica que se llama Rincón de Limay". Contó que en 2017 fueron invitadas a participar del Mundial: "Nos juntamos miles de sobrevivientes de 32 países. Esta actividad se da en 32 países con 250 equipos en todo el mundo. En Argentina, hay muchos. Fuimos a Florencia en el año 2018 a participar, fuimos la primera delegación. Haber escuchado el Himno Nacional en representación de Argentina, por primera vez fue en la historia, fue una emoción inolvidable", indicó.

Audio

  • Entrevista con Mabel Toso.

    Integrante de Rosa Fénix

cancer mama remo bote dragon mabel toso fenix rosa patagonia argentina