Desmitificar y naturalizar: en la tercera edad también hay sexo

Los cambios hormonales, físicos y psicológicos se producen a lo largo de todas las edades. Pero ¿qué se sabe de esto? La voz de especialistas y una campaña para romper estereotipos y mostrar la intimidad de adultos y adultas mayores.

Desmitificar y naturalizar: en la tercera edad también hay sexo

Foto: John Rankin

Sociedad

Salud

Unidiversidad

Elizabeth Montecinos Pincheira

Publicado el 14 DE MAYO DE 2021

El sexo ya no es un tema tabú, pero hablar de sexo entre adultos y adultas mayores todavía es un poco incómodo para la mayoría de las personas, incluso para ellas mismas. Son numerosos los cambios hormonales, físicos y psicológicos a los que nos enfrentamos cuando llegamos a cierta edad, pero ¿qué se sabe de esto? Para adentrarnos en esta temática, hablamos con Aldo Sáez, director de Atención a Adultos Mayores de la provincia de Mendoza, y con la sexóloga y psicóloga Alejandrina Román, que dieron un panorama para desmitificar y naturalizar esta práctica.

“En esta edad, hay cambios físicos y psicológicos. Si bien la sexualidad se aprende a lo largo de la vida, cada uno la va a expresar durante la adolescencia y la adultez. Cada cambio impacta en la sexualidad e impacta según la sexualidad previa de la persona: si ha sido sexualmente activa, seguirá con ese impulso hasta la muerte, pero si ha sido una persona con bajo deseo sexual, lo más probable es que continúe así”, explicó Román.

Mirá la nota completa:

Los cambios fisiológicos, psicológicos y sociales llevan a que, con los años, la sexualidad se viva de otra manera. En cuanto a lo físico, el principal problema entre los hombres suele ser la disfunción eréctil, es decir, la dificultad para lograr y mantener una erección. Por su parte, para las mujeres, las complicaciones a menudo se relacionan con los cambios en su vagina: desde la falta o la escasez de lubricación vaginal, hasta alteraciones en el tamaño o elasticidad de sus paredes vaginales.

“Los órganos sexuales femeninos son mucho más nobles y tienen menos impacto del tiempo que en el varón, pero el varón ha tenido la gran ventaja de tener el Viagra desde hace varios años. Si no hay contraindicaciones médicas, puede ser un acompañante perfecto para tener una buena erección”, afirmó la sexóloga.

La especialista expuso que, saliendo del tradicional encuentro sexual, que finaliza con un coito, hay una gran variedad de estímulos para poder experimentar el vínculo sexual, como sexo manual u oral, la lectura o el uso de películas eróticas. De este modo, manifestó que es muy común que las parejas a cierta edad “caigan” en una rutina y necesiten reinventar su intimidad, por lo que también recomendó el uso de juguetes o juegos previos para inducir al placer y a la conexión de la pareja.

Foto: John Rankin

Frente a la situación que viven los sujetos que no tienen una pareja, como personas solteras o viudas, Román destacó la importancia de autoconocerse y autosatisfacerse. “Con el tema de la pandemia, han surgido parejas a la distancia y las videollamadas son útiles para esto, pero la estimulación en solitario también es necesaria. Debemos romper este mito de que es algo cochino, pecaminoso o indebido, ya que es una parte de nuestro cuerpo y una parte del aprendizaje. Los expertos afirman que hay que tener un orgasmo semanal para prolongar la vida”, sentenció.

 

Los adultos hablan de sexo

Aldo Sáez es el titular de la Dirección de Atención a Adultos Mayores, ente dependiente del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes de la provincia de Mendoza. Esta dirección tiene a cargo todo lo referido al ámbito social de las personas en situación de calle, adultos y adultas mayores y residencias de larga estadía. 

“Creo que es un prejuicio pensar que la persona llega a cierta edad y deja de practicar la sexualidad. Claramente no es así porque la sexualidad no se pierde. Las personas mayores sí hablan de estos temas entre gente de su misma edad, tal vez no con otras generaciones, pero entre ellos sí lo hacen”, contó Sáez.

Según su experiencia dentro del área de trabajo con personas de la tercera edad, el funcionario reveló que en esa etapa, la sexualidad se relaciona con la compañía, la necesidad de no estar solo y el deseo de rehacer la vida. “El avance de la ciencia y la medicina ha permitido que las personas lleguen mejor que antes a ciertas edades, lo que da la posibilidad de vivir muchas cosas, entre ellas, la sexualidad”, manifestó.

 

Campaña por el goce en la vejez

Esta iniciativa busca romper los estereotipos que giran en torno al sexo en la tercera edad. Creada por la organización benéfica Relate, la campaña fotográfica, con las capturas del fotógrafo británico John Rankin, ilustra a diferentes parejas disfrutando de su sexualidad sin prejuicios y con total libertad. “Let’s Talk the Joy of Later Life Sex” (“Hablemos del goce del sexo en la vejez”) es la invitación a abandonar viejos preconceptos sobre el placer en el sexo adulto. El objetivo del autor fue demostrar que para el amor y la intimidad no hay edad.

“Las grandes cosas, como el amor, no pueden cambiar solo porque el tiempo pasa. Esta campaña busca romper con las convenciones y eso fue lo que se hizo ante y detrás de las cámaras”, explicó Rankin sobre su trabajo.

sexo vejez placer sexualidad mojo