Cuatro de cada diez alumnos necesitan ayuda para hacer los deberes

Es una de las conclusiones de un informe realizado en tiempos de pandemia por el Observatorio Argentinos por la Educación.

Cuatro de cada diez alumnos necesitan ayuda para hacer los deberes

Especialistas plantearon la necesidad que el sistema fomente la autonomía de los y las alumnas. Foto: Télam

Sociedad Unidiversidad Educación / por Unidiversidad / Observatorio Argentinos por la Educación / Publicado el 20 DE AGOSTO 2020

En medio del aislamiento por la pandemia de COVID-19, cuatro de cada diez alumnos (el 38,5 %) de escuelas primaria necesitan acompañamiento constante de un adulto para resolver las actividades escolares. Esta fue una de las conclusiones del informe “Tiempo destinado a actividades escolares y acompañamiento de adultos”, realizado por Mariano Narodowski, Víctor Volman y Federico Braga, integrantes del Observatorio Argentinos por la Educación.

Según se detalla en la página web del Observatorio, el informe se realizó con base en una encuesta nacional a 262 familias orientada a relevar las prácticas escolares de continuidad pedagógica en el contexto de la pandemia de COVID-19. 

"No podemos seguir pensando en una escuela tradicional"

A las apuradas, sin tiempo para ordenar ni pensar, la educación se mudó a las corridas del aula presencial a la virtual, en medio de la crisis desatada por la pandemia.

 

Los resultados

Una de las conclusiones del informe fue que prácticamente todos los estudiantes (el 95,6 %) necesitan algún tipo de ayuda por parte de los adultos, y que, dentro de ese universo, el 38,5 % requiere asistencia en forma constante.

El trabajo da cuenta de que esta realidad genera una demanda familiar adicional a la requerida normalmente y supone una distribución desigual de oportunidades. Es que los hogares con mayor posibilidad de invertir tiempo, con espacios más amplios en la vivienda y con adultos de mayor nivel educativo, tienen más capacidad de acompañar a los niños y niñas que aquellos donde sus integrantes viven hacinados y los adultos tienen menor nivel educacional.

Educación: la brecha digital que la pandemia visibilizó

Comenzaremos diciendo prácticamente, por estos días, una obviedad. Estamos transitando una profunda crisis sistémica, que podríamos decir en una primera instancia que es consecuencia de la irrupción del COVID - 19 - Coronavirus a escala global. Sin embargo, la actual crisis del capitalismo es anterior a la pandemia.

Otro de los tópicos que se analizaron es cuánto tiempo necesitan los y las pequeñas para hacer los deberes. En este sentido, concluyeron que el 52,2 % de los alumnos destina más de 3 horas por día a sus actividades escolares y que el 9,6 % –es decir, uno de diez– dedica más de 6 horas diarias.

En sus conclusiones, los profesionales destacaron que estos porcentajes ratifican que la continuidad pedagógica tuvo una distribución social desigual, condicionada sobre todo por la presencia de conexión y dispositivos, la capacidad del hogar y el esfuerzo escolar.

En cuanto a la conexión con las y los maestros, los resultados arrojaron que el 61,4 % aseguró recibir siempre correcciones o devoluciones de un docente y solo el 10,6 % dijo no tener devolución de sus maestros. Además, el 11,5 % de los alumnos fue evaluado mediante pruebas o exámenes desde el inicio de la pandemia.

El informe también determinó el tiempo que los y las alumnas dedican a realizar tareas escolares. Fuente: Observatorio Argentinos por la Educación.

 

La autonomía, en jaque

Guillermina Tiramonti, investigadora de Flacso, reflexionó sobre las conclusiones del estudio y alertó sobre la necesidad de potenciar la autonomía entre los y las estudiantes. “Cuando el docente construye su propuesta virtual, sigue armando una actividad que lo supone a él o a un adulto como soporte. Los chicos no han adquirido el hábito de la autonomía cuando trabajan presencialmente; además, la tarea que se les encomienda virtualmente se adapta a esta concepción de dependencia del alumno del maestro o adulto. El mundo digital brinda posibilidades muy fuertes para desarrollar la autonomía de los alumnos y nuestra escuela no las está aprovechando”, fueron sus palabras.

También compartió su opinión Alejandro Castro Santander, director del Observatorio de la Convivencia Escolar de la Universidad Católica de Cuyo. “El momento de estudio, sea en la escuela o en el hogar, genera mejores aprendizajes, siempre y cuando sea acompañado de tiempo efectivo dedicado a la tarea por parte de los estudiantes, de un reordenamiento de los recursos didácticos, de los contenidos educativos que se enseñan y de un clima general de bienestar”, subrayó.

La DGE profundiza las clases virtuales: ¿qué opinan docentes, padres y alumnos?

Este viernes se completan dos semanas desde que se suspendieron las clases presenciales en todos los establecimientos educativos de la provincia. Sin embargo, los estudiantes de todos los niveles han estado "asistiendo", en la medida que pueden, desde la virtualidad.

El profesional aseguró: “Queda como desafío para el regreso, que las decisiones en relación con la cantidad y calidad del tiempo sean fruto de un debate profundo que involucre a cada comunidad educativa”.

 

Encuesta on line

De acuerdo a los datos consignados en la página del Observatorio, la encuesta se realizó entre el 24 de junio y el 3 de julio, y fue respondida por familias sobre la base de una muestra representativa a nivel nacional de escuelas primarias comunes de gestión estatal en ámbitos urbanos.

La información fue recogida en línea, es decir que los resultados corresponden a hogares con conexión a internet.