Humedales: los ecosistemas del país, sin protección legal a la vista

El proyecto de ley actual no ingresó en el temario de las sesiones extraordinarias del Congreso. Agrupaciones ambientalistas criticaron esta decisión. Especialistas consideran que "son los ecosistemas que más contribuciones hacen a la sociedad". Infografía.

Humedales: los ecosistemas del país, sin protección legal a la vista

Foto: La Nueva Mañana

Medio Ambiente

Proteger los humedales

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 02 DE FEBRERO DE 2022

Una sensación de frustración se apoderó de organizaciones ambientalistas de todo el país y de referentes de la academia cuando la ley de Humedales quedó excluida del temario de las sesiones extraordinarias del Congreso. El enojo y la desazón por esta situación se arrastra en el tiempo: se trata de una demanda que lleva más de diez años en la Argentina. No hace mucho, se fijó el 2 de febrero como Día Mundial de los Humedales, justamente para que estos "ecosistemas que más contribuciones hacen a la sociedad" ocupen un lugar importante en la agenda ambiental y mediática.

En Argentina, en 2013 y 2016, proyectos similares al actual se habían perdido en el mundo parlamentario. Lo mismo sucedió a fines de 2021, aunque esta vez, con un apoyo muy grande de agrupaciones ambientalistas. Para quienes defienden este proyecto de ley, todo quedó en la nada por un triple lobby ejercido por sectores de la agroganadería, la megaminería y la explotación inmobiliaria.

Fuentes legislativas revelaron que la única manera –muy remota– de revertir el panorama es que el Ejecutivo amplíe el temario de las extraordinarias, para lo cual debería convocarse en conjunto a las tres comisiones por las que debía transitar el proyecto y obtener dictamen para su llegada al recinto. En caso de que esto no ocurra, el 28 de febrero se produciría la caída definitiva del proyecto y debería iniciarse de nuevo todo el proceso. En tal caso, otra posibilidad es que haya un cambio de giro a Senado, "un gesto de querer avanzar más fácilmente en caso de que se caiga lo avanzado en Diputados".

 

Los humedales en Mendoza

Los humedales de Mendoza están severamente afectados por los efectos del cambio climático, por el uso intensivo del recurso hídrico en los oasis y por los procesos de modificación y degradación de tierras, lo que hace que pierdan superficie e incluso que desaparezcan. Su retroceso no solo tiene un impacto medioambiental enorme, sino que afecta la vida de cientos de personas porque de ellos depende la subsistencia de muchas comunidades.

Esa fue la visión que compartieron en una entrevista que tuvieron con Unidiversidad la geógrafa del Instituto Argentino de Investigación de Zonas Áridas (CCT Conicet Mendoza) Clara Rubio y el biólogo e integrante de la Fundación Humedales Heber Sosa.

Rubio y Sosa destacaron que la situación local es un reflejo de lo que sucede a nivel mundial y nacional. En su informe de 2018, la Convención Internacional para la Conservación y el Uso Racional de los Humedales (Ramsar) advirtió que estos ecosistemas perdieron el 35 % de su superficie desde 1970, lo que provocó la disminución de las especies que los habitan, como peces, aves acuáticas y tortugas. De acuerdo a datos oficiales, en Argentina y luego de los incendios de 2020, se destruyeron 350 mil hectáreas, especialmente en el Litoral.

Frente a este panorama, Rubio y Sosa subrayaron la necesidad de lograr una  ley de humedales. Sin embargo, hace años se impulsan proyectos que no avanzan en el Congreso, y el último –que obtuvo consenso– perderá estado parlamentario a fin de año.

 

Los humedales y su contribución a la sociedad

Los humedales están "entre los ecosistemas que más contribuciones hacen a la sociedad", pero su "pérdida y degradación continúa año tras año", aseguran especialistas, que destacan la necesidad de políticas que se dirijan a su conservación, en el Día de los Humedales, que por primera vez celebra Naciones Unidas de manera internacional.

Para entender la relevancia de estos ecosistemas, distintos especialistas conversaron sobre sus funciones, el daño que presentan a escala global y local y las acciones necesarias para conservarlos. "Actualmente, se considera que los humedales están entre los ecosistemas que más contribuciones hacen a la sociedad", dijo Rubén Quintana, presidente de la Fundación Humedales e investigador en el Instituto de Investigación e Ingeniería Ambiental de la Universidad Nacional de San Martín (Unsam).

"Hablamos de humedales en plural porque son ecosistemas muy diversos e incluyen muchos tipos de paisajes. Lo que une a todos ellos es que el agua permanece en esos ecosistemas: los inunda o permanece con el suelo saturado durante un tiempo considerable", explicó Julián Monkes, licenciado en Ciencias Ambientales por la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires y doctor en Ciencias Agrarias.

