"Seguimos exigiendo que se declare la emergencia nacional en violencia de género"

Así lo expresó Belén Bobba, coordinadora de Mumalá Mendoza. “En este contexto electoral, necesitamos que se hagan cosas para garantizar una vida libre de violencia hacia las mujeres”. Este lunes hubo nueva marcha de Ni Una Menos en la provincia.

"Seguimos exigiendo que se declare la emergencia nacional en violencia de género"

Foto: agencia.farco

Sociedad

Femicidios

Unidiversidad

Unidiversidad / Fuente: Télam

Publicado el 01 DE SEPTIEMBRE DE 2021

En lo que va del año, la organización MuMaLá, Mujeres de la Matria Latinoamericana, registró un femicidio cada 40 horas en Argentina. En concreto, se trata de 142 femicidios, entre ellos, 19 vinculados y 5 travesticidios. En Mendoza, este lunes se realizó una marcha para pedir justicia.

“Claramente, es responsabilidad del Estado garantizar la seguridad de las víctimas mediante la intervención integral de las instituciones públicas. Seguimos exigiendo que se declare la emergencia nacional en violencia de género. En este contexto electoral en el que los discursos ganan calle, necesitamos que se hagan cosas para garantizar una vida libre de violencia hacia las mujeres”, expresó Belén Bobba, coordinadora de Mumalá Mendoza, a medios locales.

Según el informe difundido este miércoles, el total de casos se eleva a 219 en lo que va del año, si se suman las muertes violentas de mujeres vinculadas al delito o sus colaterales (narcotráfico, venganza o deudas), las muertes violentas en proceso de investigación y los suicidios vinculados a sus relaciones.

“Lamentablemente, tenemos que contabilizar 219 muertes violentas de mujeres, travestis y trans, de las cuales 142 son femicidios, 34 muertes violentas están todavía en período de investigación esperando autopsia y peritaje y, además, 11 suicidios femicidas”, dijo Bobba.

Si bien las cifras oficiales de este año son las que elabora la Corte Suprema de la Nación y recién serán divulgadas cuando finalice diciembre, distintas organizaciones de la sociedad civil (en este caso, MuMaLá) tienen sus propias estadísticas actualizadas mes a mes, que realizan con criterios propios y, por ese motivo, difieren en la cantidad de víctimas.

El informe elaborado por MuMaLá sobre los hechos ocurridos entre el 1.º de enero y el 30 de agosto de este año señala que, en 85 casos de los 142 registrados, el femicida era la pareja o expareja de la víctima, mientras que en 24 casos, el asesino era conocido por la víctima y en 11 eran familiares. “Seis de cada 10 femicidios fueron cometidos por parejas o exparejas de la víctima, el 24 % de las víctimas había denunciado a su agresor y el 15 % tenía orden de restricción, de contacto o perimetral, y el 2 % tenía un botón antipánico”, detalla el relevamiento.

Por su parte, se registraron 32 muertes violentas asociadas al género, vinculadas a economías delictivas o colaterales y robos, y 34 continúan en proceso de investigación, a la espera de autopsia y peritajes. Desde la organización, también señalaron que hubo 220 intentos de femicidios y el 13 % de los femicidas se suicidaron luego de cometer el asesinato.

Los datos en los cuales se basó el trabajo de MuMaLá se obtuvieron a partir del análisis y monitoreo de medios digitales y gráficos de todo el país, buscadores, sistema de alertas, seguimiento de organizaciones, portales especializados en género, feminismo, DD. HH. y policiales.

Dentro de las características principales de las 142 víctimas, en lo que refiere al rango etario, el 56 % tenía entre 19 y 40 años, mientras que el 35 % tenía más de 60 años y el 7% tenía menos de 18 años. La edad promedio de las víctimas es de 39 años.

La organización le exigió al Gobierno nacional “la declaración de emergencia nacional en violencias de género, con el objetivo de incrementar y priorizar recursos humanos y económicos para la atención integral de mujeres e integrantes del colectivo LGTBIQ+ en situación de violencia de género”.

 

Marchas que buscan justicia ante los femicidios

Familiares y amigos de víctimas de femicidios y travesticidios reportados en Mendoza encabezaron este lunes una concentración en la capital provincial para pedir justicia por los crímenes, convocados por el colectivo Ni Una Menos.

Entre las personas que marcharon participaron Verónica, la mamá de Abigail Carniel, la joven de 18 años que fue vista por última vez el 15 de abril; y Victoria, mamá de Melody Barrera, de cuyo travesticidio se cumplió ayer un año, al igual que las familias de otras víctimas de femicidios y de mujeres desparecidas en la provincia.

En este sentido, la causa que investiga el femicidio de Abigail Carniel (18) tenía tres detenidos, pero la semana pasada, los jueces avalaron la apelación de la prisión preventiva de los acusados. "Más que tristeza, tengo muchísima bronca. No puedo creer que, teniendo escuchas y testimonios, los hayan largado" dijo la mamá de Abigail, que indicó que los acusados "siguen imputados, pero en la calle".

Por su parte, a un año del asesinato de la joven trans Melody Barrera (27), Victoria, su mamá, pidió celeridad a la Justicia y que el caso, por el que el policía Darío Jesús Chaves (31) se encuentra detenido, llegue pronto a juicio. "Me gustaría que me dijeran cómo llegó a ser policía (el acusado)", cuestionó la mamá de Melody, y se preguntó: "¿En qué se basan para darle un arma a alguien que sale a matar por odio?".

De la marcha también participó Celeste, hermana de Josefina Cruceño (28) –una joven trans encontrada sin vida en el cauce del canal Cacique Guaymallén en abril pasado–, pidiendo que el caso se esclarezca, ya que no creen que se haya tratado de un suicidio.

Desde el Colectivo Ni Una Menos Mendoza se manifestaron en contra de "promover estrategias punitivas demagógicas", en relación con la idea de bajar la edad de imputabilidad que algunos sectores plantean tras el reciente femicidio de la adolescente Lucía Fernández, y reclamaron el cumplimiento efectivo de la Ley de Educación Sexual Integral y una ley Provincial de la Emergencia en Violencia, entre otras demandas.

En tanto, Matías Julián, hijo de Viviana Luna, vista por última vez en diciembre de 2016 en la localidad de Potrerillos, indicó, a casi cinco años de su desaparición de su madre: "No tenemos una respuesta y el Estado nos la tiene que dar".

Los manifestantes también pidieron justicia por Gisela Gutiérrez, vista por última vez en 2015, y por el femicidio de Griselda Guerra, ocurrido en julio en el Barrio La Favorita y por el cual se detuvo a su expareja.

mumalá mendoza argentina informe observatorio femicidios 2021