Comienza el crucial debate en el Senado por la legalización del aborto

La sesión se extenderá hasta mañana. La paridad entre apoyos y rechazos hace prever que recién durante la votación se conocerá la definición.

Comienza el crucial debate en el Senado por la legalización del aborto

Foto publicada en TN

Sociedad Unidiversidad Aborto legal / por Unidiversidad / Fuentes: Télam, Ámbito / Publicado el 29 DE DICIEMBRE 2020

El Congreso volverá a ser sede de una jornada histórica. El proyecto de interrupción voluntaria del embarazo (IVE) tendrá hoy su debate final en el Senado, en una sesión que se estima se extenderá hasta mañana y cuyo desenlace todavía es incierto, debido a la paridad que existe entre las y los legisladores que apoyan la iniciativa y quienes la rechazan.

Este proyecto fue enviado por el Gobierno al Congreso junto a otro conocido como el Plan de los 1000 Días para la protección de las mujeres embarazadas y los primeros años de la infancia, que será debatido y votado en la misma sesión.

El proyecto del IVE será puesto a consideración en una sesión especial que se iniciará a las cuatro de la tarde y de la cual la mayoría de los legisladores participará de manera remota, como ocurrió desde que se declaró la pandemia por coronavirus.

De acuerdo con la decisión parlamentaria emitida por la Presidencia de la Cámara, sólo se permitirá la presencialidad a poco más de una docena de senadores en el recinto: cuatro por cada uno de los dos bloques mayoritarios (el Frente de Todos y Juntos por el Cambio) y seis por las demás bancadas. El resto de los legisladores deberá pronunciar sus discursos a través de la plataforma Webex, que viene utilizándose desde mayo y que funcionó sin mayores inconvenientes durante los meses de pandemia.

El resto del edificio del Congreso permanecerá cerrado y no se permitirá el paso a personas ajenas al estricto protocolo parlamentario dentro del hemiciclo. Tampoco se habilitarán los pasillos. La prensa que se acreditó especialmente para esta sesión, alrededor de ochenta reporteros, será ubicada en el atrio del edificio y en el Salón de las Provincias, contiguo al Salón Azul y por donde suelen ingresar las autoridades nacionales cada vez que asisten a la sede legislativa.

El proyecto aprobado por la Cámara de Diputados el 11 de diciembre, con 131 votos a favor, cuenta con apoyos y rechazos en el Senado, por lo que la definición se conocerá con el transcurrir de la sesión o, tal vez, en el mismo momento de la votación. Por ahora, los números están muy parejos, con una leve ventaja a favor de su aprobación.

VER TAMBIÉN: Cien años de lucha por el derecho al aborto

 

La votación

Los números están ajustados. Si bien algunos senadores pedían cambios en la iniciativa para dar la aprobación, el Gobierno negó esa posibilidad, ya que las modificaciones devolverían el proyecto a Diputados, lo que frustraría la intención de que el aborto legal se apruebe antes de fin de año.

Hasta esta mañana, la votación se encuentra con 34 votos a favor, 32 en contra, 2 abstenciones, 2 ausentes y 2 indecisos.

Durante la sesión, el tucumano José Alperovich estará ausente, en uso de licencia extraordinaria hasta el 1.° de enero tras ser denunciado por abuso sexual contra una familiar. El expresidente Carlos Menem tampoco participará del debate, ya que se encuentra internado y en coma inducido. Ambos votaron en contra del proyecto en 2018.

Entre las y los indefinidos se encuentran Edgardo Kueider (Frente de Todos) y Stella Maris Olalla (UCR), de Entre Ríos. El primero firmó el dictamen en disidencia, lo que sugiere que está más cerca del "verde" que del "celeste".

La rionegrina Silvina García Larraburu en 2018 votó en contra, pero habría sido convencida por sus pares kirchneristas para que este año vote a favor. Incluso, firmó el dictamen de mayoría y en varias declaraciones dio a entender que su voto será positivo. También es incierto lo que hará su coprovinciano Alberto Weretilneck, que en el último plenario de comisiones reclamó modificaciones a la ley.

Sergio "Oso" Leavy (Frente de Todos), que dos años atrás había votado en contra, ahora podría cambiar luego de la reunión que mantuvo semanas atrás con el presidente Alberto Fernández, que le pidió explícitamente que reconsiderara la postura. La neuquina Lucila Crexell es otro de los votos que siguen en disputa: en 2018 se había abstenido, pero en los últimos meses dio señales de que podría votar a favor, si bien se mantiene firme en que la legalización y despenalización deberían regir hasta la semana 12 y no la 14, como está previsto en el proyecto en consideración.

El catamarqueño Oscar Castillo (UCR) había votado a favor en 2018, pero ahora guarda silencio y podría llegar a abstenerse. La cordobesa Laura Rodríguez Machado, que dos años atrás había estado a favor, sorprendió al no firmar el dictamen de mayoría a favor de la legalización. Sin embargo, habría tomado esa decisión para evitar escraches del sector celeste y su postura no variaría en la votación de este martes.

En caso de paridad de votos, la encargada de desempatar y resolver la contienda será Cristina Kirchner, que votaría a favor del voto legal si se tiene en cuenta que dos años atrás, cuando era senadora, se expresó en ese sentido

VER TAMBIÉN: Fieles y jerarquías religiosas no comparten la misma opinión sobre la IVE

sociedad | aborto legal | congreso | interrupción voluntaria del embarazo |