Del puesto a la mesa: comercializan chivos a precio justo y sin intermediarios

Las familias crianceras formaron una cooperativa e impulsan el consumo de esta carne, que ofrecen en Almacén Campesino. Mendoza es la segunda productora caprina en el país.

Del puesto a la mesa: comercializan chivos a precio justo y sin intermediarios

En Mendoza hay 3700 familias registradas como productoras caprinas, muchas de las cuales integran la cooperativa. Foto: gentileza UST

Sociedad Unidiversidad Economía / por Verónica Gordillo / Publicado el 06 DE JULIO 2021

En el Almacén Campesino, en pleno centro de la Ciudad, se comercializan chivitos a precio justo, sin intermediarios y que representan una forma de vida para cientos de familias crianceras mendocinas.

Cada chivito que se vende en El Almacén, ubicado en Coronel Plaza 421 de Ciudad, representa el esfuerzo de familias productoras que se asociaron en una cooperativa, no solo para comercializar de forma más conveniente sus productos, sino también para impulsar el consumo de esta carne, de la leche y los quesos.

 

Fortalecimiento del sector

Diego Montón, integrante de la Unión de Trabajadores Rurales sin Tierra (UST), explicó que la venta del producto es parte de un proceso que incluyó el fortalecimiento del sector, la inscripción de los crianceros y el cumplimiento de todas las normas sanitarias. Dijo que buscan impulsar el consumo de esta carne, así como abrir nuevas oportunidades para la comercialización de los cueros, la leche y los quesos.

Mendoza –comentó Montón– es la segunda productora caprina en el país, con unas 800 mil cabezas, un trabajo que realizan 3700 familias registradas, aunque el número se eleva a 5000 si se tiene en cuenta a las que permanecen sin registrar. Los departamentos donde se concentra la actividad son Lavalle, Malargüe, San Carlos y Luján de Cuyo.

El ingeniero agrónomo contó que históricamente la venta la realizaba un “chivatero”, es decir un intermediario que compraba en los puestos y comercializaba en Mendoza y especialmente en Córdoba y en zonas turísticas como Mar Del Plata, donde el producto es muy apreciado. Explicó que el mayor inconveniente siempre fue el precio que pagaban a los crianceros. A partir de esta realidad, se inició el trabajo de las familias con el objetivo de establecer una cadena productiva completa, es decir desde la cría hasta la venta. Así, en una movilidad acondicionada para este fin, se buscan los chivitos en cada puesto, se trasladan hasta el Frigorífico de la Municipalidad de Lavalle donde son faenados y luego al Almacén Campesino para su venta.

Los chivitos se comercializan en Almacén Campesino, ubicado en Coronel Plaza 421, de Ciudad. Foto: Gentileza UST

 

A precio justo

Montón explicó que los y las integrantes de la cooperativa determinan el precio que se paga por los animales, así como el de venta final, ya que el objetivo es obtener un valor justo, que permita continuar con el trabajo, impulsar la actividad y ofrecer un producto de calidad. Los chivitos se pueden adquirir en el Almacén Campesino a un costo de 720 pesos el kilo. El local, donde se comercializan desde frutas y verduras hasta quesos, salsa y dulces, está abierto de lunes a sábado de 10 a 20 y los domingos de 10 a 14.