Milagros Saavedra: “La lucha por el aborto legal hizo que un montón de jóvenes se sumaran a la política”

En el marco de un nuevo 8 de Marzo, la activista feminista y estudiante de la UNCUYO dialogó con Unidiversidad. Relató su militancia y se reconoció heredera de las luchas de quienes gestaron el feminismo en Mendoza.

Milagros Saavedra: "La lucha por el aborto legal hizo que un montón de jóvenes se sumaran a la política"

Foto: Belén Godoy para www.xumek.org.ar

Sociedad Unidiversidad #8M 2021 / por Julia López / Publicado el 05 DE MARZO 2021

Milagros Saavedra es una joven feminista y estudiante de la UNCUYO. En las vísperas del 8 de Marzo, habló con Unidiversidad sobre su historia, su militancia multifacética, su interés en el ciberactivismo y la importancia de que la juventud se interese por la política.

Tiene 20 años, estudia Sociología en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales y acaba de aprobar el ingreso a Derecho. Juega al básquet –había dejado a sus 15 o 16 años, pero retomó recientemente– y por las mañanas trabaja en un negocio. Le gusta ir a ver toques de bandas, a veces sale a correr y dedica mucho tiempo a las redes sociales.

Lo que parece una vida bastante ocupada es solo una parte y no se completa sin su activismo. La joven milita en la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito; en Ni Una Menos Mendoza; en Correpi Mendoza, y en el Proyecto GEA, que es de género, economía y ambiente. Además, en la universidad, es coordinadora estudiantil de Sociología. “Por ahora, en nada más”, dice entre risas.

Foto: Aisha Maya Bittar

Milagros empezó a participar en política en 2016, cuando tenía 15 años. “Empecé a militar de forma independiente, iba a las marchas sola. En ese momento, no conocía a pibas de mi edad que fueran”, contó. La primera vez que asistió a una manifestación fue el 8 de marzo de ese año con su mamá, que es docente y participaba de los reclamos del SUTE. 

Desde el comienzo de su interés por la política, Milagros Saavedra vio la potencialidad de las herramientas digitales. Recuerda que ya en ese momento, las redes sociales fueron una herramienta muy importante para su militancia, “y creo que para la de varias pibas”, acota. Es que empezaron a conocerse, sobre todo a través de Twitter, y a organizarse para ir a manifestaciones juntas.

VER TAMBIÉN: Federici: “Las jóvenes completarán el feminismo que iniciamos”

Empezó a militar porque buscaba respuestas. A veces, simplemente no coincidía con lo impuesto; otras veces, veía situaciones de desigualdad (“¿Por qué yo, por ser mujer, tengo que hacer o vivir tal cosa?”). “Hay ideas sueltas que te van llevando al feminismo —asegura Milagros—, pero el hecho particular en realidad fue que en mi casa se vivió violencia de género, o sea, mi mamá de parte de mi papá”. 

“Vivirlo de cerca me hizo ver que esto no es un hecho aislado sino que pasa, y pasa un montón, porque hay una sociedad machista. Ese fue el clic que me hizo decir: ‘No quiero que esto siga así, quiero ser feminista’”, recuerda en voz alta.

VER TAMBIÉN: Femicidios: en los dos primeros meses del año, hubo 47 mujeres asesinadas

 

La trama de sus militancias: contra el adultocentrismo, el patriarcado y el capitalismo 

Los reclamos feministas son diversos. Milagros contó que lo primero que la movilizó fueron la violencia de género y los femicidios, pero "lo que me impulsó realmente fue la lucha por el aborto legal”. Ahora, con la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo sancionada, la situación cambia y solo resta exigir el cumplimiento.

Foto: Facebook Aborto Legal Mendoza

“Con un grupo de pibis, nos empezamos a organizar entre todas las escuelas para ir juntes a los pañuelazos, nos organizamos como estudiantes secundaries por el aborto legal, y ahí tuve contacto con gente de la Campaña”. Cuando desde la organización vieron su participación en 2018, le ofrecieron sumarse. Su primera tarea como integrante de la Campaña por el Derecho al Aborto fue manejar la cuenta de Instagram de la Regional Mendoza, lo que para ella fue un gran reconocimiento.

VER TAMBIÉN: El estudiantazo federal se sintió en Mendoza 

“Me sentía muy feliz en ese momento —recordó—, también porque era algo muy conectado con mi forma de militancia. El ciberactivismo, para mí, es una herramienta muy importante y esa fue mi tarea un montón de tiempo”. De hecho, Milagros tiene más de 12 mil seguidores en Instagram (@milisaavedrawe) y lo usa para divertirse, claro, pero también para compartir información, denuncias, reclamos, convocatorias.

