Dólar, la verde obsesión de muchos argentinos

La divisa estadounidense es la palabra más buscada por los argentinos en Google. Según el buscador, los argentinos chequean al menos entre 20 y 30 veces su cotización.

Dólar, la verde obsesión de muchos argentinos

Foto: Ambito.com

Sociedad Unidiversidad Dólar / por Unidiversidad / Ernesto Gutiérrez / Publicado el 26 DE JUNIO 2019

“El día que tengamos todos los dólares del mundo, iremos a los Estados Unidos con la guita [el dinero] de ellos y van a tener que entregarnos el país”. Con esa humorada, el comediante argentino Tato Bores, fallecido en 1996, hizo una brillante parodia que pinta de cuerpo entero la obsesión de los argentinos por el dólar.

Muchos años después, la parodia tiene la misma vigencia. Es que en tiempos de crisis, inestabilidad económica e incertidumbre, el ciudadano argentino muestra un comportamiento que ya forma parte de una tradición cultural: se vuelca al dólar como si fuera el bote salvavidas de un barco que amaga con hundirse, afirman varios economistas.

Al respecto, en estos días, el buscador más importante de internet, Google, dio una serie de resultados de un estudio elaborado sobre el comportamiento del argentino y el dólar. Según él, los argentinos acceden a través de dispositivos móviles al menos entre 20 y 30 veces al mes para chequear la cotización del dólar.

Unidiversidad dialogó con el economista José Vargas para entender qué nos lleva a los argentinos a ser tan dependientes de esta moneda y cómo se llegó a esta situación. “El argentino está acostumbrado a esta situaciones de crisis, no por nada ha atravesado ya tres crisis financieras. Pero en tiempos como este, cuando el dólar se dispara, busca quién lo pueda asesorar, dar información”, explicó.

“Lo obsesivo por el dólar, el seguimiento constante que hacen del tema ciudadanos de todas las clases sociales, no resultan extraños cuando miramos más allá de lo que es en sí mismo el dólar (una divisa) y observamos lo que el dólar representa para la opinión pública: es el termómetro del país”, detalló el economista.

“El valor del dólar es una de las pocas informaciones confiables que tienen los argentinos con respecto a cómo estamos realmente y cómo vamos a estar en el futuro. En un contexto de gran desconfianza hacia el Gobierno y a los políticos en general, en un momento en que no es creíble la palabra de ningún dirigente, pareciera ser que lo único que nos dice la verdad de cómo estamos es el numerito luminoso de las casas de cambio y donde el argentino se refugia”, finalizó Vargas.

Al mismo tiempo, otro punto interesante es que en el último año, las búsquedas en Google asociadas a otras monedas se incrementaron el 136 %. El dólar es la estrella: chequear su cotización es tanto o incluso más frecuente que consultar el pronóstico. Las búsquedas de “dólar” del último año fueron aproximadamente 130 mil por día.

En esa línea, la economista Carina Farah pronunció: "Esto es parte de nuestra historia, está en nuestro ADN. Si sube el dólar, compran porque creen que se irá más arriba, y entonces tratan de cubrirse. Si baja, lo hacen porque prevalece la idea de que está barato. Lo cierto es que a cualquier ciudadano con capacidad de ahorro por estas tierras, si se le consulta sobre qué hacer con algún excedente de dinero, existirá una alta probabilidad de que responda: 'Compro unos dólares y después veo que hago'”.

Añadió: “Sea por pánico u oportunidad, muchos argentinos siguen recurriendo a un activo que dio muestras de nunca haberles fallado en el largo plazo. La economía argentina es muy endeble, por eso la gente se refugia en lo que ve estable y lo que le puede generar redito a futuro y esto es el dólar”. Agregó: “Es necesario adoptar medidas conformes a reconstruir la confianza de la gente en las monedas locales”.

 

¿Obsesión curable?

Otro de los productos financieros cuyo interés se vio incrementado, según el buscador, fue el plazo fijo: entre enero y mayo de este año, el término se convirtió en la segunda opción de inversión más buscada y la de mayor crecimiento respecto de 2018. Solo en mayo, hubo 800 000 búsquedas de “plazo fijo”.

Para la economista Guadalupe Carracedo, con las hiperinflaciones, la tendencia a comprar dólares, a estar pendiente de él y de su cotización se fue profundizando. “El peso fue dejando de ser creíble, confiable y una moneda de ahorro en nuestro país. ¿Cómo se sale de esta dependencia del dólar, me preguntás? Fácil, necesitamos años de consolidación de un modelo económico, que no es este ni el tampoco el año, para que cambie esta tendencia  y podamos desdolarizar nuestra economía".

Sin embargo, aunque el contexto económico nos impulse a que seamos expertos en inflación y el dólar, la realidad es que a los argentinos nos falta conocimiento sobre conceptos financieros básicos. Los temas más buscados en Google marcan esta necesidad de asistencia: dentro de las búsquedas más frecuentes, se destacan cómo hacer una transferencia bancaria, cómo sacar un CBU o cómo comprar con tarjeta de crédito.

“Esto muestra que los argentinos manejan poca información financiera. Estas búsquedas reflejan una necesidad enorme de la gente de aprender a hacer cosas, de entender cómo funciona el sistema financiero y cómo usarlo. Eso se ve claramente en las preguntas relacionadas con el home banking", resaltó Carracedo.

Otra curiosidad es cómo los argentinos se asesoran a la hora de tomar decisiones vinculadas con sus finanzas personales: el 53 % busca información en su círculo más cercano. Esta tendencia se da incluso en los inversores más frecuentes: si bien el 29 % acude a una entidad bancaria para tomar decisiones, casi 2 de cada 10 asegura apoyarse en familia o amigos a la hora de invertir.

 

La experiencia bancaria, cada vez más digital

Por otro lado, el informe además establece que la alta inflación impulsa a los usuarios a informarse para resguardar sus ahorros y también afirma el poco conocimiento en sus finanzas. Los consumidores argentinos son cada vez más exigentes y comparan su experiencia bancaria con la mejor experiencia que hayan tenido en cualquier compra o servicio. En este sentido, hoy la experiencia de banking ya no es más un lugar al que se va, sino algo que se hace.

Entre las macrotendencias que se observan, una es el crecimiento en el uso de dispositivos móviles: el 58 % de las búsquedas de finanzas se hacen desde celulares. El rol del video también es cada vez más protagónico: aquellos que muestran y enseñan a los usuarios a hacer determinada transacción crecieron el último año el 250 %.

Por otro lado, la necesidad se posiciona como el motor de los argentinos en lo que respecta a sus finanzas personales. Según una encuesta de Google, 8 de cada 10 argentinos bancarizados se cambiarían de banco si la competencia les ofreciera mejores beneficios. Entre otros de los motivos por los cuales lo harían ,se destacan: más cuotas sin interés (el 29 %) y una mejor tasa de financiación para créditos o préstamos (el 25 %).

google | dolar | cotizacion | internet | economia | argentina |