En cuanto a sus funciones características, la directora nacional de Gestión Ambiental del Agua y los Ecosistemas Acuáticos en el Ministerio de Ambiente de la Nación, Gabriela González Trilla, nombró el "amortiguamiento de las inundaciones y de depuración del agua", ser "hábitats para la fauna" y "la fijación de dióxido de Carbono (CO₂), lo que los coloca en un lugar preponderante en relación con el cambio climático".

A sus palabras, Quintana agregó: "Los humedales contribuyen con el 40 % de todos los beneficios que recibimos".

Además, si bien los humedales abarcan, según datos que brinda la Fundación Humedales, aproximadamente el 6 % de la superficie terrestre del planeta, "albergan aproximadamente el 12 % de todas las especies". Entre sus funciones principales, el presidente de la Fundación Humedales destacó "que muchos ecosistemas de humedal de agua dulce son fuente de agua para la gente, ya sea para consumo directo o para sus actividades".

"En estos momentos, estamos en una crisis hídrica muy grave en el país, sobre todo, en zonas donde nunca pensamos que íbamos a tener crisis, como la cuenca del Plata. Somos un país que tiene el 70 % de tierra seca: si en el 30 % más húmedo tenemos crisis hídrica con estas bajantes extraordinarias, ¿qué puede ocurrir en las zonas más áridas?", se preguntó.

En la Argentina, los humedales ocupan alrededor del 21 % del territorio y el país presenta 23 sitios Ramsar, es decir, aquellos humedales que se consideran "de importancia internacional en el marco de la Convención sobre los Humedales". Para darle un anclaje local, Monkes describió algunas de las funciones de los humedales en Argentina.

"El Delta del Paraná tiene como una de sus principales funciones mitigar inundaciones. Como el suelo es muy poroso, esto hace que absorba el agua y quede reprimida, actúa como una especie de esponja", dijo. Además, "las turberas de Tierra del Fuego proveen turba, y la turba es una gran zona donde se absorbe dióxido de carbono y así se mitiga el cambio climático", mientras que "los salares de altura tienen una gran cantidad de litio".

Actualmente, a nivel mundial, los humedales cubren aproximadamente 12,1 millones de km², pero la Perspectiva Mundial sobre los Humedales estima que su extensión disminuyó exponencialmente, con pérdidas del 35 % desde 1970. "En líneas generales, la tendencia es que se sigan degradando y perdiendo humedales. No se ha logrado revertirla. En este sentido, la Convención Ramsar estimó que, en el siglo XX, se perdió entre el 64 y el 71 % de los humedales a escala mundial", señaló el presidente de la Fundación Humedales.

En uno de los puntos donde investiga Quintana, el Delta del Paraná, "entre 1994 y 2011, se perdió más del 40 % de los humedales por transformación de uso del suelo, como endicamientos (diques en los cauces de los ríos) para ganadería o deforestación", contó. "En el Delta inferior, cerca de Buenos Aires, sobre todo en Tigre, están los emprendimientos inmobiliarios que lo que hacen es transformar enteramente los humedales", agregó Monkes. Sobre ellos, explicó que "elevan los terrenos y les ponen diques para evitar que se inunden, lo que cambia toda la morfología del lugar y el ciclo hidrológico", por lo que "su función de absorber agua para prevenir inundaciones la deja de cumplir".

Sin embargo, en los últimos años, se ha visto "un importante avance en términos de conciencia por parte de la población respecto de la necesidad de contar con una política hacia los humedales, no como una cuestión abstracta, sino para defender los servicios ecosistémicos que brindan los humedales", destacó el viceministro de Ambiente de la Argentina, Sergio Federoviscky.

En este sentido, y en relación con la reciente pérdida de estado parlamentario que sufrió el proyecto de ley de humedales por tercera vez, consideró: "Es muy probable que, progresivamente, esa demanda de la sociedad vaya incorporándose cada vez más a la agenda política y finalmente tengamos una ley de humedales".

Actualmente, desde el Ministerio se lleva adelante un inventario de humedales "que busca entender dónde están, de qué tipo son y cuáles son sus características", señaló González Trilla.

Por su parte, Julia Vélez, de 36 años e integrante de la Multisectorial Humedales, que nació en el 2020 en el auge de la visibilización de los incendios en el Delta del Paraná, expresó: "El pueblo quiere una ley: en estos últimos dos años hizo una demanda popular clara". Este miércoles 2 de febrero, la Multisectorial Humedales y la Asociación Bocacha Orellano realizarán una concentración a las 17 en el puerto y paseo de pescadores "Bocacha Orellano", a orillas del arroyo Ludueña, en la ciudad de Rosario. "Como ciudadanos y ciudadanas, no podemos legislar porque para eso están las personas que fueron votadas. En la medida en que esto no se haga, vamos a seguir generando conciencia con medidas pacíficas, pero intensivas, en los territorios por una ley de Humedales", concluyó.

Fuente: Télam, Página/12 y Unidiversidad

qué ocurrió con el proyecto de ley de humedales por qué no avanzó en el congreso reclamo ambientalistas