Escasean alimentos en algunos comedores por la crisis

Las donaciones que reciben los comederos populares han mermado debido a la baja en el consumo, lo que provoca faltante de mercadería. Cómo viven esta situación las organizaciones que asisten a personas de bajos recursos. Unidiversidad habló con algunos de sus protagonistas.

Escasean alimentos en algunos comedores por la crisis

Foto: Prensa Gobierno de Mendoza

Sociedad

Unidiversidad

Unidiversidad / Leandro Rodríguez Yañez

Publicado el 27 DE MARZO DE 2019

Ante la escasez de productos en las góndolas de los supermercados o la restricción en la cantidad posible de compra, Unidiversidad consultó el impacto que esto genera en organizaciones que trabajan alimentando a personas de bajos recursos, niños y niñas en su mayoría.

El Comedor Estudiantil Santa Faustina, del barrio Covipa, de Guaymallén, sirve el almuerzo a 130 chicos. Esta ayuda es posible gracias al aporte de bancos de alimentos, diversos mercados y, sobre todo, las donaciones de la gente que vive en el barrio. No obstante, la merma de alimentos ha sido fuerte en los últimos meses. “Las donaciones para el comedor han mermado en el 50 % a causa de la realidad que estamos viviendo” explicó María del Carmen Scherl, la responsable a cargo, que contó que en el último año se ha tenido que adaptar difícilmente a la situación económica, lo que implica gastar mucho más dinero de su bolsillo.

Por otro lado, la organización social Barrios De Pie trabaja con merenderos y comedores comunitarios. Asisten a 10 000 chicos por mes en 232 merenderos diseminados por toda la provincia. La organización se inserta en los barrios más pobres para abordar tanto problemas alimentarios como el apoyo escolar y sanitario. La Mercadería destinada a los comedores proviene de Desarrollo Social de La Nación, de un convenio con la Subsecretaría que depende del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes de Mendoza, y también de las donaciones.

Con respecto a las donaciones que reciben, Adrián Bonada explicó: “A medida que la crisis va recrudeciendo y la situación económica va empeorando, ya empieza a faltar para uno, y es difícil que siga el ritmo normal de las donaciones”.

En este sentido, Bonada señaló: “Desarrollo Social de La Nación, en un gesto insensible, nos ha estado recortando el presupuesto, mientras sigue creciendo la gente que busca asistencia en los merenderos a causa de la situación económica. El gobierno hace oídos sordos a nuestros reclamos, y lo que nos falta lo suplimos con la ayuda de Desarrollo Social de la provincia. Nos entregan mercadería e insumos para el fortalecimiento del equipamiento los comedores, para poder llevarlos adelante”.

Sin embargo, desde Desarrollo Social de Mendoza aseguraron: "No hay faltante de la mercadería que entregan a los merenderos y comedores que asisten". En tanto, la Dirección General de Escuelas declaró que tampoco hay problemas de abastecimiento y que los proveedores llevan todo lo que hace falta. También afirmaron que los establecimientos educativos no han manifestado ninguna denuncia de faltante.

comedores merenderos crisis economica alimentos donaciones