En 2022 se registraron 249 femicidios y 254 intentos de femicidio

Son los números que reveló el observatorio Ahora que sí nos ven. A pesar de la visibilidad social que tomó la violencia machista en los últimos años, gracias a los movimientos feministas, las respuestas efectivas por parte del Estado aún se hacen esperar.

En 2022 se registraron 249 femicidios y 254 intentos de femicidio

Multitudinaria marcha en Mendoza el 3 de junio de 2022 contra la violencia de género, los femicidios, travesticidios y transfemicidios. Foto: Unidiversidad

Sociedad

Femicidios

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 02 DE ENERO DE 2023

Entre el 1 de enero y el 31 de diciembre del 2022, el observatorio Ahora que sí nos ven contabilizó un femicidio cada 32 horas sobre la base del análisis de medios gráficos y digitales de todo el país. En concreto, registraron 249 casos de femicidios —un número similar al del 2019— y 254 intentos de femicidio, es decir, que tuvieron la intención de cometerse pero por diferentes causas no lo concretaron. Las cifras de la violencia machista siguen siendo alarmantes: publicaron, además, 10 transfemicidios. 

Del total de femicidios informados, 14 de ellos se cometieron en Mendoza, 6 más que en el 2021, cuando se registraron 8. En 2022, la agenda pública de la provincia tuvo a la violencia de género a la orden del día: femicidios resonantes como el de Agostina Trigo en el Este, el Estado responsabilizó a la familia de Florencia Romano por su muerte, absolución del único acusado por el asesinato de Gisela Gutiérrez, entre otros. También fue la primera vez que un hombre fue condenado por travesticidio: un jurado popular resolvió la culpabilidad del policía Darío Jesús Chaves Rubio por el crimen contra Melody Barrera. 

En cuanto a los femicidios relevados a nivel nacional, el observatorio que los contabiliza distinguió que 7 de cada 10 fueron cometidos por parejas o exparejas —41% y 18,9%, respectivamente—. Además, el 14,9% de los femicidas eran familiares de la víctima y el 10,8%, conocidos. Los números son alarmantes porque dan cuenta de que son los hombres del entorno de las mujeres, en su mayoría de su círculo íntimo, quienes cometen los crímenes por motivos de género. 

Otro número que revela la particularidad de este delito es que lo cometen mayoritariamente —el 57,4% de las veces— en la vivienda de la víctima. Otro tanto se comete en el domicilio del agresor y también en el compartido. En 2022, al menos 213 niñas y niños se quedaron sin su mamá producto de la violencia machista. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Ahora Que Sí Nos Ven (@ahoraquesinosvenok)

Las deficiencias de las políticas estatales quedan a la vista: de las 249 víctimas, 43 habían hecho alguna una denuncia previamente y 28 tenía al menos una medida judicial. “En 2023 exigiremos más que nunca una reforma judicial feminista, que resuelva la falta de acceso a la justicia para mujeres y disidencias frente a casos de violencia de género, así como también la urgente formación para poder garantizar un abordaje integral y una mirada popular con perspectiva de género por parte del Poder Judicial”, aseguran desde Ahora que sí nos ven.

Dieron a conocer, además, que entre los agresores sobre los que hay información 11 son integrantes de las fuerzas armadas y de seguridad, 8 policías y 3 militares. Preocupa el uso de los conocimientos impartidos por el Estado y el uso del arma reglamentaria para cometer este tipo de delitos. 

“De cara a un nuevo año electoral desde los feminismos vamos a levantar nuestras banderas contra las violencias y seguiremos de cerca las campañas esperando que lxs candidatxs de las próximas elecciones nacionales se comprometan en lo que respecta a los reclamos feministas y tengan propuestas contundentes para asegurar a las mujeres y LGBTIQ+ que nuestra vida ya no corra peligro en manos de la violencia machista”, concluyeron.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Ahora Que Sí Nos Ven (@ahoraquesinosvenok)

Fuente: Ahora que sí nos ven

femicidios 2022 violencia de género