En Mendoza ya nevó más que el invierno pasado

Así lo detalla un informe del Irrigación. De todas formas, el beneficio se verá recién a partir de noviembre. El caudal de los ríos continúa por debajo de la media histórica.

En Mendoza ya nevó más que el invierno pasado

Desde hace días se registran intensas nevadas en alta montaña, lo que provocó el cierre del Paso Internacional. Foto: gentileza Osvaldo Valle.

Sociedad Unidiversidad Crisis hídrica / por Unidiversidad. Fuente: Departamento General de Irrigación. / Publicado el 02 DE JULIO 2020

Las nevadas en la montaña superan ampliamente las ocurridas durante el invierno de 2019. Sin embargo, recién a partir de noviembre esto se trasladará al aumento de los caudales de los ríos, que por el momento se mantienen en mínimos históricos, de acuerdo a un informe del Departamento General de Irrigación (DGI).

En un comunicado, el organismo informó que las nevadas se desarrollan en forma sostenida, lo que posibilitó importantes acumulaciones de nieve, un fenómeno que se no se registraba hace años.   

Mendoza más seca: los ríos estarán por debajo de la media histórica

El Departamento General de Irrigación (DGI) informó el estado de los caudales de los ríos en 2019/2020, confirmando un nuevo año de crisis hídrica y sequía: habrá alrededor de un 11 % menos de agua que en la temporada anterior y todas las cuencas estarán por debajo de la media histórica.

El período 2019 presentó el registro más bajo de la serie históricos en cuanto a la acumulación nívea. Ahora -aclara el informe- en todas las cuencas se registra el doble de acumulación respecto del año pasado y más de 5 veces en la de Tunuyán.

Pese al crecimiento de las nevadas, desde el organismo dejaron en claro que el valor de los caudales se mantiene en mínimos históricos, una situación que continuara hasta el final de la temporada, en octubre, cuando comience el deshielo.

Los ríos de Mendoza, entre los más secos de la región andina

El Conicet elaboró un trabajo que demostró que la región del centro-oeste de Argentina, en la que se encuentra Mendoza, tiene uno de los peores registros en los caudales de los ríos de toda la zona andina. El estudio fue hecho por investigadores del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (Ianigla, dependiente del Conicet).

La situación de los embalses

Irrigación también monitoreó las reservas de los embalses mendocinos. En este sentido, determinó que los de la cuenca Norte (Potrerillos y Carrizal) se encuentran en buenas condiciones, lo que posibilitará comenzar en forma óptimas la temporada de riego. En contraposición, los de la cuenta Sur  (Diamante y Atuel) están por debajo de los caudales mínimos históricos.

En cuanto a la buena situación de los embalses de la cuenca Norte, el informe aclara que no sólo depende de los aportes de los ríos (que siguen siendo muy bajos), sino que está influenciada por la gestión de caudales que realiza Irrigación, los Inspectores de Cauce y los usuarios, especialmente en los desembalses para satisfacer las demandas agua abajo.

En cuanto a las bajas reservas de los embalses de la cuenca Sur, el organismo aclaró que esta situación acarreará problemas para enfrentar la temporada de primavera.