Uno de cada diez femicidios es cometido por las fuerzas de seguridad

A siete años del primer Ni Una Menos, el dato aparece en los informes sobre 2021 de dos observatorios: el de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y el de la organización Ahora que sí nos ven, que, además, informó 119 femicidios entre enero y mayo de 2022.

Uno de cada diez femicidios es cometido por las fuerzas de seguridad

Foto: Redacción

Sociedad

#3J en Mendoza

Unidiversidad

Julia López

Publicado el 01 DE JUNIO DE 2022

Para 2021, el Observatorio Ahora que sí nos ven contabilizó un total de 256 femicidios. Por su parte, la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia de la Nación informó 251. Más allá de esta pequeña diferencia cuantitativa, un dato es coincidente: 25 femicidas son integrantes de las fuerzas armadas y de seguridad, y, al menos en 13 casos, usaron su arma reglamentaria para matar. Desde el primer Ni Una Menos, en 2015, y también gracias a ese hito, los datos hablan de la sistemática violencia machista.

Este indicador es alarmante porque son agentes del Estado cuyo deber es proteger la seguridad y la vida de la población. Sin embargo, no pueden escapar de la lógica patriarcal y utilizan su uniforme como medio de reproducción de la violencia que, en este caso, es machista y también es institucional. Quizás aquí radique también la respuesta sobre la negligencia de las instituciones policiales y las fuerzas de seguridad para implementar medidas concretas de protección.

La pata judicial también demuestra sus fallas: del total de asesinadas en 2021, 42 habían hecho al menos una denuncia y 24 tenían una medida de protección, según informa el Observatorio de Ahora que sí nos ven.

La diferencia entre los datos de las dos estadísticas radica en las fuentes de información que emplean. Ahora que sí nos ven recurre a los medios gráficos y digitales de todo el país, mientras que el registro de la Corte se basa en las causas judiciales en las cuales se investigan muertes violentas por razones de género de mujeres cis, mujeres trans y travestis. Sin embargo, esto no afecta el análisis: es importante que existan registros, no solo para contabilizar la violencia machista, sino, sobre todo, para darle entidad y visibilizarla.

El Observatorio Ahora que sí nos ven publicó el registro de femicidios directos y vinculados entre el 1.º de enero y el 25 de mayo del 2022, que son un total de 119. Cuatro de ellos fueron en Mendoza. Con el término “vinculados”, se hace referencia a los asesinatos de personas del entorno de una mujer víctima de violencia de género que se cometieron con el fin de producirle un daño a ella.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Ahora Que Sí Nos Ven (@ahoraquesinosvenok)

En lo que va de 2022, el informe registró 77 intentos de femicidios y 9 intentos de femicidios vinculados. Este dato es llamativo y preocupante porque que un crimen quede “en grado de tentativa”, sin llegar a consumar la muerte de la víctima, es también un delito grave. Demuestra, además, la reproducción de la dominación masculina sobre las mujeres, travestis y trans.

El observatorio volvió a llamar la atención sobre un punto: el 61 % de los femicidios fue cometido por parejas o exparejas de las víctimas. Si se cuentan los familiares y personas del entorno, se llega a otro dato alarmante: en más del 90 % de los casos, los femicidas eran conocidos por las víctimas.

El 64 % de los asesinatos por razones de género ocurrió en la vivienda de la víctima, que en el 11 % de los casos compartían con el agresor. Este dato contradice el sentido común de que el riesgo está en la calle. “El hogar sigue siendo el lugar más peligroso para las mujeres”, sostiene el Estudio Mundial sobre el Homicidio de la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito.

“A pocos días de conmemorar un nuevo aniversario de la masiva manifestación de mujeres hartas de la violencia machista que termina con la vida de una mujer cada día, de aquel 3 de junio de 2015 cuando nos encontramos en la calle para abrazarnos en un movimiento que traspasó fronteras, que marcó agenda, que impulsó transformaciones, aquí estamos y seguimos reclamando: 'Paren de matarnos'”, publicó Ahora que sí nos ven.

femicidios ni una menos fuerzas de seguridad