“Sin marco teórico” ha ido implementando su ciberactivismo. En la práctica, aprende a evitar los ciberataques, el ciberacoso y otras violencias en las redes sociales, “un terreno muy hostil para las mujeres y para otras identidades de género”. 

VER TAMBIÉN: Disciplinamiento y violencia machista en las redes: nueva modalidad para un flagelo histórico

En su etapa de estudiante de escuela secundaria, no era solo la legalización del aborto lo que interpelaba a Milagros, sino también –y sobre todo– la primera consigna de la Campaña: “Educación sexual para decidir”. Cuando asistía a la Escuela del Magisterio, identificó que “la ESI era nula en casi todas las escuelas” y ese derecho conquistado en 2006 no se estaba garantizando, como tampoco el acceso a métodos anticonceptivos. “Siempre había un ninguneo porque somos pibas, porque somos mujeres, porque vivimos en un sistema capitalista. Teníamos esa triple opresión: el adultocentrismo, el patriarcado y el capitalismo”, explica con claridad Milagros.

Sin embargo, lo más importante de todo es otra cosa: “L lucha por el aborto legal trajo otras luchas juntas, hizo que un montón de pibas, pibes y pibis se sumaran a la política y tuvieran esa impronta de transformación social, que realmente empezáramos a tener voz”.

Foto: Mendoza Post (Ofelia Fernández, Milagros Saavedra y Camila Sosa)

Su militancia en Correpi se relaciona con todo esto. Milagros se moviliza contra la criminalización de la juventud y la violencia policial e institucional, “sobre todo contra las mujeres, porque el Estado es machista y nos sigue oprimiendo”, explica. Adopta la mirada de “un feminismo antirrepresivo y antipolicial”.

Se identifica, además, con el feminismo interseccional, “que tiene en cuenta la clase, la raza, el género” y otras características identitarias. Es un enfoque actualizado, “para no quedarse solamente con las teorías europeas y construir un feminismo latinoamericano” que incluya otras problemáticas.

 

La clave del presente es el cruce generacional

Esta corta e intensa vida militante ha hecho que Milagros Saavedra hoy sea compañera de lucha de quienes en algún momento fueron sus referentas, a las que miraba con admiración: “Es muy movilizante pensar que hoy somos pares con las que vienen hace mucho tiempo construyendo un feminismo local, tal vez quienes han gestado el feminismo acá en Mendoza”.

Militar también es “una forma de agradecimiento por lo que ellas hicieron —reflexiona Milagros—. Es decir: ‘Estoy acá porque ustedes hicieron todo esto posible, nos abrieron las puertas’. Y yo quiero dar lo que más pueda de mí para hacer valer todos sus años de lucha”. Se reconoce heredera de aquellas feministas y asegura que “es un aprendizaje permanente”. 

Foto: Primitivo Sub-Real

 

#8M: Paro Internacional de mujeres, niñas, adolescentes, lesbianas, travestis, trans y no binaries

Lejos estamos de vivir en un mundo sin desigualdad, sin jerarquías y sin violencia. En el reclamo para el #8M de este año se hace eco de la demanda nacional en torno a los femicidios, travesticidios y transfemicidios: el Estado es responsable. En Mendoza, particularmente, exigen la renuncia de Roberto Munives, jefe de la Policía, y de Raúl Levrino, ministro de Seguridad, como responsables por el asesinato de Florencia Romano, cometido a fines del 2020.

La marcha de este 8 de marzo comienza en el nudo vial de Acceso Este y Costanera a las 18:00. “Con todos los cuidados, se tiene que salir a marchar porque llevamos más femicidios que días en el año, la situación no da para más”, convoca Milagros.

“Y no solo eso —agrega—, sino también todos los casos de represión policial que ha habido últimamente, sobre todo a mujeres, en el Parque Canota y a las compañeras de San Martín, por pegar carteles sensibilizando y concientizando sobre los femicidios e invitando a la marcha. Nos parece muy grave”. 

VER TAMBIÉN: Violenta detención en el Parque Canota: “No es un caso aislado”

Es el Día de la Mujer Trabajadora y los reclamos lo demuestran: igualdad en el salario, visibilización del trabajo no pago. Este año se hace hincapié en el ámbito de la salud: “En la provincia, estamos con una situación bastante complicada”, comenta Milagros, ya que son profesionales que trabajan de manera precarizada. “Pasa lo mismo con docentes”, una profesión sumamente feminizada.

Sin embargo, este 8 de marzo es especial. Por primera vez después de largos años, no es necesario incluir el aborto legal, seguro y gratuito entre las demandas principales. “Se siente un montón de felicidad —dice sonriente la militante de la Campaña—, ya está, ya es ley”. 

VER TAMBIÉN: El aborto ya es legal en Argentina