Próvolo: la defensa pidió la absolución de los acusados o la pena mínima

Lo solicitó al finalizar su alegato. La defensora oficial Alicia Arlotta criticó a la querella por comparar esta causa con los delitos de lesa humanidad.

Próvolo: la defensa pidió la absolución de los acusados o la pena mínima

Antes de la sentencia, los acusados tendrán la oportunidad de decir sus últimas palabras. Foto: Prensa Poder Judicial

Sociedad Unidiversidad Abusos en el Instituto Próvolo / por Verónica Gordillo / Publicado el 19 DE NOVIEMBRE 2019

La absolución o la pena mínima: ese fue el pedido que hizo la defensa de los sacerdotes Nicola Corradi (83) y Horacio Corbacho (59) y el jardinero Armando Gómez (49), acusados de cometer entre todos 25 hechos de abuso sexual y corrupción de menores contra exestudiantes de la sede local del Instituto Antonio Próvolo. El pedido lo hizo al concluir sus alegatos la defensora oficial de los tres acusados, Alicia Arlotta, que fue la última que argumentó frente al Tribunal que juzga a los tres imputados por cometer presuntos vejámenes contra chicos y chicas sordas.

La defensora comenzó su alegato el jueves y concluyó este martes. En la primera parte, hizo un relato pormenorizado de cada uno de los hechos por los que fueron acusados sus defendidos y de las pruebas presentadas, las que consideró insuficientes para alcanzar los estándares de certeza requeridos por la Justicia.

Arlotta planteó primero la anulación de las acusaciones por entender que se violó el derecho de legítima defensa de los imputados. Esto, porque aseguró que las denuncias no tienen precisiones de espacio ni de tiempo, por lo que juzgó difícil la defensa de los acusados.

Próvolo: la fiscalía pidió condenas de 45 años para los dos sacerdotes

El jefe de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Alejandro Iturbide, pidió 45 años de prisión para los sacerdotes Nicola Corradi (83) y Horacio Corbacho (59) acusados de abusar y corromper a los niños y niñas que asistían a la sede local del Instituto Antonio Próvolo.

La defensora solicitó que, si no se hace lugar a la anulación, se absuelva a los tres imputados por entender que los relatos de los exalumnos no tienen las precisiones ni los estándares judiciales que se necesitan para condenar a una persona. En caso de que el Tribunal no haga lugar a la absolución, pidió que se los condene a las penas mínimas, es decir, a 10 años, ya que la escala asciende hasta las 50, si se tienen en cuenta todas las acusaciones que pesan sobre los imputados.

Los querellantes pidieron condenas de 50 años para los sacerdotes

La querella pidió una condena de 50 años para los sacerdotes Nicola Corradi (83) y Horacio Corbacho (59) y de 30 para el jardinero Armando Gómez (49), acusados de abusar y corromper a los chicos y chicas sordas que asistían al Instituto Antonio Próvolo.

Uno de los argumentos que dio Arlotta para solicitar la absolución del cura Corbacho fue que los representantes del Ministerio Público Fiscal no pudieron demostrar que el sacerdote estaba en la sede local del instituto en 2007. Tanto los letrados privados que defendieron al sacerdote en la primera etapa del proceso como la defensora oficial sostuvieron que el cura no estaba en Mendoza durante ese año.

Arlotta consideró desproporcionado el pedido de pena que hicieron los representantes del Ministerio Público Fiscal, que fue de 45 años para los sacerdotes y de 22 y medio para el jardinero. Fundamentó su postura en dos aspectos: que al monaguillo Jorge Bordón lo condenaron a 10 años de prisión por haber reconocido su autoría en 11 hechos y que, por la edad de los imputados, esas condenas serían en la práctica como una cadena perpetua.

Próvolo: la sentencia será antes del 26 y estarán los sobrevivientes

Los sobrevivientes presenciarán la lectura de la sentencia que dictará el Tribunal antes del 26 de noviembre contra los sacerdotes Nicola Corradi (83) y Horacio Corbacho (59) y el jardinero Armando Gómez (49), acusados de cometer abusos sexuales y corromper a los chicos y chicas que estaban a su cuidado en el Instituto Próvolo.

Al finalizar su argumentación, la defensora oficial le contestó directamente al querellante por Xumek, Lucas Lecour, que en su alegato comparó los delitos por los que se juzga a los imputados con los de lesa humanidad y terminó su alocución con la frase “Nunca Más". Arlotta dijo que no permitirá que nadie haga esa comparación, teniendo en cuenta que, según explicó, su padre fue perseguido por la dictadura cívico-militar.

 

Etapa final

El proceso se reanudará mañana miércoles, cuando el Tribunal pedirá que la Fiscalía responda a la solicitud de nulidad de las acusaciones presentado por la defensa. Luego, los representantes del Ministerio Público y los querellantes tendrán la oportunidad de responder a los planteos de la defensora.

Una vez que se cumplan estos pasos, el Tribunal les dará la posibilidad a los acusados de decir unas últimas palabras. Luego, los magistrados determinarán cuándo dictarán sentencia, aunque será antes del 26, porque ese día se vencen los plazos de las prisiones preventivas que cumplen los dos sacerdotes.

provolo | abusos | sordos | sacerdotes | corradi | corbacho | italia | verona | corrupción