Qué acciones se han tomado para contener a los sectores más vulnerables del oeste de la Ciudad

Raciones alimentarias y apoyo pedagógico son algunas de las medidas de asistencia que realiza la comuna de Capital en los barrios La Favorita, Olivares, San Martín, Santa Rita y Flores. También comenzará la inscripción para la vacunación contra la COVID-19.

Qué acciones se han tomado para contener a los sectores más vulnerables del oeste de la Ciudad

Foto: Prensa Ciudad de Mendoza

Sociedad Unidiversidad por Unidiversidad / Publicado el 09 DE JUNIO 2021

Mes a mes, la crisis económica se ha agravado en todo el país, y con ella, la situación de millones de familias. En Mendoza, los efectos de la pandemia profundizaron aún más la falta de trabajo y las desigualdades, y cada vez son más los mendocinos y las mendocinas que necesitan asistencia para cubrir necesidades tan básicas como vestirse, calzarse y poder comer.

Ante ese complicado panorama, los comedores y merenderos comunitarios del oeste del Gran Mendoza, sobre todo de los Barrios La Favorita, Olivares, San Martín, Santa Rita y Flores, cumplen un rol fundamental a la hora de asistir a quienes más lo necesitan. Sin embargo, la realidad también los golpeó, porque la ayuda estatal se ha diversificado y las donaciones que les permitían subsistir y ayudar a sus vecinos y vecinas más vulnerables también mermó.

Para entender este escenario y saber qué asistencia está llevando a cabo el municipio capitalino sobre las familias y merenderos de estos barrios populares, Unidiversidad dialogó con el secretario de Gobierno de la Ciudad de Mendoza, Rodrigo Olmedo, y con la coordinadora del área Vinculación Comunitaria de la Capital, Daniela Silva. Ambos afirmaron que durante 2021 hubo un aumento considerable de pedidos de asistencia, no solo de familias, sino también de merenderos y comedores, que se sumó a la grave situación que se arrastraba desde 2020 por la pandemia.

“No solo ha aumentado la cantidad de merenderos y comedores, sino también su asistencia, que ya no proviene solo del Estado, sino también de particulares y empresas, que son de gran ayuda en estos momentos difíciles. Desde el inicio de la pandemia para acá, se puede decir que la demanda se ha triplicado con valores que rondan del 15 al 20%”, sumó Olmedo.

El secretario de Gobierno de la Ciudad de Mendoza manifestó también que el municipio, junto a su equipo de Gestión Social, viene realizando un doble abordaje para paliar la dura situación de los barrios La Favorita, Olivares, San Martín, Flores y Santa Rita. “Son dos los escenarios en los que se atiende: por un lado, la tarea que lleva a delante el equipo de Gestión Social, abordando situaciones en estos barrios vinculados al núcleo familiar; por el otro, el área de Promoción, que asiste con recursos del municipio, con el acompañamiento en situaciones de vulnerabilidad, violencia, maltrato, sin olvidar el trabajo que realiza el área de Niñez, infancia, adolescencia y familia”, detalló.

 Agregó: “Todo ello va de la mano del acompañamiento alimentario. En estos momentos, estamos realizando la entrega de raciones alimentarias al núcleo familiar que lo solicita. Estas raciones se dividen en dos partes: la primera tiene que ver con insumos de primera necesidad –aceite, fideos, arroz, azúcar, harinas, legumbres– y la segunda tiene que ver con la entrega de lácteos, frutas y verduras. Las raciones son para 15 días, están calculadas para una familia de 5 a 7 miembros y se entregan cada dos semanas. Asimismo, para las primeras infancias, como acompañamiento y fortalecimiento nutricional, nuestro equipo de gestión está realizando la entrega de leche y pañales en cada centro de salud de la Capital.

En esa línea, Daniela Silva afirmó que entre las distintas áreas se ha creado un registro de seguimiento. “Hace tiempo que venimos realizando tareas de gestión social con los comedores y merenderos del oeste capitalino. En estos momentos, contamos con 35 comedores y merenderos localizados en los barrios que componen La Favorita, Flores, Olivares, Santa Rita y San Martín. Estamos en permanente contacto con los y las referentes –principalmente mujeres– que están a cargo de estos comedores y que nos evidencian la creciente demanda, conforme va transcurriendo el tiempo, en cuanto a la asistencia alimentaria”, dijo Silva.

A su vez, la coordinadora de Vinculación Comunitaria indicó que cada vez son más familias las que asisten a estos lugares por ayuda. “Semana a semana, acercamos mercadería, ropa de abrigo y algunos materiales para la vivienda que nos solicitan. Esto es posible gracias no solo a la Municipalidad de la Capital, sino también gracias a la colaboración de vecinos y vecinas, de empresas y de asociaciones civiles de la ciudad, y de organismos con los cuales gestionamos algunas demandas que nos van surgiendo y solicitando. Ni hablar del personal profesional que asiste con apoyo escolar y pedagógico, psicológico y nutricional”, sostuvo.

Además de la asistencia alimentaria, educativa, cultural, pedagógica y nutricional en comedores, merenderos y escuelas de fútbol integral, el municipio ofrece asesoramiento para la conformación de la personería jurídica de los comedores y merenderos. Conjuntamente, otorga becas y proyectos vinculantes con organizaciones de la sociedad civil y la Universidad Nacional de Cuyo (UNCUYO).

Para completar, Rodrigo Olmedo sostuvo que la comuna comenzará la inscripción para la vacunación contra la COVID-19 en estos barrios populares. “Hemos iniciado el proceso de inscripción, considerando y evaluando que son poblaciones que tienen, al menos, tres factores que les impiden o dificultan llegar a la vacunación: uno tiene que ver con la distancia, otro tiene que ver con la conectividad y, por último, el grado de vulnerabilidad social en la que se encuentran. Con esas consideracionesn hemos iniciado la campaña para inscribir a personas y que así accedan a la vacunación. Igualmente, junto con el Ministerio de Salud de la provincia, estamos evaluando habilitar un nuevo punto de vacunación en la zona del Barrio La Favorita”, concluyó el funcionario.